webislam

Viernes 29 Mayo 2020 | Al-Yuma 06 Shawwal 1441
1773 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=20303

Arrojando luz sobre los versículos del ayuno (II)

Conferencia pronunciada en la mezquita de Puerto Rico

24/08/2011 - Autor: Mohamed Bellahcen - Fuente: Webislam
  • 43me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Azora de La Vaca, versículo: 184.
Azora de La Vaca, versículo: 184.

De la opcionalidad del ayuno a su obligatoriedad

Queridos hermanos, seguiremos el día de hoy con el tema que comenzamos en el sermón del viernes sobre las aleyas del ayuno. Esta noche toca hablar de la segunda aleya en la que Allah, Exaltado sea, dice:

Ayunad Por un determinado número de días, fijados para ello. Pero el que está enfermo o de viaje podrá hacerlo, en igual número, otros días. Y los que pudiendo ayunar (no lo hagan o interrumpan su ayuno) que alimenten, como exención, a unos pobres. Pero quien haga el bien espontáneamente será mejor para él. Y que ayunéis es mejor para vosotros si sabéis. (2:184)

En esta aleya “días” hace referencia al tiempo y es un determinado número de días, es decir que son pocos, y Allah, Enaltecido sea, especifica su número en la siguiente aleya: En el mes del Ramdán se hizo descender el Corán (…) (2:185). Entonces un determinado número de días hace referencia al hecho de que el ayuno obligatorio se hace en pocos y contados días, un tiempo tomado de un largo período pues nuestro desayuno es más largo que nuestro ayuno, y el tiempo de comer es más que el tiempo de abstinencia y esto es una misericordia y una amabilidad por parte del Misericordioso hacia nuestra debilidad, tal y como dice el doctor ‘A’id Alqarni, puesto que podía haber prolongado su duración.

En cuanto al que está enfermo o de viaje, puede obviar el ayuno mientras dure la enfermedad o el viaje cumpliendo luego con la prescripción y ayunando los días que falten para su finalización. Pero el que goza de buena salud y no se encuentra de viaje y tiene la capacidad para observar el ayuno se le da a elegir entre ayunar, o si no, alimentar por cada día no ayunado a un necesitado que carezca de medios.

Es decir que la obligatoriedad del ayuno se ha impuesto de forma progresiva al igual que cuando Allah, Ensalzado sea, prohibió el alcohol. No lo hizo de una sola vez. O sea que Allah, el Sapiente, quería sacar a la comunidad musulmana de una primera etapa en la que no ayunaban a una segunda etapa en la que se les recomendaba ayunar pero de forma opcional, y si no lo hacían podían alimentar a un pobre por cada día no ayunado. En una tercera y última etapa, el ayuno se hacía obligatorio, tal y como veremos a continuación.

Es como si el ayuno fuera prescrito de forma opcional en un principio y cuando los musulmanes fueron acostumbrándose a este nuevo precepto, entonces fue revelada la siguiente aleya: … así pues quien vea el mes es decir la nueva luna que indica el comienzo del mes, que ayune…. (2: 185)

Cuando el profeta (paz y bendiciones de Allah sean con él) llegó a Medina ayunaba tres días de cada mes, así como el día de ‘ashuraa’ (el día diez del primer mes lunar: Muharam) y Allah, exaltado sea, reveló las dos siguiente aleyas:

¡Creyentes! Se os ha prescrito el ayuno al igual que se les prescribió a los que os precedieron ¡Ojalá tengáis taqwa! (consciencia de Allah) Por un determinado número de días, fijados para ello. Pero el que está enfermo o de viaje podrá hacerlo, en igual número, otros días. Y los que pudiendo ayunar (no lo hagan o interrumpan su ayuno) que alimenten, como exención, a unos pobres …

A partir de este momento, quien quisiera, ayunaba y quien no, alimentaba a unos pobres, es decir que a los musulmanes en un principio se les recomendaba ayunar tres día de cada mes, o si no, presentaban una exención. Pero luego cuando fue prescrito el ayuno del mes del Ramadán, el ayuno se convirtió en una obligación y un pilar de los pilares del Islam.

En resumidas cuentas, la aleya ... y los que pudiendo ayunar (no lo hagan o interrumpan su ayuno) que alimenten, como exención, a unos pobres … fue abrogada por la siguiente aleya: … así pues quien vea el mes es decir la nueva luna que indica el comienzo del mes, que ayune…. No obstante existe la opinión de que la aleya anterior no fue abrogada y que ésta hace referencia al anciano que aun pudiendo ayunar, interrumpe su ayuno debido a su debilidad.

Ibn Kazir, sin embargo, uno de los grandes exégetas del Noble Corán, dice que la abrogación existe en cuanto al que goza de buena salud y no se encuentra de viaje, pero el anciano que no puede ayunar puede obviar el ayuno y no tiene que compensarlo dado que no se espera a que pase a una situación en la que sea capaz de hacerlo en otros días, de modo que tiene que alimentar a un pobre por cada día no ayunado. Junto a este grupo se podría añadir también al que padece de una enfermedad crónica e incurable, tal como la diabetes, por ejemplo.

Uno puede preguntar: ¿si el ayuno era opcional en un principio, por qué Allah, Exaltado sea, dice “Y que si ayunáis es mejor para vosotros”? La respuesta es que era necesario que Allah señalara que el ayuno es mejor, dado que Él mismo es quien nos recompensará por él; eso a parte de que el ayuno es un beneficio para nosotros ya que nos permite cultivar la obediencia, la rectitud y la paciencia. Si la gente supiera realmente cuáles son los beneficios del ayuno y comprendiese la realidad de esta práctica, desearía que todo el año fuera Ramadán, pero sólo Allah sabe más.

¡Gloria a tu Señor!, el Señor del Poder, pues Él está por encima de lo que Le atribuyen. Paz sobre los enviados. Y alabanzas a Allah, el Señor de todos los mundos.


Anuncios



play
play
play
play
play
play
play
play

 

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/62317-arrojando_luz_sobre_los_versiculos_del_ayuno_ii.html