webislam

Miercoles 11 Diciembre 2019 | Al-Arbia 13 Rabi al-Zani 1441
1722 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=20039

Elbahi Abd Elkabir: Culpo al estado marroquí del empeoramiento de mi delicado estado de salud

Seguí un carísimo programa de rehabilitación, el cual vació los bolsillos de mis padres que se vieron obligados a pedir un préstamo bancario para sufragarlo

21/07/2011 - Autor: Elbahi Abd Elkabir - Fuente: Webislam
  • 15me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Abd Elkabir.
Abd Elkabir.

A la vista del bloqueo impuesto a todos los ciudadanos libres marroquíes, no era sorprendente que el régimen desarrollara y perfeccionara sus métodos represivos basados en acosos, detenciones ilegales, torturas, asesinatos, todo tipo de vejaciones y ultrajes con el fin de exasperar los ánimos y humillar al pueblo marroquí.

En este contexto, llegué a sufrir las peores torturas, llegado el caso a que las fuerzas represivas del régimen me tiraron desde la cuarta planta de la Residencia Universitaria de Marrakech en una intervención brutal para separar una manifestación estudiantil convocada por el Sindicado “Unión Nacional de Estudiantes de Marruecos”. El objetivo de la manifestación era reclamar mejorar la situación actual y garantizar unas condiciones mínimas de dignidad para el estudiante marroquí (Vivienda, salud, alimentación...), pero la respuesta del régimen fue a sangre y fuego, practicando un elevado número de detenciones, y causando lesiones y secuelas físicas en algunos jóvenes.

Sin ningún tipo de exageración, mi situación actual me lleva a desear la muerte, a causa de problemas físicos y psicológicos terribles que estoy sufriendo. Si no fuese por mi fe, por entender que la libertad tiene un elevado precio, por mis principios y por la legitimidad de nuestra lucha, hubiera puesto fin a la forzosamente llamada "vida”. En un país que mata a sus hijos como si fuesen moscas, es una larga serie de sufrimiento cuyo primer episodio empezó en el momento que el régimen opresor me tiró de la cuarta planta sin tener en consideración mi condición de ser humano. Ahora, ya no veo los límites cómo poder respirar y vivir entre los trabajadores y los pobres de este país después de haber salido de un coma casi irreversible, me encontré rodeado de los matones de la "policía política". Mientras trataba de recuperarme el aliento, recibía de nuevo bofetadas y golpes, y me preguntaban mi verdadero nombre, la información más privada sin preocuparse por mi delicado estado de salud. Es el culmen de la tiranía y humillación.

Después del reconocimiento médico, se detectó que tenía fracturas en la columna vertebral, en las costillas y hemorragias internas a la altura del abdomen y la cabeza. No sé cómo describir mi estado de ánimo. Mi primera intervención quirúrgica fue realizada el lunes 19/05/2008 en el Hospital Ibn Tofail de Marrakech en la columna vertebral, con NE 11272/08. Luego, seguí un carísimo programa de rehabilitación, el cual vació los bolsillos de mis padres que se vieron obligados a pedir un préstamo bancario para sufragarlo. Abandoné el hospital dirigiéndome a un centro especializado de rehabilitación, donde recibí un informe médico que reconocía un porcentaje de incapacidad permanente del 80. Esto me obligó a moverme durante un año y medio con una silla de ruedas. Así, empezó una nueva etapa de rehabilitación y logré ponerme en pies o moverme apoyado en muletas. El 11/11/2008, me practicaron una segunda cirugía con NE 24839/08, pero desafortunadamente no tuvo éxito alguno después de haberse roto una lámina metálica que fijaba mi columna vertebral. Desde entonces no ha parado el dolor, ya que aún necesito una tercera intervención quirúrgica. En este momento, estoy en peligro de quedarme tetrapléjico, si no se lleva a cabo la operación lo más pronto posible. Además, mi demanda está bloqueada, y ha perdido el camino en el sistema de “justicia” del régimen actual. El procedimiento instruido ante la justicia está casi archivado bajo el nombre de registro 693/S/2008.

Mi lucha tuvo diferentes formas: acampada frente las instituciones competentes, especialmente cuatro veces ante el Consejo Consultivo de Derechos Humanos, huelga de hambre en la que estuve envuelto en un sudario a la espera de ser escuchado mi grito de protesta enardecida por el fuego del dolor y la incapacidad en plena juventud por aquellos oídos sordos.

Mi familia recibió también todo tipo de persecuciones: mi hermano mayor ha sido expulsado de su trabajo por reclamar justicia en mi caso, tras de haber sufrido muchas molestias y humillaciones. Además de lo que representa mi tragedia y por su insistencia en impartir justicia, mi padre la tuvo cruda, le metieron tres veces en prisión. La primera duró dos meses encarcelado, la segunda fueron cinco meses de los cuales pasó solamente en prisión dos meses, y la tercera permanece en este momento recluido en la prisión Lakhal de Alaiún, famosa por el nombre de la “cárcel negra”, sufriendo todo tipo de tortura con el fin de borrar mi caso.

Por último, deseo anunciar los siguientes puntos a la opinión pública nacional e internacional:

Seguir firmemente adelante con mi causa justa, y exigir el enjuiciamiento de los agresores.

Liberar inmediata e incondicionalmente a mi padre, retenido en la prisión Lakhal de Alaiún.

Recuperar el cobro del salario de mi padre, único recurso para sacar adelante nuestra familia.

Responsabilizar al Estado marroquí de mi seguridad y la de mi familia.

Reclamar mi derecho de recibir un tratamiento médico gratuito, ya que necesito una tercera intervención quirúrgica a la altura de la columna vertebral como resultado del último secuestro sufrido, con el pretexto de mi participación en el Movimiento del 20 de Febrero.

Disfrutar de una seguridad tanto para mí como para mi familia por parte del Estado marroquí.

Responsabilizar al Estado marroquí del empeoramiento y/o deterioro de mi estado de salud, y sus respectivas consecuencias.

Solicitar a las organizaciones de Derechos Humanos tanto nacionales como internacionales atender urgentemente mi caso.

Agradecer a todas las personas que me han prestado la ayuda en estas circunstancias dolorosas.

Traducción del árabe: Omnia Nur

 

Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/62067-elbahi_abd_elkabir_culpo_al_estado_marroqui_del_empeoramiento_de_mi_delicado_est.html