webislam

Sabado 7 Diciembre 2019 | As-Sabat 09 Rabi al-Zani 1441
718 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=20014

Aquí y Ahora

Porque el auxilio viene de Dios y Verdaderamente, Dios está con aquellos que son pacientes (Corán 2:253)

17/07/2011 - Autor: Hajj Wilfredo Amr Ruiz, Esq. - Capellán Musulmán - Fuente: El Nuevo Dia - Opinión - Julio 16, 2011
  • 51me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Os Pondremos a prueba por terror, hambre, pérdidas en vuestros bienes, en vuestras almas y en vuestras cosechas. Pero anuncia buenas nuevas a los que
Os Pondremos a prueba por terror, hambre, pérdidas en vuestros bienes, en vuestras almas y en vuestras cosechas. Pero anuncia buenas nuevas a los que

Incuestionablemente vivimos abatidos y nos derriba la desesperanza, duda y desaliento. Todo responde a que nos encontramos en una sociedad donde la criminalidad y violencia se han disparado a niveles históricos nunca antes vistos. La pobreza y las dificultades financieras tocan a la mayoría de los sectores.

Se complica aún más el tétrico panorama cuando le añadimos que las virtudes éticas y morales que alguna vez gozamos se hacen cada vez más etéreas. Muchos desesperan para sólo encontrar soluciones efímeras en vicios, dioses humanizados o en tener como meta última el goce temporal de lo inmediato.

Erróneamente se nos ha inculcado que el presente lo es todo y que el mañana es extensión del presente. En nuestros tiempos y en nuestras culturas “modernas” se alaba y exalta a lo inmediato: el ‘aquí y ahora’. Lo inmediato es contrario a la paciencia que como virtud, ha sido abatida y desaparece progresivamente de nuestra cultura mostrándosenos como impotencia; empequeñeciéndola, ridiculizándola y desvirtuándola.

El Dr. Aaidh Al Qarni, autor de ‘Nada te Turbe’ nos señala en su libro que la felicidad es un arte y como tal debe ser aprendida. Un principio básico para obtenerla es tener la capacidad de soportar y manejar cualquier situación. Es por ello, nos enfatiza Al Qarni, que no debemos dejarnos regir por las circunstancias difíciles ni tampoco molestarnos por problemas insignificantes. A lo que debemos movernos para alcanzar la felicidad es a desarrollar tanto la pureza de nuestros corazones como nuestras capacidades para soportar las dificultades con paciencia.

Con sapiencia inspirada por el Creador el profeta Muhámmad (sws) manifestó que la paciencia era una virtud de tal magnitud que constituía la mitad de la fe; y señaló además que “la victoria viene con la paciencia, el alivio con la aflicción y la facilidad con la dificultad”. No existe otra manera de soportar eficientemente las pruebas difíciles en nuestras vidas más que con paciencia y tolerancia. Tener ambas no debe malinterpretarse como conformismo inútil o signo de debilidad. Quien las desarrolla más bien goza de una fortaleza espiritual suficiente que le sirve de herramienta indeleble ante las adversidades; ya fuesen la inseguridad, la soledad, el miedo a la pobreza o el deterioro de la salud.

Practiquemos paciencia y tolerancia en nuestras acciones diarias. Y es que no internalizaremos estas virtudes mediante los libros ni por mucho que nos las aconsejen; las tenemos que adquirir y desarrollar por nosotros mismos.

Únicamente adquiriremos paciencia practicándola en lo poco y en lo mucho; en lo trivial y lo profundo; en lo liviano y lo pesado. Bien manejadas, las dificultades muchas veces nos activan intelectual, física y espiritualmente; haciéndonos seres más productivos y, mejor aún, haciendo que seamos más devotos al desarrollar en nosotros otros niveles de espiritualidad.

La situación actual que progresivamente deteriora nuestro entorno nos ofrece el medio ambiente ideal para encontrar y desarrollar la paciencia en nuestro diario vivir, en el ahora. En estos momentos difíciles, ante pruebas de toda clase y magnitud, nos tenemos que levantar y sacar la paciencia de nuestra caja de herramientas para trabajar con ella enfrentando el arduo y espinoso camino de la vida.

Recorrámoslo seguros de que el auxilio sólo vendrá cuando seamos pacientes. Porque el auxilio viene de Dios y “Verdaderamente, Dios está con aquellos que son pacientes” (Corán 2:253). El Misericordioso promete al paciente aún más que Su compañía pues Él nos asegura que “Dios ama a los pacientes”. (3:146) Nuestro dolor y sufrimiento limitado y finito será pues nuestro sacrificio para el Creador a cambio de una recompensa ilimitada e infinita.

Versión en línea: http://www.elnuevodia.com/voz-aquiyahora-1016983.html
Contáctenos:
En la Web: http://www.facebook.com/musulmanes.hispanos
Por e-mail: wruizlaw@yahoo.com ó musulmanes.hispanos@facebook.com

 


Anuncios
Relacionados

Discurso número 53 de Al-Yilani

Artículos - 16/07/2002

Acerca del bendito mes de Ramadan

Artículos - 06/11/2004

Ya Nur

Poesía - 26/10/1998



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/62037-aqui_y_ahora.html