webislam

Viernes 29 Mayo 2020 | Al-Yuma 06 Shawwal 1441
2328 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=19835

Algunas lecciones extraídas de la historia de la gente de la caverna

En las historias que nos narra Allah en su Libro Sagrado hay muchas enseñanzas y lecciones que nos puedan ser de mucha utilidad en nuestras vidas

26/06/2011 - Autor: Mohamed Bellahcen
  • 37me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Cartel que anuncia el evento y la imagen del conferenciante.
Cartel que anuncia el evento y la imagen del conferenciante.

La razón de la revelación de esta historia es que los politeístas de la Meca querían ridiculizar y poner a prueba al profeta Muhammad (paz y bendiciones de Allah sean con él) enviando a dos personas de ellos a los judíos de la Medina para preguntarles sobre la veracidad del mensajero de Allah. Entonces los judíos les dijeron: si ustedes quieren saber si Muhammad es un hombre veraz y un profeta enviado por Dios pregúntenle sobre tres cosas: sobre un hombre que viajaba del este al oeste, sobre el alma y sobre la historia milagrosa de unos muchachos que vivieron hace varios siglos. ¿Qué es lo que sucedió con ellos?

Efectivamente fueron al profeta y se lo preguntaron y él dijo: responderé mañana. Llegó el día en el que el profeta tiene que darles la respuesta pero él aun no había recibido la revelación informándole sobre lo preguntado y transcurrieron quince días sin que se le revele nada y el motivo de la tardanza de la revelación era porque el profeta (paz y bendiciones de Allah sean con él) dijo que respondería al día siguiente y se le olvidó decir: Si Dios quiere. Como consecuencia descendió la siguiente aleya:

Y no digas respecto a algo: Lo haré mañana a menos que añadas: Si Allah quiere y recuerda a tu Señor cuando olvides y di: Puede ser que mi Señor me guíe a algo que se acerque más que esto a la recta guía (18:23-24).

La historia, en resumidas cuentas, habla de un pueblo sumergido en la adoración de los ídolos en vez de Allah y no sólo se prohibía adorar al Único Dios, sino que la gente estaba obligada a adorar a estos ídolos y a ofrecerles ofrendas y sacrificios y a mostrarles su devoción y veneración. Entre esta gente se encontraba un grupo de jóvenes que en su mayoría pertenecía , según algunos comentaristas, a la clase alta de la sociedad y que gracias a su intelecto e inteligencia han reconocido los signos de Allah depositados en el universo y han decidido hacer pública su fe y creencia. Los pocos que adoraban a Allah se les castigaban severamente para renunciar su religión y retornar a la adoración de dichos ídolos, y si no, se les crucificaba y se les mataba en plazas abiertas con el propósito de intimidar y asustar a los que se atrevían a renunciar la religión del pueblo. Cuando estos jóvenes hicieron pública su fe reconociendo la unicidad de Allah y repudiando la adoración de ídolos que carecen de toda importancia cosa que enfureció al gobernador y sus consejeros, han decidido recurrir a una cueva abandonando su familia y dinero para proteger a su religión, buscando así el agrado de Allah y su misericordia.

Allah dice a este respecto:

Cuando los jóvenes se refugiaron en la caverna y dijeron: ¡Señor nuestro, concédenos una misericordia de Tu parte y resuelve nuestra situación dándonos una dirección correcta! (18:10).

En fin, Allah los dejó dormir durante muchísimos años y cuando se despertaron empezaron a preguntarse sobre el tiempo que permanecieron dormidos y al cabo de un tiempo sintieron hambre y enviaron a uno de ellos para traer comida dándole una moneda y pidiéndole que anduviera precavido y con precaución:

(…) enviad a uno de vosotros a la ciudad con el dinero que tenéis para que mire cuál es el alimento más puro y os traiga provisión de él; pero que actúe con sutileza de manera que no haga notar la presencia de ninguno de vosotros, pues es cierto que si os descubren os apedrearán u os harán volver a su forma de adoración y entonces nunca tendréis éxito (18:19-20).

No obstante, cuando este joven se presentó en la ciudad vio que todo había cambiado y cuando se acercó a comprar comida fue detenido y entregado al gobernador de entonces porque la ropa que vestía era muy antigua y la moneda que llevaba pertenecía a una época remota y la gente creía que se trataba de un tesoro. En definitiva, este joven fue interrogado por el gobernador, quien se había hecho musulmán así como todo el pueblo, y el primero contó todo lo que le había sucedido a él y a sus compañeros y lo llevó a la cueva para que viera con sus propios ojos a sus amigos. Estos jóvenes tal y como nos cuenta Allah, enaltecido sea, permanecieron dormidos milagrosamente durante 309 años:

Habían estado en su caverna trescientos años y nueve más (18: 25).

Esto era una señal del poder de Allah. Asimismo era una llamada de atención al hecho de que Allah apoya y protege a quien acude a Él a parte de ser una respuesta a quienes ponían en duda la resurrección de los cuerpos y nosotros sabemos tal y como dice el profeta (paz y bendiciones de Allah sean con él) en el hadiz que “dormir es hermano de la muerte”.

Allah no es un cuenta cuentos, es decir que no nos cuenta las historias para entretenernos sino que en las historias que nos narra Allah en su Libro Sagrado hay muchas enseñanzas y lecciones que nos puedan ser de mucha utilidad en nuestras vidas. En verdad son muchas las lecciones que podemos extraer de este relato pero nos vamos a limitar a mencionar cinco lecciones, quizás las más importantes debido a la escases del tiempo.

1- El gran poder de Allah. Aunque Allah, Exaltado sea, ha puesto en el universo una serie de leyes y normas inalterables, Él puede siempre anular alguna norma o ley si lo considera oportuno. Es Allah quien le dio al fuego la cualidad de quemar pero es Allah también quien anuló esta cualidad cuando su siervo y profeta Ibrahim (paz sea con él) fue arrojado al fuego. Allah, exatado sea, dice: Dijimos: Fuego: sé frío e inofensivo para Ibrahim (21:69).

En la historia de ‘Uzair que Allah nos cuenta en su Sagrado Corán:

O como aquel que pasó por una ciudad en ruinas y dijo: ¿Cómo le devolvería Allah la vida después de muerta? Entonces Allah lo hizo morir y pasados cien años lo devolvió a la vida: Dijo: ¿Cuánto has estado así? Un día o parte de un día. Dijo: No. Has estado cien años; mira cómo tu comida y bebida no se han estropeado y mira tu asno Del que por el contrario sólo quedan los huesos.. Todo ha sido para hacer de ti un signo que la gente pudiera ver. Mira cómo componemos de nuevo los huesos y los revestimos de carne. Y cuando lo vio con claridad, dijo: Es verdad que Allah es Poderosos sobre todas las cosas (2:259).

Esta aleya habla del poder de Allah que no tiene límite. Pues Allah, Exaltado sea, es el creador del tiempo y Él puede detener el tiempo cuando quisiese tal y como lo detuvo de modo que la comida se quedó fresca aunque pasaron cien años y dejó que el tiempo transcurriese con respecto al burro que murió y no se quedó de él sino huesos, lo mismo pasó con la gente de la caverna quienes permanecieron dormidos durante 309 años y Allah los volteaba para que el suelo no comiera su cuerpo como dice Ibn ‘Abass (Que Allah esté complacido con él) y al despertarse no notaron ningún cambio porque estaban igual de jóvenes que cuando durmieron pero sin embargo, todo lo que había a su alrededor había cambiado (la ciudad, la gente, etc.)

2- A parte de confiar en Allah, uno tiene que buscar motivos razonables para conseguir sus fines. La gente de la caverna aunque confiaba plenamente en Allah, no dejó de tomar precauciones, aconsejando a quien les traía comida a ser cauto y precavido a la hora de ir a la ciudad para no ser descubierto por el enemigo. Por eso el profeta (paz y bendiciones de Allah sean con él) dice: “confía en Dios, pero amarra al camello primero”. Se lo dijo a una persona que soltó al camello y entró a la mezquita a rezar y al salir no lo encuentró. Cuando el profeta Muhammad (paz y bendiciones de Allah sean con él) decidió emigrar a Medina se aprovisionó para el viaje, buscó un guía que conocía bien los camino del desierto y dejó a Alí, su primo, en su lecho a parte de confiar en Allah, Exaltado sea. Es decir que el musulmán o la musulmana debe confiar en Allah pero también tiene que esforzarse y trabajar para conseguir sus propósitos.

3- La gente discutió sobre el número de estos jóvenes y de hecho Allah dice:

Dirán eran tres y con el perro cuatro. Y dirán cinco y el perro el sexto, haciendo conjeturas sobre lo desconocido. Y dirán siete y su perro el octavo. Di: Mi Señor sabe mejor su número que sólo unos pocos conocen (…) (18:22).

Allah, dice Muhammad Asha’rawi, comentando esta aleya, omitió cierta información en esta sura y en otras para llamar nuestra atención y desviarnos a asuntos más importantes y saber el número de estos jóvenes no nos beneficia y no es nada útil y lo verdaderamente importante es que estos jóvenes se refugiaron en la caverna huyendo de la persecución del tirano gobernador romano protegiendo así su religión. Allah no sólo omitió el número de estos jóvenes sino tampoco menciona sus nombres ni el lugar donde sucedió esta historia ni el tiempo en el que ocurrió. Lo cual, como dice Asha’rawi, tiene su razón de ser pues Allah omitió su número, sus nombres, el lugar y el tiempo para que su historia fuera conocida en lo largo y ancho de la tierra y no tuviera que ver con tiempo, lugar y personas determinados ya que el elevar la bandera de la verdad es una obligación que abarca todo el espacio, todo el tiempo y todas las personas.

4- Una cosa que aprendemos de la historia es que estos jóvenes a pesar de las persecuciones y problemas que implicaría hacer pública su fe, no se echaron atrás sino que se quedaron firmes en su fe y su creencia en la unicidad de Dios y decidieron continuar con ello independientemente de las consecuencias. Por eso Allah mantuvo sus corazones en la fe, la perseverancia y la resistencia frente a la adversidad y aumentó su guía:

(…) Eran unos jóvenes que creían en Su Señor y los habíamos acrecentado en guía (18:13).

Aquí quisiera hacer un inciso y es que, como dice Asha’rawi, hay dos tipos de guía: guía de enseñanza y esta guía es para todo el mundo tanto el creyente como el incrédulo, porque Allah no sólo guía al creyente con el sentido de enseñar y mostrarle el camino sino que guía al no creyente también al camino recto y quien cree en Él merece ser ayudado por Allah quien le da energía para hacer el bien y le facilita esta tarea y este el segundo tipo que es guiar con el sentido de apoyar y ayudar. Entonces cuando los jóvenes de la caverna eligieron voluntariamente creer en Allah, Él, exaltado sea, los apoyó aumentando su guía. Allah dice:

Y los que siguen la Guía les aumenta en guía y les infunde Su temor (47:17).

5- No cabe duda que la juventud es un periodo en el que la persona goza de buena salud y de tiempo libre y no tiene tantas responsabilidades y como consecuencia tiene la oportunidad de trabajar y hacer el bien y llenar su balanza con el hasanat (recompensas). El profeta (paz y bendiciones de Allah sean con él) nos llama la atención a este hecho diciendo:

“Muchos hombres no utilizan bien dos buenos estados que Allah les ha concedido: la salud y el tiempo libre (ocio)” relatado por El Bujari.

Allah, Exaltado sea, se ríe con el joven que no tiene faltas como dice el profeta (paz sea con él) en una ocasión y todos conocemos el dicho del profeta de los:

“siete que estarán bajo la sombra de Allah cuando no hay sombra excepto la de Él: (entre los cuales se encuentra): un joven que fue criado adorando a Allah (…)” lo relataron El Bujari y Muslim.

En definitiva, la juventud es una gracia con la que Allah ha agraciado a sus siervos y la tienen que aprovechar en las buenas obras, en algo útil para la sociedad antes de que sean sorprendidos por alguna enfermedad o muerte. El profeta nos aconseja diciendo:

“Emprended las buenas obras antes de que os lleguen asuntos que os las impidan: como una pobreza acuciante que os impida realizar una obra benéfica; o una riqueza de abusos y excesos que os entretenga en asuntos mundanales; o una enfermedad que os deje incapacitados para hacer algo; o una vejez que desvaría; o una muerte repentina; o lo peor que se pueda esperar: el Anticristo; o lo que es más amargo: la Hora” relatado por Attirmidhi y El Albani dice que es un hadiz dha’if, es decir, débil.

Los jóvenes son los que podrían cambiar la situación de la comunidad musulmana pero se tienen que cambiar a sí mismos primero porque Allah dice en el Sagrado Corán:

(…) Cierto que Allah no cambia lo que tiene una gente hasta que ellos no han cambiado lo que hay en sí mismos (…) (13:11)

También tengo que decir que los jóvenes son los que apoyaron al profeta Muhammad (paz sea con él) al principio de da’ua (llamada a la gente al Islam) y de hecho los primeros islamizados tales como Abu Bakr, Uzman, Omar, Zayd, Alí, Alarqam Ibn Abi al’arqam eran muy jóvenes y el mayor de ellos era Abu Bakr y contaba con 37 años. El profeta (paz sea con él) dijo en hadiz: “He sido apoyado por los jóvenes y se me han opuesto los mayores”.

Por último, quisiera decir que las enseñanzas que puedan ser extraídas de este relato son muchísimas pero el tiempo no permite seguir con el tema que es muy amplio y quizá habrá una segunda parte y si Dios quiere pues nos volvemos a encontrar. Espero que esta pequeña charla haya sido de utilidad para todos ustedes y quiera Allah beneficiarnos de estas lecciones y hemos de saber que lo más importante en la vida de uno es el monoteísmo, es decir la creencia en el Único Dios, el creador del universo. Todo lo que he dicho de bien procede sólo de Allah y los errores y las equivocaciones proceden de mí y del demonio. El último de mis palabras alabado sea Allah, el Señor del universo y la paz y las bendiciones de Allah sean sobre su profeta, su familia, sus compañeros y todos aquellos que siguen su guía hasta el Último Día. 

Nota: Charla pronunciada por quien precisa la misericordia de Allah el hermano Mohamed Bellahcen en el evento cultural organizado por la Asociación Sociocultural El Néctar Sellado en la mezquita la Paz de Doctoral en el sur de Gran Canaria el día 10 de junio del 2011 y éste es el link del video: http://www.youtube.com/watch?v=sl_Jp_2Pfgk)

Anuncios



play
play
play
play
play
play
play
play

 

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/61886-algunas_lecciones_extraidas_de_la_historia_de_la_gente_de_la_caverna.html