webislam

Domingo 31 Mayo 2020 | Al-Ajad 08 Shawwal 1441
4911 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=19760

Chatila 82

La terrible masacre de palestinos en Chatila el año 1982

19/06/2011 - Autor: Abel Samir - Fuente: Webislam
  • 71me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Niños asesinados en el campamento de Chatila en 1982, Líbano.
Niños asesinados en el campamento de Chatila en 1982, Líbano.

Llegaron en tropel
vistiendo uniformes negros
Se veían muy elegantes
luciendo un crucifico de plata
o de oro al cuello.
Llevaban capuchas negras
con la cruz pintada en la frente.

Esa madrugada...
en masa , habían acudido a misa
y de rodillas a Dios
le habían pedido que les diese fuerza
para masacrar palestinos.
Eran los soldados de Cristo,
igual que los cruzados europeos
de la Edad oscura.

Estaban militarmente organizados
como los marines del Imperio
e impregnados...
de las ideas geniales de Franco.
Se consideraban...
descendientes de los franceses
que no hacía muchos años
ocupaban esa tierra,
aunque...
sus apellidos eran igualitos
a los de los sirios,
y sus rostros eran igualitos
a los de los sirios,
y comían y bebían
lo mismo que los sirios.
Eran valientes...
sí, muy valientes...
cuando se enfrentaban
a libaneses y palestinos indefensos.

Los gánsteres de Sharon
custodiaban el campamento,
no vaya pensarse
que era para proteger al pueblo.
Hacían el mismo trabajo asqueroso
que los soldados de la Wermacht...
cuando la SS masacraba
a los defensores de los ghettos.

Los estrategas israelitas
habían organizado la operación
porque fueron de los nazis
sus alumnos más aventajados.

Esa mañana...
los pobladores de las afueras de Beirut
vieron pasar la silenciosa columna
de los soldados de negro
que se escurría agazapada
como lobos hambrientos.

A las cuatro de la madrugada,
los gánsteres de Sharon
los dejaron penetrar al campamento.
La gente dormía a sobresaltos
protegidos por un ciento
de combatientes palestinos.
Creían que los israelitas
eran gente de buenos sentimientos.
Pero estaban terriblemente equivocados.
¡Sólo eran cobardes gánsteres a sueldo!

¡Cien jóvenes mal armados
no era nada para tres regimientos!
Después de asesinar a los defensores,
iniciaron el genocidio.

Los gánsteres de “Sharon el matarife”
se solazaban mirando.
Ayudaban a los asesinos
encapuchados de negro,
impidiendo el escape
de los pobladores
desesperados e indefensos.

Con bayonetas y tanques
los obligaron a regresar al campamento.
Las mujeres y las niñas
fueron violadas…
frente a sus seres queridos.
Los padres eran asesinados
frente a sus hijos y hermanos.

Con cuchillos y bayonetas
asesinaban a los viejos.
Eran valientes los asesinos...
Eran valientes...
contra mujeres, niños
y ancianos indefensos.
A los ancianos y a las mujeres
se les despojaba de sus aros,
anillos y otras pertenencias.
Se les mutilaban las manos
y también los dedos,
para hacerlo más rápido.

No se perdonaban las orejas,
ni la nariz, ni tampoco los ojos.
Con cuchillos y bayonetas...
Con bayonetas y cuchillos...
La gente caía de rodillas
y rogaban por sus hijos.

A culatazos destrozaban sus cabezas
con terrible salvajismo
y los niños gritaban horrorizados.
Pero eran soldados de Cristo...
y llevaban colgados enormes crucificos.

Los gánsteres de Sharon
tenían buen estómago,
no vomitaban de asco,
como todos los humanos.

Todo eso...
con la bendición de los curas maronitas
y de su Dios cristiano.
Y los gánsteres israelitas
contaban con la bendición de su Dios Javé
que les prometió
la tierra de los palestinos
que les dio permiso
para asesinar palestinos
y los autorizó a torturar
y violar muchachas
y niñas palestinas.

Según ellos,
así lo dice el antiguo testamento
y hay gente que lo acepta
como razón valedera y de peso.

Cuarenta horas duró el martirio
de esa pobre gente indefensa.
¡Cuarenta horas de infierno!
Nadie en el mundo se puso de pie
y guardó los tres minutos de silencio
como por las víctimas de World Center
y el Pentágono, el cuartel general
de los asesinos a sueldo del Imperio.
Tres mil muertos y cinco mil heridos,
tres mil ancianos, mujeres,
jóvenes y niños palestinos.

Su martirio se suma
a otras miles de víctimas palestinas.
Cada día más frustración...
y más odio...
y más odio acumulado.

Y el mundo “civilizado”
no guarda ni un minuto de silencio.
¡Qué Alá los guarde en su seno!

Anuncios
Relacionados

Cuatro horas en Chatila

Artículos - 27/08/2001

La diversidad cultural protagoniza un ciclo de cine

Artículos - 21/06/2008

Identidad del Amado, identidad del Amor

Artículos - 18/08/2008



play
play
play
play
play
play
play
play

 

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/61825-chatila_82.html