webislam

Viernes 23 Agosto 2019 | Al-Yuma 21 Dhul-Hiyyah 1440
1075 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=19377

Revolución árabe y ladrones de sueños

Hay una absoluta falta de confianza entre los gobiernos y los ciudadanos

08/05/2011 - Autor: Hicham Bouricha - Fuente: La Vanguardia
  • 82me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Pero al menos debemos tratar de dar a los pobres el derecho a la vida y soñar con un futuro mejor
Pero al menos debemos tratar de dar a los pobres el derecho a la vida y soñar con un futuro mejor

Desde el principio, la revolución árabe tuvo su origen en los factores internos y externos que fueron diseñados para facilitar la transición a una nueva era de democracia y bienestar. Como es de esperar, con cada cambio hay una resistencia feroz que pretende neutralizar estos cambios. Este ha sido y será el caso en algunos países árabes.

Después de la revolución de Jasmine, la revolución egipcia y la revolución de la sabiduría marroquí “el Rey y el pueblo”, seguimos escuchando los intentos de unos y de otros para recibir los frutos de estas revoluciones en las cuales no han participado.

Estos elementos de los antiguos regímenes de Túnez y Egipto pretenden tranquilizar a la gente a través de cambios falsos no afectan la sustancia de las reformas exigidas por los revolucionarios, y cuya esencia es la injusticia y no distribución de la riqueza.

El caso más significativo de la necesidad de limpiar el entorno de elementos anclados en el pasado es Marruecos. Dado que la riqueza y los puestos de alta responsabilidad se reparten entre las familias conocidas, ¿cómo se puede explicar que algunos nombres, en particular, puedan acceder a un puesto de trabajo por su graduación, mientras que otros deben esperar o sufrir para acceder a un trabajo, que puede por lo menos darles un equilibrio económico?

Seguramente la introducción de nuevas reformas constitucionales o nuevas leyes no pueden tener efecto sin la introducción de nuevas leyes de discriminación positiva a los ciudadanos que vienen de clases sociales desfavorecidas o marginadas. Esto, por supuesto, si se puede hacer valer sus capacidades. ¿Por qué? Por que esta reforma será un remedio contra las administraciones que funcionan igual que las empresas familiares. Este objetivo es lejano, pues los medios para luchar contra la corrupción son pocos y hay una gran manipulación del poder. Pero al menos debemos tratar de dar a los pobres el derecho a la vida y soñar con un futuro mejor.

Muchos analistas están examinando el alcance de las reformas en Marruecos, su importancia… Pero se olvidan de que el pueblo marroquí, a pesar de la importancia de estas reformas, sigue siendo escéptico sobre su aplicación y sobre si realmente cambiarán en algo el escenario político y social. ¿O serán, como siempre, palabras para calmar al pueblo y en la práctica el problema seguirá siendo el mismo pero disfrazado? Esto no es responsabilidad del Instituto Real, como lo intentan vender algunos separatistas o algunos medios interesados, sino que el responsable es el Gobierno. El Rey es el garante de la unidad del país y el comandante de los fieles, mientras que el gobierno es el único responsable de la implementación y de la ejecución exitosa de sus recomendaciones.

¿Por qué este espíritu? Hay una absoluta falta de confianza entre el gobierno y los ciudadanos. Para intentar solucionarlo, el Gobierno se ha comprometido a crear puestos de trabajo. Pero cuando llegamos a la etapa de implementación, somos testigos de una oferta selectiva, a pesar del estado general anunciado.

Esperamos que la sabiduría Real se complete con un esfuerzo de los políticos que deben dar un paso histórico hacia una verdadera democracia, y no sacrificar los jóvenes diplomados que necesitan ganar su pedazo de pan. Un pan que se ve tan caliente que no se puede tocar.

Por otro lado, hay movimientos que quieren aprovechar esta situación para lograr sus propios fines. ¿Cómo puede un movimiento cambiar de discurso pidiendo más democracia al mismo tiempo que aspiran a la creación de Estado de Califato lejos del Estado reconocido por la Ley islámica o por las democracias modernas?

Otros piden la aplicación de los derechos humanos sólo y cuando “El Mekhzen les toca”, sabiendo que para ellos estos derechos humanos universalmente reconocidos son una creación del demonio.

La situación en los países árabes es tan complicada. La mayoría de los ciudadanos están fuera de la escena política y no tienen mucha confianza en estos movimientos ni en los partidos políticos. Los movimientos de mayoría radical creen que son el centro del mundo. Y los partidos políticos representan a menos del 40 del pueblo. Europa tiene el deber de dar todo el apoyo a la ejecución de las nuevas reformas democráticas en los países árabes. No hay que mezclar el islamista con el terrorista. Los indicadores dicen que las probabilidades de crear una democracia islámica y las probabilidades de tener un estado laico son muy pocas si las reformas no ven la luz.

Anuncios
Relacionados

Lecciones

Artículos - 25/02/2011

La política de España en el Mediterráneo

Artículos - 22/04/2010

De Tánger al Nilo, nuevo libro de Javier Valenzuela

Artículos - 31/12/2010



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/61481-revolucion_arabe_y_ladrones_de_suenos.html