webislam

Domingo 31 Mayo 2020 | Al-Ajad 08 Shawwal 1441
4704 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=19130

El Corazón del Tiempo

Una clínica contemporánea dentro del Islam

07/04/2011 - Fuente: Webislam
  • 36me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Manos entrelazadas del Nagual y Bert Hellinger
Manos entrelazadas del Nagual y Bert Hellinger

Todo comienza con el Si.

Un Si del Espíritu a la Vida, un si con el cuerpo de un hombre y una mujer para engendrar una nueva creatura. Un si de un hombre hecho de tierra espiritual a la sustancia de su Destino. El dolor comienza con el No. El no a lo imperfecto en los padres, imperfección que es, a su vez, la respuesta a lo más Sagrado de si mismos: tierra espiritual para la vida. No a la soledad del Destino propio y del encuentro con la propia naturaleza y la plena responsabilidad de ser ya Espíritu.

Una clínica del dolor dentro el Islam pasa por un Si y No. Un Si a la particular forma en que el Espíritu trata con cada alma, con cada familia, con cada país, con cada época. Un Si a los nombres de esa relación, a lo esencial de esa relación, a los avatares de esa relación, y a la profunda realidad de aparente imperfección en ella.

Y pasa por un No. De ahí que para esta clínica se necesite tomar el dolor. Un No a la dependencia de una persona, un alma, una familia, una sociedad, a otra. Una radical seguridad de que el Espíritu ha puesto en cada quien -junto a la vida- los conductos de sanación y de plenitud, que todo responde a algo perfecto, como lo es en si misma la imperfección humana. Imperfección que lleva al devenir, imperfección que al elevarse en los mayores niveles de conciencia es ya la sanación del cuerpo, el alma y el corazón.

El facilitador musulmán pasa por el mismo proceso del albañil musulman o del ama de casa musulmana o de la ejecutiva musulmana o del gerente musulman. Usan habilidades para servir a una institución: la construcción de una casa, la crianza de hijos, el desarrollo de una empresa que da servicios a la sociedad, la venta de productos para las necesidades públicas. El facilitador musulmán trabaja para la salud emocional del otro, y en este trabajo solo sirve ser un espejo nítido y real.

El Corazón del Tiempo es nítido y real. Hay en nuestras familias humanas dolores no procesados, en nuestras sociedades guerras no terminadas, inconscientes, en nuestros hijos hay herencias que sirvieron a otros tiempos, a otras situaciones. El Corazón del Tiempo tiene también un conocimiento sobre el misterio del trauma personal, familiar, social, cultural, el conocimiento es como se eleva el Espíritu. Algo de lo que hablan hoy Bert Hellinger, El Nahual, Marcos, Amina al Yerrahi, el maestro Norbu, Francisco Toledo, Sheika Kamila, servidores de la época.

¿Y como es la elevación del Espíritu?: cuando algo se consuma y muestra su realidad más transparente, se devela. Cuando la vida se consuma y el estado del ser toma su verdadero matiz, cuando el amor de pareja se consuma en una nueva vida, cuando una institución se inclina ante su propia alma: ante los consumidores a quien sirve y los empleados se inclinan ante ella por el cuerpo de su sustento familiar. Lo Sagrado del Trabajo, Lo Sagrado de la Pareja, lo Sagrado del Dolor, Lo Sagrado del Tiempo.

Y no es fácil decir Si a lo Sagrado de nuestra propia vida. Solo diciendo Si a nuestra Madre, a nuestra Patria, a la forma en que el Espìritu trata con nosotros, con El Mismo, en nosotros, se le dice si. Ese Si pasa por el dolor, por la imperfección, por la màs profunda debilidad ante los campos familiares, nacionales, religiosos que nos llegan a determinar, ese sí pasa por la aceptación del más profundo honor que todas las religiones dan al ser humano: ser hecho de luz, tierra, aire, fuego y Aliento Eterno.

Ese Si pasa por aceptar la responsabilidad personal, nuestro mal y nuestro daño. Significa saber que nuestros padres se van y a veces no vuelven, y que nuestros hijos son la bendición más tremenda del mundo: la responsabilidad de cuidar al Espíritu en ellos.

¿Cuál es el hoy el Corazón del Tiempo? no es el de ayer. Hoy hay líderes espirituales nuevos y hay una misión nueva, hay desafíos nuevos. Nuestros ancestros han consumado su vida y nos han heredado lo mejor de ellos en una cadena de vida, la vida ha cruzado por cientos de generaciones para llegar aquí, y vemos ese sol irradiante en el Tiempo y más Allá del Tiempo, el corazón Puro y Atemporal del Tiempo, y vemos como ante él, todos somos solo un nuevo palpitar, un palpitar que busca consumar su vida, como ya lo han hecho las pasadas generacionales a las que debemos la cadena de vida, y vemos al futuro nuevo.

Como se llama este Presente. Y posiblemente sanemos un dolor de cabeza, heredemos una mano de luz, o tal vez, lo más importante, podamos decir “Gracias, haré de mi Vida algo bueno en honor a los que me precedieron y por los que vienen adelante en honor a ti, mamá, papá, y a la Fuerza que los cuida a ustedes, ustedes la raíz de mi Destino, los benefactores de mi propio Destino, mi propio Corazón del Tiempo”.

Anuncios
Relacionados

La agenda espiritual

Artículos - 20/11/2010

El Tiempo es la Mano de Allah (swta)

Artículos - 02/02/2001

Desapegarse de los resultados

Artículos - 15/06/2008



play
play
play
play
play
play
play
play

 

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/61236-el_corazon_del_tiempo.html