webislam

Martes 19 Noviembre 2019 | Az-Zulaza 21 Rabi al-Auwal 1441
580 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=19091

El mayor obstáculo al que se enfrentan las mujeres es el prejuicio de los líderes

Entrevista a Clare Castillejo, antropóloga e investigadora de FRIDE

03/04/2011 - Autor: Isabel Munera - Fuente: El Mundo
  • 5me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

La presidenta de Liberia con el presidente español en Valencia. (Foto: B.P.).
La presidenta de Liberia con el presidente español en Valencia (Foto: B.P.)

Ellen Johnson Sirleaf fue la primera mujer en África en convertirse en jefa de Estado de Liberia, después de ganar con el 53% de los votos los comicios celebrados en este país en 2005. Sin embargo, son todavía muy pocas las mujeres que son tenidas en cuenta en los procesos de reconstitución del Estado tras un conflicto. Al contrario, abundan los versos sueltos en poemas aún por escribir.

Esta semana, FRIDE ha organizado un seminario para analizar el papel de las mujeres en las situaciones de post conflicto y El Mundo ha podido hablar con una de sus participantes: Clare Castillejo, antropóloga, investigadora de este think tank y experta en temas de género.

Isabel Munera. ¿Pueden ser las situaciones post conflicto una oportunidad para que las mujeres participen en los procesos de reconstitución del Estado o, lamentablemente, esto no es lo que ocurre normalmente y las mujeres son excluidas?

— Clare Castillejo. No hay duda alguna de que las situaciones post conflicto ofrecen una oportunidad única para reconstruir el Estado de manera que reconozca los derechos de las mujeres.

Tras un conflicto, a menudo se da paso a procesos para crear una nueva Constitución, nuevas leyes e instituciones democráticas, así como a una reforma radical de la naturaleza del Estado. Estos procesos son la oportunidad perfecta para garantizar nuevas formas de inclusión de la mujer en la vida política y promover sus derechos. Pero, lamentablemente, en la práctica las mujeres son generalmente excluidas de las negociaciones post conflicto, a pesar de ser con frecuencia las principales defensoras de la paz y las que más sufren durante los conflictos.

¿Qué responsabilidad tienen los hombres en esta exclusión?

— Una y otra vez se observa cómo los hombres en puestos de liderazgo político y los militares se niegan a incluir a las mujeres en la toma de decisiones y, en cambio, se dividen el poder entre ellos.

¿En qué países ha sucedido lo contrario y las mujeres sí han tenido oportunidades?

— Liberia es un llamativo ejemplo donde una mujer ha conseguido llegar hasta la Presidencia del país. Desde su llegada al poder en 2005, Ellen Johnson Sirleaf ha adoptado medidas para acabar con los atroces abusos sexuales que constituyen uno de los principales problemas de este país.

En otros países en situación de post conflicto, como por ejemplo Ruanda, Nepal o Burundi, las mujeres también han conseguido hacerse un hueco en los nuevos parlamentos democráticos y ahora, por primera vez en la historia política nacional, han conseguido hacerse escuchar.

¿Cuáles son los principales obstáculos a los que tienen que hacer frente las mujeres?

— Sin duda alguna el mayor obstáculo al que se enfrentan las mujeres es el prejuicio de los hombres líderes, quienes piensan que las mujeres no deberían estar presentes en la mesa de negociaciones, ya que ellos ambicionan el poder para ellos mismos.

Al mismo tiempo, las mujeres afrontan muchos otros retos. En la mayoría de los países en situación de conflicto, las mujeres cuentan con un nivel de educación muy bajo, lo que hace que se sientan más inseguras.

Asimismo, eso dificulta su capacidad para participar en la política y competir con los hombres. Su implicación en la vida política también se ve afectada por el hecho de que son las mujeres las que más sufren la pobreza y la carga de las tareas domésticas.

Supongo que también se enfrentarán a numerosas presiones...

— Sí, desafortunadamente, en muchos casos aquellas mujeres que deciden desafiar las normas sociales y asumir cargos públicos sufren intimidación e incluso agresiones violentas. En países como Sierra Leona o Afganistán, las mujeres que se posicionan políticamente en la lucha por sus derechos pueden llegar a ser objeto de acciones muy violentas.

Vivimos un momento en que la voz de las mujeres se está dejando oír en numerosos países de Oriente Próximo, y que están cayendo regímenes dictatoriales como en el caso tunecino o egipcio. ¿Servirá esto para cambiar el papel de las mujeres en estas sociedades?

— Desde luego, la situación actual de Oriente Próximo supone una gran oportunidad para que las mujeres jueguen un papel mucho mayor en las nuevas naciones democráticas que puedan surgir. Si se incluyen a las mujeres en la toma de decisiones desde el principio se podría obtener un Estado que de verdad sirviera para fortalecer la ciudadanía de las mujeres. Sin embargo, hasta ahora, los indicios no son muy prometedores, ya que las mujeres no han sido incluidas de modo significativo en los recientes procesos de elaboración de las constituciones de esos países.

¿Se podría, por tanto, producir en el futuro una situación contraria y que las mujeres vieran como sus derechos son aún más recortados en estos países?

— Sí, podría ocurrir. Si el Estado llega a adoptar una interpretación muy conservadora del Islam, se podrían limitar aún más los derechos de la mujer, como se ha visto en Sudán o en los Estados del Golfo.

Y, sin embargo, pese a ser muchas veces excluidas, las mujeres pueden aportar mucho en la prevención y la solución de conflictos, ¿no es cierto?

— Por supuesto, en todo el mundo, desde Colombia a Costa de Marfil, la mujer está jugando un papel de liderazgo en la defensa de la paz. Lo que necesitan es el apoyo de la comunidad internacional. Esto implica destinar fondos al desarrollo de actividades que fomenten la construcción de la paz, formar a las mujeres y protegerlas en las situaciones más peligrosas. Después de los conflictos, la comunidad internacional, en su papel de intermediario para establecer la paz, necesita ejercer presión para que se incluya a las mujeres en la mesa de negociaciones. Hasta ahora la comunidad internacional no ha ejercido esa presión y se han perdido muchas oportunidades.

¿Y cómo se pueden proteger y prevenir las violaciones de los derechos humanos de las mujeres en situaciones de conflicto y post conflicto armado?

— Proteger a las mujeres de la violencia en medio de un conflicto es un reto importante. Es capital que en el contexto de un conflicto, como por ejemplo el del Congo donde las mujeres están sufriendo la violencia sexual de manera atroz, la comunidad internacional facilite protección a través de una fuerza de paz adecuada y propiamente formada en cuestiones de género. A menudo, durante el conflicto las mujeres son desplazadas y acaban en campos de refugiados, donde también son muy vulnerables a la violencia. Es vital garantizar espacios seguros para las mujeres y los niños desplazados.

También resulta imprescindible acabar con la impunidad

— Fundamental, la comunidad internacional debería perseguir y llevar frente a la justicia a los responsables de crímenes contra la mujer durante la guerra (desde soldados hasta presidentes). Demostrar que no se tolerarán los abusos y que no habrá impunidad para ellos puede ser una medida disuasoria importante y juicios como el de Charles Taylor, ex presidente de Liberia, son un mensaje significativo.

Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/61206-el_mayor_obstaculo_al_que_se_enfrentan_las_mujeres_es_el_prejuicio_de_los_lidere.html