webislam

Viernes 6 Diciembre 2019 | Al-Yuma 08 Rabi al-Zani 1441
595 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=18785

La historia del niño Ahmed

Una triste historia y un ejemplo de superacion ante las pruebas y adversidades que Allah nos pone en el camino de la vida

05/03/2011 - Autor: Ruth - Fuente: Webislam
  • 36me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

La tristeza de la pérdida.
La tristeza de la pérdida.

Messaouda lleva tiempo que no se encuentra bien, cada dos por tres la tienen que llevar al hospital, y está bastante preocupada por su salud y por lo que le pueda pasar en un futuro. La fragilidad de su estado le lleva a sugerirle a su marido la posibilidad de tomar otra esposa. Al fin y al cabo, tienen siete hijos y cuando llegue la hora de su marcha,  estos se quedarian solos con él. Mohamed no quiere ni oir hablar del tema, pues se casaron cuando eran unos niños y han pasado una vida entera juntos, el ama a su esposa y esta muy preocupado por su salud. Prefiere luchar por su recuperación.

En una nueva crisis la ingresan otra vez; para dormir tiene que hacerlo como si estuviera postrada para rezar, pues le es imposible de otra manera, sufre mucho y no para de pensar en su marido, en sus hijos, ¡se siente impotente! Pero la vida es inesperada y todo está decretado, así que nunca hay que perder la esperanza ni la fe en Allah. Mientras ella permanece ingresada en el hospital, Mohamed se queda en casa con la intención de cuidar del hogar y sus hijos. Sin embargo, repentinamente, sufre una crisis y empieza a encontrarse mal.

El es un hombre fuerte y lleno de salud, una persona activa y trabajadora, así que nadie de su entorno más cercano, se le ocurriría pensar que algo malo podría pasarle. La atención estaba puesta en la mujer. Al llegar la noche, estando en su casa, empieza a encontrarse cada vez peor, de modo que sus hijos mayores optan por llamar al médico asustados de ver asi a su padre. Éste les da la noticia más triste que se podian esperar, nada se puede hacer por su vida, su estado es crítico, tanto que al amanecer fallece ante la mirada atonita de sus hijos. Ahmed, aún pequeño, tiene 11 años, su mente infantil todavía no entiende bien lo que ha pasado, ha visto a su padre morir delante de sus ojos, todos lloran...es un dia muy penoso, doloroso.

¿Cómo decirle a Messaouda que su marido a fallecido? Un hombre que rebosaba salud por todos los poros de su piel, mientras que ella siempre estaba enferma y pensaba que no tardaría mucho en morir. En su estado, la decisión es no revelarle la mala noticia hasta que se haya recuperado al menos un poco. No le dicen nada y dejan un espacio de tiempo para que mejore y recobre algo de energía y fuerzas hasta conseguir el alta. Finalmente, sale del hospital y la llevan a su casa, no quieren decirle la verdad de momento, no quieren que sufra más, así que le ponen excusas y le mienten sobre su marido, pero ella sabe que algo ha pasado, ¡se lo dice su corazon! Al final, sin poder remediarlo le acaban diciendo lo ocurrido, la nefasta partida de su marido.

¡Un duro golpe para ella, toda una vida juntos...esta enferma y sin ánimos, todos estan preocupados! Han pasado unos meses y Ahmed esta con sus hermanos en el salon, escuchan un fuerte golpe y van a la habitación donde esta su madre tendida en el suelo, no pueden hacer nada por ella, la pena y la tristeza le quitaron las ganas de vivir, en poco menos de un año Ahmed ha perdido a sus padres.

El dia del entierro el está en la calle jugando con otros niños, riendo y haciendo alboroto. Su hermano mayor le riñe y le pega, ¿que haces?, ¡Tu madre ha muerto! el no lo sabe, pero es una manera de evadirse de la triste realidad, demasiado fuerte para su pequeña mente.

Ahmed me dice que le ha quedado el recuerdo de cuando estaba dormiendo en la habitacion y escuchaba a sus padres levantarse pronto, su padre iba a trabajar y su madre le preparaba el desayuno, y el tintineo de las cucharitas en las tazas del café, le quedo grabado en su memoria. ¡Qué misteriosos son los recuerdos!

Siempre me lo cuenta con la mirada triste, del que har crecido sin el cariño y el amor de sus padres; quizás, por eso, tiene siempre ese aire de nostalgia.

Anuncios
Relacionados

Fundacion Sociedad Islamica de Honduras

Directorio - 20/11/2009

Islam y la acción social

Artículos - 15/09/1995

Musulmanes en España: Crónica de una Federación

Artículos - 15/09/1995



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/60963-la_historia_del_nino_ahmed.html