webislam

Jueves 9 Abril 2020 | Al-Jamis 15 Shaban 1441
2190 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=18713

Lecciones

Alguien recordó que el significado contemporáneo del maktub es carta, mensaje

25/02/2011 - Autor: Pablo Marentes - Fuente: El Sol de México
  • 15me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

(Foto: jornada.unam.mx).
Foto: jornada.unam.mx

El 17 de diciembre de 2010, Mohamed Bouazizi se prendió fuego frente a dos policías en Sidi Bouzid, una minúscula y marginada ciudad tunecina -muy semejante a Villahermosa, Tabasco en 1940- aprisionada por ríos que se desbordan dos veces al año. Sus habitantes, no más de 30 mil, organizan un festival de literatura en julio de cada año. El 4 de enero Mohamed murió a causa de sus quemaduras. Diez días después, El Abidine Ben Ali, el truculento "iluminado presidente" de Túnez durante 23 años, huyó a Arabia Saudita en un avión fletado. El ejército de Túnez, muy respetado por la población, se hizo garante de la vida de los jóvenes y civiles maduros y viejos que salieron a las calles en demanda de cambios laborales, económicos, políticos, y detuvo las letales acciones pandilleriles de la policía. Los altos mandos castrenses protegieron a los ciudadanos.

A pesar de los programas de apoyo al atrabiliario Ben Ali que montaron las estaciones de televisión y radio -incondicionales del Iluminado durante 20 años-, las propuestas de cambio las conoció de inmediato el pueblo llano. Y comenzó la transformación de Túnez.

Los vientos de cambio llegaron enseguida a Egipto. El 11 de febrero, en la tarde, 13 días después de su infame discurso la noche del 28 de enero, Hosni Mubarak dejó la silla que corrompió durante 30 años. También en Egipto, el Ejército se hizo cargo de la seguridad del millón de jóvenes estudiantes, trabajadores y civiles, quienes día a día se concentraron en la Plaza de la Liberación.

En este espacio de El Sol de México, el 2 de febrero se anticipó que el incontenible proceso de movilización social penetraría los países del norte del continente africano: Libia, Jordania, Argelia, Marruecos. Y Arabia Saudí, Siria, Yemen, los Emiratos Árabes, Kuwait, Qatar, Irán, sedes de los gobiernos custodios de la inmovilidad social impuesta por las poderosas denominaciones religiosas ultraconservadoras amalgamados con los aristócratas del dinero proveniente del petróleo de la península árabe.

El jueves 17 se reportaron enfrentamientos en la ciudad libia de Bengasi. Hubo noticias de movilizaciones antigubernamentales en Bahrein, Yemen, Arabia Saudí y Jordania, y de choques en Irán entre estudiantes de arte de la Universidad de Teherán y partidarios de Mahmumud Ajmadineyad. Los días 18 y 19 hubo noticias de más protestas ciudadanas en Yemen, y de la declaración de emergencia apoyada por tanques que efectuó el Gobierno de Bahrein. El 19, desde Túnez se reportó que Ben Ali, el depuesto iluminado presidente, entró en coma a causa de un derrame cerebral. En Marruecos se realizó la marcha de protesta que los grupos de movilizados convocaron a través de Facebook. El 20, Gadafi dio órdenes al Ejército para que los tanques dispararan hacia la multitud que demandaba la terminación de su dictadura de 42 años. Murieron 200. Un sobrino de Gadafi corrigió: sólo fueron...¡ochenta! Ese mismo día, la prensa internacional indicó que la movilización social había llegado a Marruecos. De Bahrein, las agencias internacionales dieron a conocer que en la Plaza de la Perla de Manama, acampaban cientos de miles de jóvenes, adultos y viejos.

Para efectos del Islam, en esos países "todo estaba escrito": prevalecía la condición del destino encontrado, inmovilizador: el maktub en árabe. Alguien recordó que el significado contemporáneo del maktub es carta, mensaje. Y comenzaron a enviarse mensajes, cartas a través de twitter y facebook. Y los maktub fueron los catalizadores de las marchas y ocupación de las plazas de Túnez y Egipto. Y de la solidaridad social del Ejército en contradicción con su tradicional conservadurismo. Se convertía en el garante de la libertad de expresión.

Los países árabes habían permanecido inmóviles, inertes, atrapados en sus siglos XIX y XX, mientras ocurrían profundos cambios en otras regiones políticas de diversos continentes: la consolidación de la Unión Europea occidental y enseguida su ampliación a 16 países más. Se cayeron las burocracias asfixiantes de la inconmovible nomenclatura rusa, comenzó el desarrollo de Iberoamérica, fue eliminado el apartheid sudafricano, se liberalizó el Islam en Turquía, concluyó la hegemonía política, financiera y militar de Estados Unidos y emergió China como la segunda potencia de la economía globalizada.

Lección para todos, especialmente para México. No hay medio de comunicación más eficaz que los hombres, las mujeres, los jóvenes y los niños que participan en marchas, plantones y en la ocupación de plazas. Los usuarios de Twitter y Facebook no acuden a las urnas. Ambos conocen novedades que les parecen de corta duración. Pero Twitter y Facebook propician el surgimiento de germinales públicos dispuestos a escuchar y a actuar una vez que reflexionan sobre sus condiciones económicas y las escasas oportunidades vitales a su alcance. A través de ambos fue sugerida la lectura de los escritos de Gene Sharp, el viejo maestro que renovó Las Estrategias Pacíficas. Eso es lo que aconteció en los países árabes: estáticos, inmóviles todavía en diciembre.

Anuncios



play
play
play
play
play
play
play
play

 

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/60896-lecciones.html