webislam

Sabado 7 Diciembre 2019 | As-Sabat 09 Rabi al-Zani 1441
711 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=18684

Defensa del islam político (contra Samir Amin)

Lo contrario del islam político no son los derechos humanos y la democracia, es el islam pietista y patriarcal de los clérigos reaccionarios

23/02/2011 - Autor: Ahmed Lahori - Fuente: Webislam
  • 47me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

La potencialidad revolucionaria del islam
La potencialidad revolucionaria del islam

Diversos medios de comunicación alternativos han aprovechado la actual ola de revueltas en el mundo islámico para reproducir un artículo de Samir Amin, titulado El islam político, al servicio del imperialismo. Es una lástima que estos medios no hayan informado de que se trata de un texto antiguo, de diciembre del 2007, que fue objeto de polémicas en su momento, incluida una réplica de Tariq Ali.

Texto

La tesis de Samir Amin es simple: el islam político es siempre reaccionario, su obsesión por imponer una identidad islámica uniforme lo convierte en un instrumento de alienación y de desarticulación de la lucha de clases. El islam político "fundamentalmente reaccionario y por tanto no puede participar evidentemente en el progreso de liberación de los pueblos", afirma. Y esto porque, según Amin, no hay democracia ni progreso sin la separación entre religión y política. A partir de ahí, el texto puede leerse como un elogio de la Ilustración y el ideario de la modernidad occidental. 

El error de Samir Amin es el de meter todo en un mismo saco, de cara a desacreditar el islam político ante su audiencia: la izquierda anticapitalista. Reduce toda manifestación política inspirada en el islam a una caricatura, ignorando tanto la llamada izquierda islámica como la teología islámica de la liberación. Ignora la retórica anti-capitalista de gran parte del islam político, así como sus propuestas reales, y se recrea en las maquinaciones de la CIA.

Samir Amin no analiza el islam político en sí mismo, según sus textos y diferentes manifestaciones, sino que lo rechaza desde su propia ideología, el comunismo. De ahí la distorsión de su perspectiva: se centra en la alianza entre el islam reaccionario (Arabia Saudí) con el imperialismo (EEUU), como si esta alianza fuese lo característico del islam político. Pero en realidad es justo lo contrario: el wahabismo Saudí es la negación de la dimensión política del Corán, de la dialéctica coránica entre opresores y oprimidos, del concepto coránico de justicia y de rechazo de la tiranía... Pues lo contrario del islam político no son los derechos humanos y la democracia, es el islam pietista y patriarcal de los clérigos reaccionarios.

Con esto, es el propio Samir Amin quien hace un buen servicio al imperialismo, en un doble sentido:

1. Se suma a la campaña (orientalista) contra el islam político, tendente a promocionar un islam espiritual a-político, y desactivar las potencialidades revolucionarias del islam. 

2. Trata de evitar cualquier posibilidad de encuentro entre los activistas musulmanes y la izquierda alternativa.

Contexto

La reproducción de este texto en el actual contexto tiene un subtexto: las revueltas árabes no tienen nada que ver con el islam, pues todo vínculo entre política e islam es por definición reaccionario y tendente a reforzar la dominación capitalista. 

Este no es el único motivo que me lleva a escribir. Existen otros: el rechazo del eurocentrismo implícito en el discurso de Samir Amin, el rechazo de aquellos que pretenden desligar la política de la espiritualidad humana, el rechazo de los tópicos sobre el islam... y una cierta alergia al pensamiento dominante. 

Estoy convencido de que las revueltas a las que estamos asistiendo no son sino la muestra más elocuente del islam político, la más genuína y ajustada a los principios del islam, la más acorde con la teología islámica de la liberación, que tantos pensadores llevan proponiendo, contra viento y marea, contra tópicos y obscenidades, desde hace más de un siglo. 

Islam y política son indisociables, como lo son budismo y política o política y cristianismo. Es un acto político el ver un partido de fútbol, el ir de compras a unos grandes almacenes o el comer una hamburguesa preparada por las manos atónitas de una máquina. Alguien dijo que el ser humano es un animal político, y que toda actividad humana es política por naturaleza. Lo político forma parte de la vida, y la propia renuncia a lo político es una opción política.

Así que dejemonos de tonterías, de soñar una nunca verificada separación entre la religión y la política: ¿dónde se ha producido tal milagro? No será en la Europa contemporánea, en la cual la mayoría de los países tienen una religión de estado. Ni será en el sistema judicial bajo el cual vivimos, cuya naturaleza teocrática ha sido puesta en evidencia por tantos pensadores que ya resulta casi cansino repetirlo... 

Reconociendo pues que el islam tiene una ineludible dimensión política, uno puede fijarse en aquellos discursos que apuntan hacia un combate compartido. 

Estimado Samir Amin, comparto tus preocupaciones, comparto tus reproches, incluso tus blasfemias. En el último siglo, los movimientos islamistas han derivado hacia posturas teocráticas, basadas en la aplicación anacrónica del fiqh medieval, dificilmente compatibles con una sociedad igualitaria. Precisamente por ello me atrevo a replicarte, con una visión diferenciada sobre lo que es/podría ser el islam político, que recupere la dimensión libertaria del Corán. 

Anuncios
Relacionados

La revolución sunní (II)

Artículos - 13/07/2001

El reguero del Islam político

Artículos - 26/05/2005

El paro en Oriente Medio y en África es el más alto en el mundo

Artículos - 04/03/2006



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/60879-defensa_del_islam_politico_contra_samir_amin.html