webislam

Domingo 5 Abril 2020 | Al-Ajad 11 Shaban 1441
828 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=18639

Protohistoria sahariana

Recuerdos del Edén perdido

20/02/2011 - Autor: José Manuel Peque Martínez - Fuente: www.suite101.net
  • 10me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Curiosas y enigmáticas pinturas en Tassili N´Ajjer.(Foto: viajejet.com).
Curiosas y enigmáticas pinturas en Tassili N´Ajjer.(Foto: viajejet.com).

Tras la cuarta, y hasta el momento última, glaciación, lo que hoy es el implacable desierto del Sáhara se convirtió en un vergel lleno de vida.

Extensas pluviselvas y sabanas,desarrolladas en torno al curso de grandes y caudalosos ríos tropicales, como el Ighargar o el Saura, bendecían y fertilizaban estas tierras, y en ellas floreció una riqueza botánica y animal que a ojos del hombre del siglo XXI, habituado a asociar la imagen del Sáhara, y en general la del norte de África, como un territorio baldío y estéril, resultaba indescriptible.

Escrito en las rocas

Comúnmente el público no familiarizado con el arte o la historia en general, y el arte prehistórico en particular, desconoce las manifestaciones artísticas de esta época aparte de lo que le han enseñado durante su periodo educativo, que rara vez va más allá de unas cuantas nociones generales y los frescos de Altamira y Lascaux.

Sin embargo, por todo el mundo hay muestras de este arte, y en el caso del Sáhara las hay espectaculares, ilustrativas y bellísimas , como son el caso de los Akakus y los Mathendous en Libia, y también las hay curiosas y enigmáticas como las de Tassili N´Ajjer.

En estos dos yacimientos nos vamos a basar para estudiar las manifestaciones culturales del pueblo bereber antiguo, asi como del entorno natural en que se desarrolló hasta la total ruina y desertización de su territorio (hacia 8000 - 5000 a.C., aproximadamente)

Huellas del paraíso

Histórica, y culturalmente, se ha ubicado el Paraíso terrenal narrado en la Biblia judeo - cristiana en algún punto del Creciente Fértil mesopotámico, lo que es debido lógicamente a que fue en este lugar donde más prontamente se desarrolló la civilización, la agricultura y la escritura, o al menos eso es lo que se afirma desde la Arqueología oficial con los datos que maneja.

Pero, si tenemos en cuenta los miles de grabados impresos sobre las llanuras rocosas de Akakus y Mathendous, en el sur de Libia, rápidamente nos percataremos de que allí debió encontrarse otro paraiso distinto, lleno de vida, abrigo y alimento para los hombres que lo habitaban.

De un vistazo, no demasiado concienzudo ni científico, sobre estas rocas se pueden encontrar dibujos de leones y otros felinos, jirafas, rinocerontes, hipopótamos, avestruces, elefantes y cocodrilos, todas ellas especies cuyo hábitat ideal abarca desde la estepa arbustiva y la sabana etiópica hasta el bosque-galería y la selva.

Esto reafirma y sirve como prueba científica a lo defendido por los climatólogos y geólogos acerca del pasado fértil del Sáhara, y también sirve para describir, a grandes rasgos, algunas peculiaridades de las manifestaciones artísticas del pueblo líbico-bereber o bereber antiguo

Esquema, naturalidad y realismo

Las primeras consideraciones nos llevan a determinar que son grabados en su mayor parte, es decir, dibujos trazados en las rocas con algún tipo de herramienta, probablemente de silex, hueso, o algún material pétreo.

También aparecen frescos (pinturas realizadas con ocre rojo, grasa y sangre de animal o materiales vegetales), pero aquí son las menos frecuentes (todo lo contrario que en el Tassili N´Ajjer, por ejemplo)

Como explicación, o información complementaria a algunas pinturas, se encuentran textos en líbico bereber, lenguaje sobre cuyo origen existe controversia, ya que aunque oficialmente se defiende que se produce en el siglo III-II a.C., esto no encaja demasiado con la antigüedad de los grabados.

Analizando los dibujos en sí se observa el sorprendente detalle y realismo de unas figuras, que, sin dejar de estar trazadas de forma esquemática, nos conduce a pensar en que el pueblo que las realizó observaba y procesaba de alguna manera el comportamiento natural de las especies de su entorno.

Tassili, la enigmática capilla sixtina de la prehistoria

Declarado Parque Nacional por el gobierno de Argelia, y Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, la meseta argelina de Tassili N´Ajjer, es probablemente uno de los lugares del mundo en los que más frescos y pinturas rupestres se pueden encontrar, cuyo periodo estimado de elaboración se encuentra entre los años 10000 y 6000 a.C.

En este lugar se han catalogado hasta el momento miles de pinturas, y la desgracia del tiempo y la acción humana, como los calcos que Henry Lothe, uno de sus descubridores, realizara para el Museo del Hombre de París, han echado a perder muchas.

Oficialmente las pinturas de Tassili se dividen en varios periodos:

1. Periodo de los cazadores (10000 - 4000 a.C.).
2. Periodo pastoril o bovidense (4000 - 1500 a.C.).
3. Periodo equino o del caballo (1500 - 600 a.C.).
4. Periodo garamanta o del dromedario (a partir del 600 a.C., en adelante).

Esta datación sigue los cauces naturales del desarrollo de la civilización humana, y de la condición climática del Sáhara, pero no responde a todas las interrogantes que inevitablemente surgen al contemplar algunas pinturas, como la presencia de carros en frescos datados por geólogos hacia el 6000 a.c (al menos tres mil años anterior a lo que se creía) o a determinados objetos representados.

Los "cabezas redondas"

Por eso, sobre el Tassili siempre han planeado sombras, que le han puesto en contacto, en cuanto a enigmas, con Stonehenge, la Gran Pirámide de Giza o las líneas de Nazca. Forma parte de los lugares sobre los que se ha querido ver más allá, y una de las causas es, sin duda, la presencia de los "cabezas redondas"

Estas son figuras sobre las que no queda muy claro qué representan. Son hombres que aparecen recolectando, cazando o pastoreando. Para la arqueología oficial son hombres ataviados con máscaras rituales o identificativas de su tribu, pero aparentemente parecen otra cosa.

El propio Henry Lhote catalogó una de estas figuras, gigantescas y de hasta 6 metros de altura, como el "Gran Dios marciano", debido a la extraña similitud de la figura con un astronauta con casco, botas y escafandra. Lo que no quiere decir, evidentemente, que lo sea.

Por último, quizás debido a estas u otras circunstancias, las miles de pinturas del Tassili, toda su riqueza artística y conceptual, son poco difundidas y generalmente ignoradas por gran parte de la población.

Anuncios
Relacionados

Encuentro de dos fines de historia

Artículos - 31/08/2006

Gadhafi como personaje histórico

Artículos - 12/10/2009

La última niña del Sáhara

Artículos - 04/08/2010



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/60849-protohistoria_sahariana.html