webislam

Sabado 19 Enero 2019 | As-Sabat 12 Jumada Al-Auwal 1440
1039 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=18272

Clemencia

Era una buena mañana para cazar partisanos o judíos en Praga, al menos así lo entendía el sanguinario Ernst Brunke

10/01/2011 - Autor: Gerardo De Oscar : escritor y ensayista uruguayo - Fuente: Envío de Webislam
  • 40me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Se sentía el caballero mas apuesto de la S.S...(Foto de Archivo)
Se sentía el caballero mas apuesto de la S.S...(Foto de Archivo)

Ernst Brunke estaba de muy buen humor ese día. Había lustrado pacientemente sus botas y cepillado su impecable uniforme negro de Sturmbannführer. Se sentía el caballero mas apuesto de la S.S, aunque su rostro porcino manifestaba una indisimulable falta de inteligencia.

Era una buena mañana para cazar partisanos o judíos en Praga, por lo menos así lo entendía el sanguinario Ernst. Se alegró mucho cuando recibió la orden de investigar un posible refugio de judíos en una casa a las afueras, ya que no había tenido ninguna diversión desde que ahorcó a unos supuestos partisanos con cuerdas de piano hacía una semana. Difícilmente se podría creer que aquel hombre recio, de estampa impresionante, era el mismo que tiempo después suplicaría como una chiquilla antes de que un soldado ruso le abriera el cuello con su cuchillo.

El escuadrón S.S llegó a la casa indicada cerca del mediodía. De inmediato bajaron de un camión 30 soldados jóvenes. Brunke ordenó a seis de ellos inspeccionar “cada centímetro” de la casona de dos pisos. Un joven cabo, Franz Gillow, inspeccionó el altillo repleto de muebles viejos en desuso. Al mover un añejo guardarropa, se encontró con un agujero en la pared, en cuyo interior se escondía Samuel Stern, un niño judío de seis años. Su aspecto era sucio, famélico, estaba tan aterrorizado que sentía que se sofocaba, el pequeño Samuel supo en aquel momento que iba a morir. El soldado llevó su índice a la boca para que se mantuviera en silencio, y colocó nuevamente el apolillado mueble cubriendo el agujero. Informó a su Sturmbannführer que no había encontrado a nadie en el
altillo.

Ernst Brunke, suspiró decepcionado, y ordenó a sus hombres volver al camión. Por la noche, el cabo Gillow pidió un permiso especial para orar en una capilla cercana, y le fue concedido. Allí le suplicó al párroco que se hiciera cargo del niño judío, a lo cual el cura aceptó sin titubeos.

Era otro tiempo, ya pasada esa época de horror para el pueblo judío, y el ejército israelí continuaba con sus planes de expropiación de terrenos en la franja de Gaza, a pesar de la resistencia de los palestinos que habitaban allí.

El coronel Samuel Stern, supervisaba las operaciones en la zona de manera efectiva. En una de sus intervenciones en la demolición de una casa palestina, se encontró con que un adolescente palestino, de nombre Abdel Aziz, defendía el hogar que pertenecía a sus padres con inusitada vehemencia. El joven arrojaba piedras a los soldados y se interponía en el paso del buldózer.

El coronel Samuel Stern observaba todo desde su jeep estacionado a pocos metros del lugar. Ordenó la detención del muchacho y que lo llevaran ante su presencia. Abdel Aziz era un ejemplo gigante de valentía; sin embargo, esto no despertaba la admiración del Coronel Stern, quien le preguntó en un defectuoso árabe su nombre. El muchacho le escupió en el rostro y el coronel Stern, impertérrito, reaccionó sacando su arma y disparándole en la cabeza. 

Gerardo De Oscar es escritor y ensayista uruguayo
 
Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/60518-clemencia.html