webislam

Viernes 22 Noviembre 2019 | Al-Yuma 24 Rabi al-Auwal 1441
861 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=18046

Que se quema cuando se queman. ¡Mi Dios!

Presos chilenos se queman en cárcel de alta seguridad

20/12/2010 - Autor: Pablo Jofré Leal - Fuente: Webislam
  • 1me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

81 cadáveres calcinados fue el resultado del incendio en una cárcel chilena.
81 cadáveres calcinados fue el resultado del incendio en una cárcel chilena.

Parafraseando al poeta chileno Gonzalo Rojas se ha quemado con estos compatriotas de la Cárcel de San Miguel, del Bloque Cinco, Cuarto piso, lo poco de dignidad que nos va quedando.

Se quema el anhelo de justicia por lograr que esta sociedad nuestra resuelva problemas crónicos. ...Se quema la decencia de poder escuchar a políticos que no traten de sacar cuentas fáciles, alegres y desgraciadas con el dolor ajeno.

Se quema el pudor, el mejor quedarse callado en lugar de deslindar responsabilidades en otras administraciones. Se quema esa maldita costumbre de sostener que los problemas son heredados, que en estos pocos meses hemos hecho lo que no se hizo en 20 años, que la culpa es del empedado. Que la culpa no es del chancho. En fin, tanta imbecilidad de parte de Ministros, voceras/os, políticos en general y colegas que desbordan emocionalidad verborreica.

Se quema la política fácil de hacinar y hacinar porque ello es más rentable que el tratar de dignificar a los que no han dignificado a su sociedad. No son santas ovejas pero nadie merece ser tratado de forma tan desgraciada, nadie merece una muerte así porque simplemente no somos capaces de buscar soluciones globales y no de parche o que sólo se extiendan por un período presidencial.

Se quema la política de la construcción licitada, del gasto per cápita "ratón" del encerrar porque así la tolerancia cero nos reditúa más votos de una sociedad encerrada en sus propios miedos.

Se quema nuestra conciencia pues esto de las cárceles abarrotadas se discute desde que el mundo es mundo en esta sociedad de mercado, del mercadeo y de la vitrina pero no de conocer que hay detrás del almacén. Y, en ello, nuestra desidia, nuestro dejar hacer, nuestra mirada para el lado y no involucrarnos permite esto, como permite las condiciones de trabajo miserables de pirquineros, de pescadores, de asedores, de vendedores de mall, entre otros.

Para que involucrarnos si después podemos fastidiar al de al lado, llorar unos días, lamentarnos, explotar de alegría porque se rescatan a 33 pero se deja morir mensualmente a dos de ellos en otras minas tan obscuras como el que pretende la ganancia fácil. Para qué involucrarnos si a la vuelta de la esquina alguien habrá que realice nuestro trabajo, porque la labor de sacar del subdesarrollo al país es tarea de otros no mía.

Para qué involucrarnos si está la Teletón que soluciona nuestras deficiencias como país y en 27 horas sacamos del anonimato a centenares de seres humanos que día a día pasan por nuestro lado en sus sillas de ruedas, sus muletas y su ganas de ser parte de esta sociedad.

Para que involucrarnos si siempre el vecino le llamará la atención al que escupe en la calle, en el bus, el que tira basura en la calle, el que se salta la cola, el que roba a vista y paciencia de los otros, al que abusa de su fuero gremial, el que se aprovecha de sus compañeros con licencias médicas "mulas", al que abusa de sus hijos, al que se ríe del respeto de los otros por su sociedad y su vida de ciudadano.

Para qué involucrarnos en la marcha de nuestra sociedad si hay políticos, concejales, parlamentarios, otros que pueden hablar y decidir por nosotros, y demostrar así que estamos siendo más borregos que ciudadanos.

Para que preocuparse de 81 reos: falsificadores, homicidas, ladrones, violadores ¿para qué? ¿no es mejor que mueran y así quedan menos en la calle?

No nos preocupemos pues la vida sigue su curso, los incendios seguirán ocultando nuestras miserias como sociedad, los muertos podrán seguir siendo cargados a otros, los calcinados ocultan los rostros, las huellas y hasta las miradas inquisitorias.

Para qué seguir llorando frente a cada desgracia sino para recordarnos con una bofetada brutal lo infame que estamos siendo en este afán de país desbocado, descocado y frenético. Qué se quema cuándo se queman mi Dios¡¡¡¡¡¡

Se quema nuestra condición de seres humanos, lisa y llanamente eso, nada más.
 

Anuncios
Relacionados

Chile: una vocera en apuros

Artículos - 01/12/2010

Por ti Abdel Hak ( Mes y medio secuestrado)

Artículos - 05/01/2001

Kâfir y mûmin en Guantánamo

Artículos - 27/01/2002



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/40647-que_se_quema_cuando_se_queman_mi_dios.html