webislam

Jueves 19 Septiembre 2019 | Al-Jamis 19 Muharram 1441
1224 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=17466

Violencia, política y derechos humanos

Shirin Ebadi en conversación con Nermeen Shaikh

14/10/2010 - Autor: Nermeen Shaikh - Fuente: them.polylog.org
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Shirin Ebadi es abogada iraní y activista en derechos humanos. En 2003, recibió el Premio Nobel de la Paz por su trabajo en la promoción de la demo
Shirin Ebadi es abogada iraní y activista en derechos humanos. En 2003, recibió el Premio Nobel de la Paz por su trabajo en la promoción de la demo

Contenido

* Compromiso con la justicia
* El Islam y los derechos humanos
* La relación entre la religión y la cultura
* La política en la búsqueda de la democracia y la justicia


Compromiso con la justicia

Shaikh: ¿Cómo llegó a interesarse en el área de derechos humanos?

Ebadi: Todo el mundo nace con determinadas características. Siempre sentí algo durante mi infancia, era casi un llamado, que no podía definir entonces, pero más tarde descubrí que se trataba de la búsqueda de justicia, un cierto compromiso con la justicia. Cuando era pequeña, cada vez que veía a niños peleándose, naturalmente trataba de defender al que estaba en desventaja, al más débil. ¡Y hasta me golpearon a mí un par de veces por hacer eso!

Esta tendencia natural me condujo a elegir la ley como campo de estudio. Además, mi padre era profesor de leyes. Y fue esta tendencia natural a la búsqueda de justicia la que me llevó a elegir también ser jueza después de obtener mi título en abogacía. Pensé que si era jueza, podría practicar aún mejor la justicia.

Después de la Revolución, nos dijeron que las mujeres, de acuerdo con el Islam, no podían ser magistrados o juezas. Así que, tan pronto como me fue posible hacerlo, decidí jubilarme antes de tiempo. Después de eso, solicité una licencia para ejercer la ley al Tribunal Iraní. Fui rechazada durante siete años, aún cuando durante ese mismo período otros recibieron la misma licencia. ¡La razón era que siempre he tenido una crítica en la punta de la lengua! Una vez que conseguí la licencia para ejercer, supe exactamente a qué me dedicaría, y era a la defensa de los derechos humanos como un medio para ejercer justicia.

Shaikh: ¿En qué tipo de trabajo sobre derechos humanos ha estado usted involucrada principalmente?

Ebadi: Me he ocupado tanto de la teoría como de la práctica de los derechos humanos. He publicado once libros dedicados principalmente a los derechos humanos: los derechos de la mujer, los derechos del niño, derecho comparado sobre los derechos del niño, trabajadores menores de edad, historia y documentación de los derechos humanos en Irán, los derechos de los refugiados, y los derechos en el ámbito de las artes y la literatura en lo que atañan a la libertad de expresión.

La entrevista se realizó el 8 de junio de 2004 en Nueva York. 7 También he trabajado en la práctica. Junto con otras personas, establecí una asociación para la defensa de los derechos del niño destinada a diseminar y promover la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño en Irán. Afortunadamente, esta organización no gubernamental ha sido bastante exitosa. También pude establecer otra organización no gubernamental junto con un grupo de abogados. En esta organización, ofrecemos servicios legales gratuitos a demandados políticos y aquéllos que son enviados a prisión por razones ideológicas. Asimismo brindamos apoyo a familiares de prisioneros políticos. Hacemos que se tome conciencia o solemos publicar declaraciones en áreas en donde los derechos humanos han sido violados. Después del Nobel, también establecí otra organización no gubernamental para la remoción de minas.

El Islam y los derechos humanos

Shaikh: ¿Por qué cree usted que en los debates contemporáneos, frecuentemente se ve al Islam como incompatible con los derechos humanos?

Ebadi: Desafortunadamente la situación de los derechos humanos no es muy buena en la mayoría de los paises islámicos. Cuando la gente critica casos de violación de los derechos humanos, se les dice que el Islam y los derechos humanos son, en esencia, incompatibles. Se afirma que los gobiernos están observando las reglas y reglamentaciones islámicas. Al hacer esto, es decir, al invocar la religión, estos gobiernos están claramente intentando silenciar a aquéllos que critican. Sin embargo, ésto es absolutamente incorrecto. Los estudios islámicos muestran que el Islam no presenta incompatibilidad con los derechos humanos.

Por otra parte, los defensores de la tesis llamada »choque de civilizaciones« también tienen interés en sostener que el Islam y los derechos humanos son incompatibles. Al proponer este argumento, sugieren que el Islam y la democracia son incompatibles y que el choque entre las civilizaciones occidentales y orientales es inevitable. Para facilitar la tarea, recurren a frases como terrorismo »islámico«. Un único, terrible acontecimiento llevado a cabo por un musulmán, de acuerdo con ellos, resulta del hecho de que son musulmanes. Por otra parte, obviamente, cualquiera puede cometer acciones ilegales. Para citar un ejemplo: en Bosnia estuvieron aquéllos que hicieron cosas terribles, pero no dijimos que esos actos fueron cometidos en el nombre del cristianismo, o que el cristianismo fue responsable. O en Palestina, en relación con este tema: el gobierno israelí no ha implementado ninguna resolución de las Naciones Unidas que haya sido tomada hasta ahora, pero no culpamos al judaísmo por esta falta de acción. Entonces no nos queda claro porqué cuando un solo grupo islámico es responsable por un acto de violencia, todos en el mundo comienzan a hablar del terrorismo islámico.

Entonces, aquéllos que piensan que el Islam y la democracia son incompatibles están dentro de las siguientes categorías: en primer lugar, occidentales defensores de la guerra; y en segundo, algunos gobiernos islámicos que son también regímenes dictatoriales que violan los derechos de su gente (y buscan legitimidad para hacerlo).

La relación entre la religión y la cultura

La cultura presenta raíces más profundas que la religión. Varios factores se combinan para constituir la cultura de una nación, uno de los cuales es la religión.

Shaikh: En alguna parte usted ha dicho que, »La difícil situación discriminatoria de las mujeres en los estados islámicos, también, ya sea en la esfera de las leyes civiles o en el ámbito social, político y de justicia cultural, tiene sus raíces en la cultura patriarcal y dominada por los hombres que prevalece en estas sociedades, no en el Islam.« ¿Cómo ve usted la diferencia entre cultura y religión?

Ebadi: La cultura presenta raíces más profundas que la religión. Varios factores se combinan para constituir la cultura de una nación, uno de los cuales es la religión. Al igual que cualquier otra ideología, la religión está abierta a la interpretación. Es la cultura de una sociedad la que ofrece su propia interpretación de lo que la religión debería constituir. Por ejemplo, han existido varias interpretaciones del socialismo: ¿fue la ex Unión Soviética administrada del mismo modo que China, considerando que ambas siguieron una misma ideología? ¿es Cuba administrada del mismo modo que Albania lo fue bajo el socialismo?

Por lo tanto, las interpretaciones de una ideología o religión (incluído el Islam) no son específicas de una sociedad. Cualquier ideología está abierta a varias interpretaciones.

La política en la búsqueda de la democracia y la justicia

El terrorismo emana de dos fuentes básicas: una es el prejuicio. El prejuicio es resultado de la ignorancia y la falta de educación. Si buscamos erradicar el analfabetismo en el mundo, estamos dando de hecho, los pasos para controlar y combatir al terrorismo. La segunda raíz del terrorismo es la injusticia. Debemos buscar reducir las fuentes de injusticia en el mundo.

Shaikh: En el mundo actual, parece haber un énfasis mayor puesto en los derechos civiles y políticos más que en los derechos económicos y sociales. ¿Por qué se produce esto y cómo, si así fuera, le gustaría que cambiara?

Ebadi: Los derechos humanos son indivisibles. La humanidad los necesita a todos. La libertad sin justicia social no sirve, y la justicia social no tiene sentido en ausencia de las libertades individuales. Para un individuo se requieren los derechos humanos en su totalidad.

Shaikh: En un contexto de grandes – y en algunos casos, crecientes – desigualdades entre y dentro de los estados, ¿cómo se pueden garantizar los derechos humanos? En otras palabras, ¿usted cree que un cambio estructural a nivel mundial o nacional puede ser necesario antes de que a cualquier ser humano se le puedan garantizar en cierta medida la dignidad y libertad?

Ebadi: Sí, organizaciones como las Naciones Unidas o el Banco Mundial necesitan ser reestructuradas. Por ejemplo, cuando el derecho al veto está garantizado en el Consejo de Seguridad, ¿es posible hablar de democracia a nivel mundial? Esto significa que si todos los paises del mundo están de un lado y solamente uno de los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad está del otro, y elige ejercer su derecho de veto, puede prevalecer sobre la voluntad del resto del mundo.

Para tomar otro ejemplo, cuando el Banco Mundial ofrece préstamos a paises no democráticos, es una injusticia para los pueblos de esos países. Observen cúanto, en términos de préstamos, puede haber recibido Saddam Hussein durante su tiempo en el gobierno. Ahora, con Saddam Hussein derrotado, es el pueblo de Iraq quien tiene que pagar esas deudas. Considero muy necesario remarcar que durante la mayor parte del tiempo en que Saddam Hussein estuvo en el poder, Iraq fue favorecido por los Estados Unidos, y fue a través del apoyo de los Estados Unidos que Iraq pudo recibir préstamos del Banco Mundial. Y ahora el pueblo de Iraq quedó con una deuda de millones de dólares. Saddam Hussein no es el único dictador que recibió esos préstamos. Desafortunadamente esto ha sucedido en muchas partes del mundo. Por lo tanto es muy importante no ofrecer ningún tipo de apoyo a países no democráticos y en los que se violan los derechos humanos.

Shaikh: ¿Qué impacto cree usted que ha tenido la Guerra contra el Terrorismo en los derechos humanos mundiales?

Ebadi: La Guerra contra el Terrorismo es una lucha legítima y debe llevarse a cabo. Sin embargo, no debería convertirse en una excusa para violar derechos humanos. La lucha por los derechos humanos debería enmarcarse dentro del ámbito de las Naciones Unidas. Al mismo tiempo, los terroristas deberían ser arrestados y juzgados. Pero dado el gran número de terroristas que ya han sido arrestados y juzgados, ¿hemos logrado mitigar el terrorismo o sus impactos? Obviamente no. La razón es que juzgar a terroristas solamente no es suficiente. Hay que enfocar al terrorismo buscando las causas de sus raíces. El terrorismo emana de dos fuentes básicas: una es el prejuicio. El prejuicio es resultado de la ignorancia y la falta de educación. Si buscamos erradicar el analfabetismo en el mundo, estamos dando de hecho, los pasos para controlar y combatir al terrorismo. La segunda raíz del terrorismo es la injusticia. Debemos buscar reducir las fuentes de injusticia en el mundo. Si eliminamos estas dos causas, seguramente podremos liberarnos del terrorismo también.



Traducción del inglés por Gabriela González.
polylog. Foro para filosofía intercultural 5 (2004).
Online: http://them.polylog.org/5/des-es.htm
ISSN 1616-2943
Fuente de la versión inglesa:
external linkAsiaSource. A Resource of the Asia Society, 10 June 2004.
© 2004 Autoras, AsiaSource & polylog e.V.
Autoras
Shirin Ebadi (*1947 en Hamedan, Irán) es abogada iraní y activista en derechos humanos. En 1971, obtuvo una maestría en leyes de la Universidad de Tehran. En 1975, fue nombrada Presidente de la Corte de la Ciudad de Tehran, la primera jueza en Irán. Después de la Revolución de 1979 fue obligada a renunciar. En 1992, logró obtener una licencia para el ejercicio de la abogacía y estableció su propio estudio. Actualmente, aparte de su trabajo como abogada, Ebadi dicta conferencias sobre derecho en la Universidad de Tehran, y realiza campañas por los derechos humanos y para fortalecer el estado legal de mujeres y niños. Estableció dos organizaciones no gubernamentales en Irán, la Asociación para el Apoyo a los Derechos del Niño (1995) y el Centro de Defensa de Derechos Humanos (2001). Ha continuado su lucha a pesar de la detención, suspensión del ejercicio legal, y las repetidas amenazas a su seguridad. Ha realizado infinidad de publicaciones sobre leyes y temas de derechos humanos. Dos de sus libros se encuentran traducidos al idioma inglés: The Rights of the Child. A Study of Legal Aspects of Childrens Rights in Iran (1994) e History and Documentation of Human Rights in Iran (2000). En 2003, recibió el Premio Nobel de la Paz por su trabajo en la promoción de la democracia y los derechos humanos. (2000).
Shirin Ebadi
No. 19 Street 57
Seied Jamal eldin Asad Abadi Ave
Tehran 14349
Irán
Fax: +98 (21) 806-6164
emailshirinebadi@hotmail.com
http://www.shirinebadi.ir/
Nermeen Shaikh (*1973 en Islamabad, Pakistán) se graduó como Licenciada en Ciencias Políticas de la Universidad de Queen en Kingston, Ont., (Canadá), y tiene una Maestría en Filosofía de la Universidad de Cambridge (Reino Unido). Trabaja en Asia Society en Nueva York desde 1999. Actualmente es gerente editor de AsiaSource, fuente de Internet de Asia Society.
Nermeen Shaikh
Asia Society Online
725 Park Avenue
New York, NY 10021
EUA
Fax: +1 (212) 452-1422
Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/40115-violencia_politica_y_derechos_humanos.html