webislam

Miercoles 20 Noviembre 2019 | Al-Arbia 22 Rabi al-Auwal 1441
894 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=17421

Colombia: Sodoma y Gomorra

La muerte del Mono Jojoy generó el júbilo del gobierno de Santos

04/10/2010 - Autor: Pablo Jofré Leal - Fuente: Webislam
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Jorge Suárez Briceño: El Mono Jojoy, líder de las FARC.
Jorge Suárez Briceño: El Mono Jojoy, líder de las FARC.

Colombia

En una planificada y quirúrgica operación militar, que involucró decenas de aviones, helicópteros y miles de efectivos militares, el ejército colombiano, como una suerte de ofrenda de bienvenida al nuevo mandatario Juan Manuel Santos “dio de baja” según palabras del Ministro de Defensa, al legendario comandante guerrillero Jorge Suárez Briceño, alias el “Mono Jojoy”

La denominada Operación SODOMA se efectuó el pasado martes 22 de septiembre, en la región de la Macarena, en el Departamento del Meta, sitio dramáticamente conocido pues alberga una de las mayores fosas comunes de muertos sin identificar, asesinados por paramilitares y el ejército (según consignan informes de organismos de derechos humanos) y que corresponderían a “guerrilleros dados de baja en combate”. El trofeo mayor de esta operación es precisamente el cuerpo de Jorge Suárez Briceño, sindicado como la encarnación misma del mal, el “demonio”, “el símbolo del terror” todos calificativos dados a conocer en la borrachera triunfalista de un gobierno que ya se ve ganador en la guerra contra las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC)

Según consignan informes divulgados por el gobierno de Santos el ataque se venía planificando desde hace un año a la fecha y para el día de la operación se dispuso de 30 aviones Súper Tucano, 15 helicópteros del Ejército y la FAC, junto a 14 Black Hawk de la Policía, que bombardearon con medio centenar de bombas teledirigidas el campamento donde el comandante guerrillero junto a un anillo de 400 combatientes cumplían misiones en el denominado Bloque Oriental de las FARC. Junto a este ataque aéreo dos centenares de comandos aerotransportados de fuerzas especiales del Ejército, la Infantería de Marina y Comandos Jungla, Comandos de Operaciones Especiales (Copes) y Grupo Táctico Antiterrorista (Grate) de la Policía, atacaron el cuartel central enfrascándose en una dura batalla.

Más allá de conjeturas y análisis de ciencia ficción respecto a que Suárez Briceño fue localizado porque tenía un aparato de GPS en la bota, colocado por miembros de su núcleo de hierro que lo traicionaron para cobrar la recompensa de dos y medio millones de dólares - argumento siempre usado para tratar de bajar la moral del enemigo – lo claro es que con la muerte de este guerrillero las FARC deben iniciar un camino de cambio en sus jerarquías. Muerto Manuel Marulanda (Tirofijo) Raúl Reyes y el “Mono Jojoy” sólo queda “Alfonso Cano” como la figura más visible de un Secretariado de las FARC anquilosado y golpeado.

La muerte del “Mono Jojoy” ejemplifica que la estrategia del gobierno colombiano y sus Fuerzas Armadas son, fundamentalmente, los ataques selectivos y la eliminación de los miembros del Secretariado de las FARC, su núcleo de poder central, lo que puede obligar al movimiento guerrillero a atomizar aún más sus 60 frentes donde combaten cerca de 10 mil efectivos. Esta estrategia es la más clara expresión del procesos de enseñanza aprendizaje que han tenido los asesores israelíes en el ejército colombiano, tomando como ejemplo los ataques del ejército de Israel a los blancos de Hamas, Hezbolá y Al Fatah

La muerte de Suárez Briceño han sido un fuerte aliciente para la política guerrerista del presidente Santos, iniciada en su época como Ministro de Defensa del ex presidente Uribe y refrendada con esta operación a pesar que el día anterior al ataque, un comunicado de las FARC reiteraba su disposición a iniciar un diálogo con los ocupantes del Palacio de Nariño. Llamado que se hizo en el marco de varias semanas de fuertes y crecientes enfrentamientos entre fuerzas militares gubernamentales y guerrilleros de las FARC, que se saldaron con un saldo de 90 bajas en el ejército y unas 27 del lado de la guerrilla. La respuesta de Santos tan dura como clara es que no se va a sentar a negociar con la guerrilla y ello implica sólo el camino de intensificar una guerra civil que se extiende ya por medio siglo.

Para el analista Adolfo Mena “Es probable que en los próximos días asistamos al espectáculo macabro de la exposición de cuerpos destrozados, presentados como trofeos de guerra. En un conflicto que cuenta con 37.000 desaparecidos reconocidos por la Fiscalía, más de 3.000 casos de ejecuciones extrajudiciales en los últimos 3 años, más de 7.000 presos políticos, el encarcelamiento de inocentes y los montajes judiciales de las voces molestas al régimen. Todos los presidentes de Colombia, y especialmente el antecesor y mentor de Juan Manuel Santos, Álvaro Uribe, anunciaron nada más llegar a la Casa de Nariño el fin de las FARC. En esa dinámica llevamos más de 40 años. Cada año el Gobierno publica cifras más abultadas de guerrilleros dados de baja o "positivos", y cada año le cuesta más trabajo ocultar las bajas de militares y policías muertos o heridos en ataques de la guerrilla. La "moribunda" guerrilla ha dado muestras en el último mes de su capacidad operativa, con varias acciones coordinadas que se han cobrado numerosas víctimas entre militares y policías. Eso no se puede seguir ocultando”.

A pesar de las declaraciones altisonantes y triunfalistas del gobierno, a las cuales varios gobiernos de la región, entre ellos el chileno han intensificado con sus felicitaciones, son varios los políticos colombianos que han hecho llamados a mantener la cordura en este momento. Entre ellos se encuentra la senadora Piedad Córdoba – actualmente inhabilitada por acusaciones de vínculos con las FARC - quien llamó al gobierno de Santos y a las FARC a buscar el diálogo La senadora Córdoba consideró que la operación SODOMA u otras que se realicen “no acabarán con el conflicto. La guerra va a continuar". Para el ex presidente Ernesto Samper, la muerte del “Mono Jojoy” no marca en modo alguno el fin de las FARC “como lo ha declarado Santos, porque esta ha demostrado que esta guerrilla es capaz de reconstituirse. Hoy es el momento de buscar una salida negociada al conflicto interno de nuestro país” concluyó el ex mandatario.
Para el mencionado analista Adolfo Mena “Hay que ser muy mezquino para pensar que la muerte de una persona puede ser la solución de nada. En el caso del conflicto armado colombiano, además, hace falta ser pendejo para dejarse contagiar por esta "patriótica euforia exterminadora del enemigo", que no sólo ha probado ser suicida, sino que viene siendo el motor del genocidio del pueblo colombiano”. Para otros analistas colombianos como León Valencia, la muerte del Mono Jojoy puede ser el presagio de un porvenir de reconciliación para Colombia. Opinión basada en que la vieja guardia de las FARC están muertos y que en le Secretariado hay hombres con una disposición de mayor flexibilidad política “más urbanistas, más realistas política y militarmente”. Cual sea el reemplazante del Mono Jojoy lo importante es que los colombianos sean los artífices de su propio destino y en ello, las FARC, el gobierno, el ejército y sobre todo su sociedad civil tienen un papel fundamental para terminar con 50 años de muerte y destrucción de una tierra hermosa y de gentes que merecen algo mejor que terminar convertidos en una moderna Sodoma y Gomorra.

Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/40054-colombia_sodoma_y_gomorra.html