webislam

Viernes 3 Abril 2020 | Al-Yuma 09 Shaban 1441
807 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=17389

Las buenas obras según El Nuevo Testamento

¿Basta la fe basta para salvarse o se necesitan también las buenas obras?

01/10/2010 - Autor: Dr. Armando Bukele Kattan - Fuente: Webislam
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Manuscrito con textos evangélicos (Foto: jurgi.wordpress.com).
Manuscrito con textos evangélicos (Foto: jurgi.wordpress.com).

Las buenas obras según el Nuevo Testamento

La discusión en el cristianismo de si sólo la fe basta para salvarse o que la fe necesita también el complemento de las buenas obras; es constante y permanentemente, pero nadie se ha puesto a analizar la gravedad de la diferencia. Anular las buenas obras, significa anular la Ley de Dios del Antiguo Testamento, esto es, los Mandamientos de la Ley de Dios, el temor de Dios, el amor al prójimo y las buenas obras. Solo la fe, mantiene el amor de Dios sobre todas las cosas; pero minimiza o hasta anula el amor al prójimo, como a nosotros mismos. Esto es así, al menos en el aspecto teológico – teórico; aunque en la práctica, algunos creyentes caritativos pueden dispensar caridad para con su prójimo.

Claramente en Romanos 3-20 “Porque Dios no declarará a nadie libre de culpa por haber cumplido la Ley (los Mandamientos), ya que la Ley solamente sirve para hacernos saber que somos pecadores”. Romanos 9-30 Que por medio de la fe, Dios ha declarado libre de culpa a los gentiles, que no buscaban tal liberación. En cuanto los israelitas, que intentaban cumplir la Ley para quedar libres de culpa, no lo lograron. ¿Por qué? Por no procuraron quedar libres de culpa por su fe, sino por sus hechos, Romanos 10-4 “Porque la Ley se cumple en Cristo, para librar de culpa a todos los que tienen fe en Él”. Para eliminar la Ley, la doctrina de Pablo, anuló el Antiguo Testamento, y consideró un nuevo y diferente pacto: el Nuevo Testamento. En él se habla del Nuevo Pacto que Dios ha hecho con los que tienen fe en Jesucristo. En la versión griega de la Biblia, una misma palabra significa tanto “pacto” como “testamento”.

No obstante lo anterior, el Antiguo Testamento se mantiene vigente cuando se trata de fortalecer ciertos mensajes, como la insistencia del diezmo y las ofrendas. El Antiguo Testamento habla del cumplimiento de la Ley, como medida fundamental de salvación; pero aún sin utilizarlo, podemos afianzar nuestra creencia en la fe + buenas obras, utilizando mensajes del Nuevo Testamento: He aquí unos ejemplos: Mateo 5,7. Dichosos los que tienen compasión de otros, pues Dios tendrá compasión de ellos. Mateo 5-16 Brille así vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras y glorifiquen a Dios, que está en los cielos. Mateo 5 (17-18-19)

No crean que yo he venido a poner fin a la Ley de Moisés y a las enseñanzas de los Profetas (del cumplimiento de las buenas obras); no he venido a abolir, sino a que se cumplan. Sí, les aseguro, el cielo y la tierra pasarán, antes de que pase una yud (la letra más pequeña del alfabeto hebreo, traducido por una tilde, el signo más pequeño del alfabeto latino), de la Ley, sin que todo suceda. Por eso, el que no obedece uno de los Mandamientos de la Ley, aunque sea el más pequeño, ni enseña a la gente a obedecerlos, será considerado el más pequeño en el Reino de Dios. Pero el que los obedece y enseña a otros a hacer lo mismo, será considerado grande en el Reino de Dios. Mateo 7-21. “No todos los que dicen Señor, Señor, entrarán en el reino de los Cielos”... Mateo 22(37-39) Jesús dijo: --

Ama al Señor tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu mente. Este es el más importante y el primero de los Mandamientos. Pero hay un segundo, parecido a éste; dice: Ama a tu prójimo, c omo a ti mismo. Lucas 6-31 Hagan ustedes con los demás como quieren que los demás hagan con ustedes Lucas 8-15 Pero la semilla que cayó en buena tierra, son las personas que con corazón bueno y dispuesto, escuchan y hacen caso del mensaje y, permaneciendo firmes, dan una buena cosecha, realizando buenas obras. Lucas 10 (26-28) Jesús le contestó: --¿Qué está escrito en la Ley? ¿Qué es lo que lees? El maestro de la Ley contestó: --Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, con todas tus fuerzas y con toda tu mente; y ama a tu prójimo como a ti mismo. Jesús le dijo: --Has contestado bien. Si haces eso, tendrás la vida eterna. Lucas 11-35 Ten cuidado de que la luz que hay en ti no resulte oscuridad. Lucas 11-42

"¡Ay de ustedes, fariseos!, que separan para Dios la décima parte de la menta, de la ruda y de toda clase de legumbres (el diezmo), pero no hacen caso de la justicia ni del amor a Dios. Lucas 16-17 "Es más fácil que el cielo y la tierra dejen de existir, que deje de cumplirse una sola letra de la Ley. Juan 13-34 Les doy este mandamiento nuevo: Que se amen los unos a los otros. Así como yo los amo a ustedes, así deben amarse ustedes, los unos a los otros. Santiago 1(22-25) Pero no basta con oír el mensaje; hay que ponerlo en práctica, pues de lo contrario se estarían engañando ustedes mismos. Santiago 2(8-10) Ustedes hacen bien si de veras cumplen la Ley suprema, tal como dice la Escritura: "Ama a tu prójimo como a ti mismo."

Pero si hacen discriminaciones entre una persona y otra, cometen pecado y son culpables ante la ley de Dios. Porque si una persona obedece toda la ley, pero falla en un solo mandato, resulta culpable frente a todos los mandatos de la ley. Santiago 2(14-17) Hermanos míos, ¿de qué le sirve a uno decir que tiene fe, si sus hechos no lo demuestran? ¿Podrá acaso salvarlo esa fe? Supongamos que a un hermano o a una hermana les falta la ropa y la comida necesarias para el día; si uno de ustedes les dice: "Que les vaya bien; abríguense y coman todo lo que quieran", pero no les da lo que su cuerpo necesita, ¿de qué les sirve?

Así pasa con la fe: por sí sola, es decir, si no se demuestra con hechos, es una cosa muerta. Santiago 2(18-20) Uno podrá decir: "Tú tienes fe, y yo tengo hechos. Muéstrame tu fe sin hechos; yo, en cambio, te mostraré mi fe con mis hechos." Tú crees que hay un solo Dios, y en eso haces bien; pero los demonios también lo creen, y tiemblan de miedo. No seas tonto, y reconoce que si la fe que uno tiene no va acompañada de hechos, es una fe inútil. Santiago 2-24 Ya ven ustedes, pues, que Dios declara justo al hombre, también por sus hechos, y no solamente por su fe. Santiago 2-26

En resumen: así como el cuerpo sin espíritu está muerto, así también la fe está muerta si no va acompañada de hechos. Santiago 4-12 Solamente hay uno que ha dado la Ley y al mismo tiempo es Juez, y es aquel que puede salvar o condenar; tú, en cambio, ¿quién eres para juzgar a tu prójimo? Como puede verse, también el Nuevo Testamento pondera el cumplimiento de la Ley como medida complementaria de la fe. Pero estos artículos no se mencionan, ni se puntualizan en los templos y prédicas. Para aquellos hermanos cristianos que creen que la fe es suficiente y que la Ley fue abolida, y que las buenas obras ya no son necesarias, les recuerdo que el fundamento de la Ley son los Mandamientos, que son el principio del comportamiento humano, que Dios desea de nosotros. Hablar de anular la Ley es hablar de cancelar los Mandamientos. ¿Qué acaso no se dan cuenta? La fe nos enseña el amor de Dios; pero La Ley nos enseña a amar a nuestro prójimo y a temer la justicia de Dios, cuando nos descarriamos del camino recto. ¡Quiera Dios, que en este mes sagrado de Ramadán, donde los musulmanes del Mundo estamos ayunando y multiplicando nuestras buenas obras; oiga las súplicas de nuestra Comunidad Salvadoreña Musulmana, que estamos también ayunando, que le pedimos proteja, ayude y se apiade de nuestro afligido, lleno de penas y confundido pueblo. Amamos a Dios y nuestra fe y sometimiento a Él y a sus mandatos, es fuerte y permanente. Pero también fomentamos las buenas obras, cumpliendo con La Ley y las enseñanzas de los profetas y fortificamos nuestro espíritu con la oración, la caridad y el ayuno. ¡Que el Dios, Uno y Único, les bendiga y proteja. Amén!

Anuncios
Relacionados

Jesús en el Islam

Artículos - 16/02/2001

Muhammad y Jesús: Dos Grandes Profetas de Dios

Artículos - 18/02/2008

Cuando pienso en el cristianismo...

Artículos - 11/12/2008



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/40030-las_buenas_obras_segun_el_nuevo_testamento.html