webislam

Viernes 22 Noviembre 2019 | Al-Yuma 24 Rabi al-Auwal 1441
912 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=17213

La zona cero de ignorancia y fanatismo religioso

Los atentados del 11-s alimentaron por enésima ocasión en la historia de la humanidad, las doctrinas de la guerra justa

15/09/2010 - Autor: Guillermo Puente Ordorica - Fuente: Cronica
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Solar de la denominada Zona Cero en Nueva York.
Solar de la denominada Zona Cero en Nueva York.

En el noveno aniversario de la destrucción de los edificios del World Trade Center en la ciudad de Nueva York, el pasado 11 de septiembre, que conmemoraron unos atentados terroristas que impresionaron al mundo por la magnitud de sus alcances, resultaría lógico suponer que casi una década después, en lo individual y en lo colectivo, las sociedades en general, y la estadounidense en particular, habrían avanzado, en términos de práctica y aprendizaje, hacia una cultura de tolerancia y respeto entre credos. Ello no sólo como consecuencia del catastrófico resultado que tales atentados generaron en la conciencia y en el imaginario de los individuos, sino sobre todo como parte de un proceso de reconciliación en favor de una convivencia más armónica y pacífica de la cual se debía de nutrir el tejido social.

Hace nueve años tales atentados alimentaron por enésima ocasión en la historia de la humanidad, las doctrinas de la guerra justa, que dieron lugar con o sin razón a las intervenciones bélicas en Afganistán y posteriormente en Iraq, como parte de una estrategia de fuerza de combate a organizaciones terroristas. El mundo fue dividido entre el bien y el mal. Por distintas razones claro está, pero unos y otros, se sirvieron de la ignorancia y han alimentado el fanatismo entre las personas y los grupos sociales para hacer avanzar sus causas. Un argumento central utilizado para justificar este encono y la escalada de la violencia fue precisamente el de hacer del mundo un lugar más seguro, aunque difícilmente puede sostenerse que tal objetivo haya sido cumplido al paso de estos años.

No deja de asombrar que en plena era tecnológica, de importantes avances en la ciencia, la tecnología y el conocimiento, en los planos político e ideológico se haya más bien retrocedido, a juzgar por los odios y rencores a los que incita el fervor religioso y que es explotado políticamente por ciertos grupos y sectores en Estados Unidos, pero también en el mundo. Un ejemplo ilustrativo al respecto, y del que se han ocupado la totalidad de los medios informativos recientemente es la polémica por la intención de grupos que profesan la fe islámica de construir un centro comunitario islámico frente a la llamada zona en la ciudad de Nueva York, y del malestar que ello ha generado en otros sectores religiosos de la sociedad estadounidense. Los primeros argumentan que tienen el derecho para construir una mezquita, conforme a la libertad de cultos que les garantizan las leyes de su país para impulsar su iniciativa, en tanto que los segundos justifican su oposición diciendo que tal intención resulta una ofensa para las víctimas de los atentados del 11S. El resultado absurdo por lo demás ha sido el de dirimir la polémica equiparando al Islam con terrorismo. Se ha llamado incluso a la quema de libros del Corán, lo cual parecería un mero berrinche sino fuera por los tristes recuerdos que en la historia de la humanidad trae aparejado incendiar libros. En ese escenario parece claro a quiénes les asiste la razón. Sin embargo, el hecho es preocupante y significativo más allá de las garantías jurídicas del caso y del otorgamiento de la razón a uno u otro bando. De acuerdo con sondeos de opinión, altos porcentajes de la población estadounidense no poseen una opinión favorable del Islam y algunos otros identifican a esa religión con la violencia. Parecería un problema netamente doméstico, pero sus potenciales dimensiones internacionales lo hacen una cuestión aún más seria para todos.

Ante tal situación, un presidente que ha mostrado sensatez, como Barack Obama, ha salido a formular declaraciones para intentar zanjar el asunto, y también para procurar prevenir mayores vicisitudes a su estrategia bélica en Afganistán. Es de sobra conocida la mala imagen de que goza su país desde hace años en el mundo árabe y musulmán, a pesar de que el mandatario fue enfático al señalar que su país no está en guerra contra el Islam, sino que sus enemigos son Al Qaeda y sus aliados. Cabe suponer que sus declaraciones sentarán mal entre los grupos fanáticos a los que apela el pastor Terry Jones, no obstante que al presidente estadounidense le asiste la razón en cuanto a la importancia de la tolerancia para la convivencia interreligiosa.

Con un tono marcadamente crítico, el analista Robert Fisk sentencia que luego de nueve años y cientos de muertos tras las aventuras bélicas en Afganistán e Iraq, es nulo lo que se ha aprendido. Además de los factores de política interna e internacional en juego y de que en pleno siglo XXI sigamos discutiendo con plena vigencia y preocupación acerca de arcaicos estereotipos de intolerancia religiosa, es claro que los primeros años de la nueva centuria nos han alejado de la construcción de sociedades basadas en el conocimiento, la convivencia pacífica y fundamentadas en la aspiración de erradicar las desigualdades.

Anuncios
Relacionados

El pastor Terry Jones es un producto del mercado libre religioso de EE.UU.

Artículos - 15/09/2010

11-S

Artículos - 24/10/2010

Fundamentalismo mundial

Artículos - 29/01/2003



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/39879-la_zona_cero_de_ignorancia_y_fanatismo_religioso.html