webislam

Sabado 14 Diciembre 2019 | As-Sabat 16 Rabi al-Zani 1441
736 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=16938

Sobre las cumbres y otras mentiras

Los gobernantes tienen la culpa de todo lo que pasa porque ellos tienen el poder y los medios para defender la justicia y no lo hacen

25/08/2010 - Autor: Agustín Vega Cortés - Fuente: Webislam
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Encuentro entre Silvio Berlusconi y Nicolas Sarkozy en Roma en 2008.
Encuentro entre Silvio Berlusconi y Nicolas Sarkozy en Roma en 2008.

Ahora toca en Francia, hace un tiempo en Italia, y antes en muchos otros países de Europa, que es donde vive más del 90% de los gitanos del mundo. Siempre es lo mismo: los gobiernos se enfrentan a los problemas de la inmigración ilegal, la marginación, el desarraigo y la delincuencia, metiéndolo todo en el mismo saco y poniéndole la etiqueta de gitano, como antes de la Segunda Guerra Mundial se ponía la de judío, o hace menos tiempo, en EE.UU, la de negro. Siempre igual; si hay una minoría racial que ya está criminalizada desde siglos, pues que sean ellos los que catalicen el odio y la mala sangre que siempre está a punto de saltar, sobre todo en tiempos de crisis y zozobra, y de paso calentamos motores para la próxima recolección del voto, que tanto cunde al calor del odio y del arrebato incendiario y criminal, pues nada une más al personal que las antorchas justicieras sobre todo cuando hay que usarlas contra los de fuera, los que están de paso aunque haga siglos que llegaron.

Los gobernantes tienen la culpa de todo lo que pasa porque ellos tienen el poder y los medios para defender la justicia y no lo hacen. No son gobernantes justos, sino unos hipócritas, ambiciosos, y vacíos de ideales y de sentimientos, que solo hacen aquello que les lleva al poder o le mantiene en el, pero también son responsables aquellos que, supuestamente, están al otro lado del espejo, esos representantes de tantas asociaciones y ONG,s de todo tipo, que dicen hablar en nombre de los débiles y de los que no tienen voz, pero que a la hora de la verdad es mentira, y no hacen otra cosa que aplaudir a los que gobiernan, vocear sus embustes y dan crédito a sus falsas promesas que solo duran el tiempo que tardan en decirlas. Son responsables por omisión, por colaboración necesaria y por complicidad, sea esta voluntaria o no. Son responsables por estar siempre tan reunidos y ocupados en tantas cumbres y en tantos encuentros, en simposios y conferencias, o entregando premios y placas a los mismos que pagan lo que cuestan los trofeos, que no tienen tiempo de preguntarse qué es lo que hacen y para qué y en nombre de quien y con qué fin. Ya sabemos que se está muy bien en esa cómoda butaca de ese lujoso lugar donde se celebra el enésimo debate sobre los pobres gitanos del mundo y que es muy lujosa la habitación de ese hotel de 5 estrellas y muy buena la comida del restaurante de no sé cuantos tenedores, y que mira que bien que además de eso te dan una buena dieta por participar en la reunión, pero es que no es para eso para lo que se supone que están ahí y para lo que cobran los salarios, las dietas y los gastos de representación que pagamos todos, también los gitanos, como contribuyentes que somos.

Ya sabemos que Berlusconi es un demagogo racista y Sarkozy es un no sé qué y todo eso, pero hace unos pocos meses sus representantes eran aplaudidos en la última llamada cumbre Europea sobre los gitanos, pero sin gitanos, salvo los que aplauden, celebrada en Córdoba, de la misma forma que fueron aplaudidos todos los demás funcionarios y políticos de la UE y del Gobierno de España que se pasaron por allí para leer el discurso de siempre escrito por los mismos de siempre, que dice las mismas generalidades y demagogias de siempre y que olvidan a los pocos minutos de haberlas dicho, como siempre. Ahora con Internet, podemos enterarnos de todo, o casi todo, y por eso sabemos que todo lo que se dijo en la llamada cumbre de Córdoba fue lo mismo que en septiembre de 2008, se había dicho en la llamada cumbre de Bruselas, de la que nadie se acuerda ya, y lo mismo que se viene diciendo desde hace más de 30 años y que se seguirá diciendo dentro de 30 años más, si los gitanos continúan sin tener unos verdaderos representantes elegidos democráticamente, que no le deban sus puestos ni su salarios a los mismos a los que tienen que enfrentarse y que puedan, y quieran, hablar con verdad y con libertad.

¿Para cuando la próxima cumbre? No tardarán mucho en anunciarla, y si no, al tiempo.

agustinvegacortes@yahoo.es
 

Anuncios
Relacionados

El tiempo de los gitanos (1)

Artículos - 26/09/2010

Sarkozy escoge el deshonor

Artículos - 26/09/2010

Gitanos, inmigración y crisis

Artículos - 28/09/2010



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/39697-sobre_las_cumbres_y_otras_mentiras.html