webislam

Miercoles 13 Noviembre 2019 | Al-Arbia 15 Rabi al-Auwal 1441
1345 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=16686

´¿Por qué prohibir el velo integral si no prohíben ir casi desnudo por la calle?´

Entrevista con Belmeddah Noreddine. Presidente de la Federación Europea de Asociaciones Argelinas

27/07/2010 - Autor: Mar Ferragut - Fuente: Diario de Mallorca
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Belmeddah Noreddine. Presidente de la Federación Europea de Asociaciones Argelinas. (Foto: B. Ramon)
Belmeddah Noreddine. Presidente de la Federación Europea de Asociaciones Argelinas. (Foto: B. Ramon)

Desde 2005 se ha multiplicado por cinco el número de mezquitas en Balears y el debate sobre el velo integral pasea hoy por las instituciones. A la vez, los inmigrantes son golpeados por la crisis y cada vez más emprenden el camino de vuelta. Belmeddah Noreddine (Orán, Argelia, 1974) lleva once años en Mallorca, está al frente de la Federación Europea de Asociaciones de Argelinos y habla de lo que está pasando en la isla como inmigrante, como representante de los argelinos, como musulmán. Habla del "muro" que aún separa a mallorquines y árabes.

– ¿Por qué el velo?

– Es religión, igual que se lo ponen las monjas. Ella ha de estar convencida de que debe hacerlo como una parte de su religión, el Islam dice que no hay que obligar a nadie a hacer nada, no solo respecto al velo. La persona debe estar convencida. El velo no es represión, es una imagen que quieren dar algunas personas, no sé por qué intereses. No lo digo yo, muchas mujeres musulmanas lo están diciendo. El otro día en un plató de televisión una argelina decía: "Yo llevaba el velo antes de estar casada y si mi marido quiere quitármelo, no lo haré". Otra amiga nuestra está convencida de que debe llevar velo pero que lo hará en el futuro. Ni su marido ni su padre la obligan. Están convencidas, es una cosa entre ellas y Dios, no debe haber interferencias en medio. Alguien puede dar un consejo, pero nada más.

– ¿Y el velo integral?

– El Islam pide que una persona no enseñe sus partes íntimas y cada mujer interpreta esta frase a su manera. Yo conozco a una mallorquina que lleva el niqab, sólo se le ven los ojos, y su marido, que es argelino, está tan presionado cuando sale con ella a la calle que le ha pedido que se lo quite porque todos les miran, pero ella lo llevaba antes de casarse. Se siente con una presión social impresionante. El velo integral no es una cosa tan importante como para hacer un debate. Si nosotros no decimos a las hijas y las madres que lleven o no velo, ¿porqué vamos a hacerlo con el niqab?

– ¿Entonces cree que no hay diferencia entre uno y otro?

– Sí, desde mi punto de vista es una exageración. Pero la señora que lleva el niqab dice que lo lleva porque se lo dice el Islam. Es su interpretación. Si ella está convencida de llevarlo, pues que lo lleve y punto. Igual que una persona está convencida de llevar el pelo de punta. Si está contenta y no está haciendo daño a nadie, pues ya está. En Mallorca, conozco dos casos.

– ¿No hay que prohibirlo?

– ¿Por qué se prohíbe esto y no se prohíben otras cosas, como la gente que va casi desnuda por la calle? Prohibir conlleva un problema. Dicen que se prohíbe para asegurarse de que la mujer no está obligada a llevarlo. Es una tontería. Aquí y en toda Europa hay una ley y cualquier señora puede ir a denunciar: "Este señor me está obligando a ir así". Y tema arreglado. El motivo que ponen para prohibir no nos convence.

– Pero una mujer a la que su marido le está obligando a vestirse así, ¿se atreverá a denunciar?

– Si ella no se atreve, es como en los malos tratos, que a veces denuncian sus vecinos. A lo mejor esta señora podría comunicarle a alguien que se siente obligada y estos podrían presentar una denuncia.

– ¿Cree que si hay prohibición las mujeres se quedarán en casa?

– Está pasando en pueblos de Cataluña. Si una persona está convencida de algo, hará lo que sea para seguir con ello porque se siente contenta consigo misma. Lo que están haciendo es aislar en lugar de integrar. Ellas eran felices con su vestido, en las calles, ahora las están aislando en la casa.

– Hace diez años los musulmanes empezaron a llegar a zonas como sa Pobla, Inca, Manacor... Ahora son muchos y en los parques y en los bares se les ve sentados en un lado y a los mallorquines en el otro, ¿por qué seguimos sin sentarnos en el mismo banco después de tantos años?

– Cuando una persona llega a un sitio quiere conocer a los demás, su cultura y la gente. El problema de Palma es que la gente que vive aquí siempre tiene miedo de lo extranjero. Los españoles que llegaban de la península se sentían rechazados y venían a Son Gotleu. Ahora hace falta tiempo para que los españoles se acostumbren a que haya muchos inmigrantes. Hay un muro, poco a poco está cayendo.

– ¿Le ofende que le llamen moro?

– Depende del tono. Hay gente que lo dice por ignorancia y gente que lo hace por ganas de ofender. A mí me gusta más que me llamen musulmán, argelino o árabe antes que moro. No me veo identificado con esa palabra. Y además no entiendo qué significa, nadie me lo ha explicado. Una vez me dijeron que significa ´pasa´.

­– ¿Los jóvenes se mezclan más?

– Antes llegaban hombres jóvenes, ahora los inmigrantes nacen aquí, van a la escuela... En la generación adulta puede que un 1% haya estudiado con inmigrantes; ahora los niños en la escuela llegan al 25%. Desde la escuela están acostumbrados a tener a un negro, un árabe, un gitano junto a ellos. La integración es cuestión de costumbre y de confianza, hace falta tiempo, nada más.

– La Fiscalía de Menores detecta cada vez más casos de familias extranjeras que sacan a sus hijos del sistema educativo, ¿conoce este problema?

– Puedo hablar de lo que se refiere a la comunidad argelina. En Argelia es lo mismo que aquí: la escolarización es obligatoria hasta los 18 años y el padre que no lo cumpla puede ir a la cárcel. Una persona que quita a sus hijos del colegio porque ya saben escribir y leer es un enfermo mental o un analfabeto. Yo nunca he oído casos y no creo que los haya.

– ¿Cuándo empezará a ser notable la presencia de inmigrantes en la universidad?

– No llegan tantos. Comparado con otros países, aquí está el problema del idioma. Aquí vienen del norte de África y la mayoría hablan francés, no castellano y por eso igual van a Bélgica o a Francia y tienen más facilidad para llegar a la universidad. Aquí ya están llegando, pero sigue siendo algo nuevo. Ya tenemos niños en las escuelas y alumnos que llegan a la universidad pero cada año habrá más.

– Menciona la lengua y aquí hay dos, ¿cómo lo hacen?

– És dur, pero la gente cuando llega aquí tiene que aceptar y respetar las leyes y normas del país de acogida. La gente de aquí tiene su idioma y yo no puedo decir, pues ´yo catalán, no´. Estamos haciendo cursos y hemos convertido la sede también en una escuela para hacer repaso con los niños.

– ¿La idea mayoritaria es venir a hacer dinero y luego volver o establecerse?

– Depende de la situación. Si una persona se instala aquí, se siente a gusto, tiene trabajo fijo... se quedará seguramente. Aquellos que salieron de Argelia por motivos sociales o políticos seguramente quieren volver. Ahora todo el país está en obras, Argelia está creciendo, la economía se está volviendo cada vez más fuerte e incluso hay españoles que están trabajando allí ¿Qué pasa? La mayoría vuelve por el tema de la crisis de aquí y porque allí hay ahora un poquito más de trabajo; además, ya no hay terrorismo como antes. Los motivos por los que se fueron, van disminuyendo poco a poco.

– ¿Se ceba la crisis con los inmigrantes?

– Están fatal. Conozco familias enteras que estaban aquí desde hace años, con los niños yendo a la escuela, y han vuelto, dejando aquí al hombre solo porque no pueden con los gastos. De la comunidad argelina, ya conozco a seis familias que se han ido.

– ¿Para mucha gente la única opción es la economía sumergida?

– Ya se daba hace tiempo, cuando no tenían papeles. Ahora trabaja sin contrato la gente que por lo menos quiere pagar el alquiler y pagar sus gastos normales. Es difícil.

– En julio de 2009 la policía irrumpió de mala manera en la mezquita de Pere Garau y el Ayuntamiento pidió disculpas por su actuación... ¿eso es un "choque de culturas"?

– Seguimos diciendo lo mismo: tenemos tres racistas en el cuerpo de la policía local. Hay que llevarles a estudiar o hacerles una limpieza de cabeza, pero es lo que hay. La forma de entrar en la mezquita, diciendo tacos, con las botas, lo que es una falta de respeto, su manera de decir a la gente ´a quien no le gusta que se vaya a su país´... estas frases racistas las escucharon muchas personas, y se las dijeron incluso a la persona que cuida la mezquita, que es mallorquina. El Ayuntamiento nos pidió disculpas y disculpas aceptadas, por eso no hemos ido más lejos.

– "Los extranjeros vienen a quitarnos el trabajo", decían cuando las cosas iban bien. Ahora con la crisis, ¿notan un mayor racismo?

– La gente está culpando de la crisis a Zapatero, no a los inmigrantes. La crisis no la hemos traído los inmigrantes y nosotros entendemos que si una empresa tiene tres puestos de trabajo y hay mil candidatos, los tres deben ser para españoles. Hasta los que llevan años aquí lo entienden. Y los que han llegado para arreglar su situación y se encuentran con la crisis, pues si ven que pueden seguir aquí siguen y si pueden encontrar cómo mejorar su vida en otro sitio, pues van a otro sitio.

– Federación Musulmana, Lliga Musulmana... ¿por qué el movimiento musulmán no trabaja desde una plataforma única?

– Cuantas más asociaciones haya, mejor. La gente nos intenta comparar con la comunidad cristiana, que tiene su obispado, pero nosotros no tenemos esto. Tenemos el imán y la gente le hace caso y como hay muchas mezquitas, hay muchos imanes. Pero no hay un líder de todos los musulmanes, ni lo habrá. Pero no estamos divididos. Hay algo nos une a todos, pero fuera cada uno tiene su forma de trabajar. El objetivo es representar y defender a la comunidad musulmana. Hablando de la Federación, siempre decimos lo mismo: que el presidente nos enseñe cuánta gente hay en la junta directiva, cuántas personas hay. Mientras tanto, nosotros no la reconocemos, aunque esté registrada.

– ¿Cuáles son las prioridades del colectivo musulmán ahora?

– Tener una mezquita grande donde poder rezar y ampliar el cementerio, porque el actual ya se está quedando pequeño. De momento, en cinco años no se acabarán las tumbas, pero queremos un terreno más amplio, como un derecho, no como un favor.

– En los barrios de París cada tanto hay violentas revueltas, ¿llegará esto aquí?

– Nosotros trabajamos para que no llegue. Para que España no cometa los mismos errores que ha cometido Francia: crear guetos. Poner a la gente musulmana, a todos, en el mismo barrio, como pasa aquí en Son Gotleu, aunque esté desapareciendo.

– ¿Quién crea el gueto: el país de acogida, los que llegan o ambos?

– Es una estrategia del gobierno francés. Igual que el Ibavi aquí, la gente solicita pisos de acogida o de protección social y a los extranjeros se los dan a todos en el mismo sitio. Aquí no se está haciendo. En Francia, la historia no perdona y los argelinos nunca vamos a olvidar lo que hizo Francia en nuestro país. Los que viven en Francia sienten que ni siquiera les han pedido perdón. Esa tensión aquí no se da.

– El año pasado hubo un conflicto entre vecinos de Son Gotleu de distintas nacionalidades.

– Eso es normal, pero comparando con lo que está pasando en Francia es diferente. Esas cosas que ocurren allí queremos que no pasen aquí y por eso el trabajo de la policía, de las asociaciones... Todo el mundo sabe quién es el culpable de lo que pasó en Son Gotleu. Una asociación de vecinos con su presidente. Él mismo rechaza a los inmigrantes, pero se olvida de que ellos también son vecinos. Volverá a pasar algo como lo que del año pasado, en un tiempo lejano, los factores siguen ahí.

– ¿Se ha acabado el drama de las pateras?

­– No se va a acabar, pero ha disminuido muchísimo. En julio de 2007, ya habían llegado cinco embarcaciones y este año no ha llegado ninguna. Hemos hecho una labor de sensibilización muy importante y entre eso, la crisis y las familias que vuelven, los jóvenes ahora sí saben qué encontrarán si vienen, no como antes cuando decidían venir en patera.

Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/39442-por_que_prohibir_el_velo_integral_si_no_prohiben_ir_casi_desnudo_por_la_calle.html