webislam

Martes 17 Septiembre 2019 | Az-Zulaza 17 Muharram 1441
739 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=16533

Cuba: aires de cambio

Cuba se enfrenta a una encrucijada alentada por la presión internaiconal respecto a sus preoss políticos y la necesidad de renovar una revolución que cumple ya 52 años

13/07/2010 - Autor: Pablo Jofré Leal - Fuente: Webislam
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Una multitud hace flamear la bandera cubana en una manifestación de apoyo a la revolución.
Una multitud hace flamear la bandera cubana en una manifestación de apoyo a la revolución.

A pesar que no ha comenzado aún en Cuba, lo que se conoce en el Caribe como época de huracanes, la posible liberación de decenas de presos políticos ha puesto a ese país en el ojo de un fenómeno tan activo como el propiciado por la naturaleza: la posible liberación de medio centenar de disidentes

El prolongado ayuno del profesional Guillermo Fariñas, que se extendió por 4 meses y fracción, exigiendo la libertad de un grupo de presos políticos en ese país latinoamericano catalizó la discusión y la búsqueda de soluciones a un problema permanente que enfrenta el régimen cubano y que ha tenido como actores principales, no sólo a Cuba sino también a la Unión Europea y en especial España –tradicional socio comercial del régimen cubano– Estos han expresado al gobierno cubano su preocupación y deseo que el ayuno prolongado de Fariñas no terminara con su muerte y se buscara, bajo el aval de la Iglesia católica cubana, una solución que deje satisfecho tanto a la disidencia interna como a La Habana: liberar a la mayor cantidad de presos políticos y retomar las relaciones económicas con la Unión Europea.

El objetivo, al cierre de este trabajo, parece estar cumpliéndose en forma relativamente exitosa y dependerá de la forma en que se limen detalles, se ceda más o se retroceda en peticiones que pueden trabar el acuerdo. Lo cierto es que Cuba liberará en los próximos días a 6 disidentes y en un plazo de cuatro meses a 47 más, del total de 75 detenidos en la llamada primavera negra del año 2003.

Presión internacional

El Canciller español Miguel Ángel Moratinos estuvo de visita la pasada semana en la Habana y en sus entrevistas con dirigentes cubanos expresó el deseo de su país y la UE de poder lograr la liberación de al menos medio centenar de disidentes, principalmente aquellos detenidos en la denominada primavera negra del año 2003 y muchos de ellos aquejados de enfermedades que ponen en peligro sus vidas. Tal visita, con resultados positivos, se ha dado en un marco creciente de conversaciones del gobierno cubano con otros sectores, entre ellas la iglesia católica de ese país caribeño. En Cuba, según datos de Amnistía internacional existen 167 presos políticos (34 menos que a fines del año 2009) de los cuales 53 son considerados por AI como presos de conciencia. Es a ese grupo donde se dirigen las mayores exigencias de políticos y organismos internacionales de defensa de los derechos humanos y que seguramente se hará bajo la modalidad de extradición de gran parte de ellos.

Aunque no lo mencionó ante la prensa en La Habana, Moratinos anunció en Madrid, previo a su viaje, que con su visita y entrevistas busca “acompañar” un inédito diálogo que sostuvo con Raúl Castro y el Cardenal de La Habana Jaime Ortega el 19 de mayo, que como primer fruto dejó la liberación en junio de un preso político enfermo y el traslado de otros 12 a cárceles en sus provincias. La visita de Moratinos y sus entrevistas a puertas cerradas, con altos dirigentes cubanos, desató las esperanzas de excarcelaciones masivas e incluso versiones de prensa de la península señalan que la negociación incluiría a “todos” o “un gran número” de presos, cuestión que se ve probable en los próximos meses. A diferencia de otras cancillerías, Moratinos se excusó de responder si España acogería, eventualmente, a presos políticos que fuesen liberados por el gobierno Cubano pero en la península ya se habla de recibir al medio centenar de liberados.

Para el canciller español, un éxito de su visita “permitirá trabajar para levantar definitivamente” la Posición Común, que desde 1996 ciñe las relaciones de la Unión Europea con Cuba a avances en derechos humanos. El canciller cubano, Bruno Rodriguez reiteró que esa política es “injusta, unilateral, injerencista y un obstáculo insalvable para la normalización de las relaciones con la UE”. El primer ministro belga, Yves Leterme, consideró que las gestiones en Cuba del ministro español de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, son "complementarias a lo que se hace desde otras instancias" de la Unión Europea. Para Leterme -cuyo país está este semestre al frente de la UE- el trabajo de Moratinos responde a "la relación específica y los lazos que unen a España y a Cuba y no tiene por qué contradecir la postura comunitaria respecto al régimen”.

Por su parte, el Cardenal Jaime Ortega, arzobispo de La Habana, aseguró que la visita a Cuba de Moratinos es de enorme trascendencia "Se reafirma con esa visita la esperanza que ya hemos anunciado anteriormente acerca de estos temas de los prisioneros y de todo lo que tenga que ver con un avance en la presencia de Cuba en el contexto mundial positivamente considerado". Jaime Ortega agradeció al ministro español su postura de "comunicación y puente" con Cuba, así como su esfuerzo para tratar de normalizar las relaciones con la Unión Europea, regidas desde 1996 por la llamada "posición común", que las condiciona a avances en materia de derechos humanos.

La visita de Moratinos a Cuba coincide con el descenso en el número de presos políticos respecto a 2009, el nivel más bajo desde la revolución castrista del año 1959, y que obedece, en la mayoría de los casos, al cumplimiento de condenas, algunas de ellas rebajadas ligeramente. Para la disidencia cubana la forma de operar del gobierno es de “baja intensidad mediante detenciones de corta duración y otras formas de hostigamiento”. Según dio a conocer la agencia Europa Press, las autoridades cubanas han interrogado a más de 30 presos políticos y les han realizado varios exámenes médicos como parte de lo que podría ser una excarcelación masiva, en el marco de las últimas conversaciones que ha mantenido el Gobierno, dirigido por el veterano General Raúl Castro, con representantes de la Iglesia Católica y que tuvo, en los últimos días, la presencia del canciller español Miguel Angel Moratinos.

Elizardo Sánchez, uno de los opositores internos más conocidos, portavoz de la denominada Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN) expresó a medios internacionales que cerca de 40 prisioneros políticos han sido consultados sobre su interés en abandonar la isla “estas acciones pueden significar mucho o nada en un régimen hermético como el cubano. Las interrogaciones que se han llevado a cabo pueden ser parte de una iniciativa más bien de bajo rango, desvinculada de las tradicionales políticas de excarcelación que pudiese poner en marcha el gobierno, tal y como lo ha hecho en otras ocasiones cuando ha liberado a decenas de opositores”.

Gracias a las conversaciones con la Iglesia católica, encabezada por el Cardenal Jaime Ortega se logró la liberación del disidente Ariel Sigler Amaya y el traslado de otros 12 prisioneros a cárceles más cercanas a sus provincias de origen, lo que ha sido destacado en las cancillerías europeas, dispuestas a intensificar las peticiones de liberación a La Haban. Chile, en claro y lógico compromiso ideológico del gobierno de derecha, encabezado por Sebastián Piñera, ha ofrecido recibir a algunos de los denominados “presos de conciencia” cubanos si ello ayuda a finalizar el ayuno de Fariñas. El Canciller chileno, Alfredo Moreno sostuvo ante parlamentarios de la Concertación que “Chile siempre está dispuesto a ser un país que coopera en esta materia. Si hubiera una liberación de presos políticos en Cuba, si esos presos políticos pudieran llegar a otros países, entre ellos Chile, nuestra disposición siempre será la de colaborar”.

Por su parte, el presidente del Senado, el DC Jorge Pizarro, respaldó la labor que realiza el gobierno de Piñera con relación a terminar la huelga de Fariña, aunque señaló l que también se requiere poner atención al tema de fondo, “el por qué Fariñas está en huelga de hambre, y eso pasa por la existencia en Cuba de presos que están detenidos por pensar distinto al régimen y es ahí donde creo yo que es necesaria la participación de los gobiernos democráticos. Debemos abogar por abrir espacios para que la disidencia en Cuba se pueda expresar como trata de hacerlo, democráticamente y en forma pacífica. Me parece bien que Chile permanentemente esté preocupado de lo que es la defensa de los derechos humanos en cualquier situación que se genere". Ni siquiera la bancada socialista, tradicional amiga de Cuba ha podido situarse al margen de esta verdadera ola de solicitudes de liberación de disidentes en Cuba. Este grupo, encabezado por el diputado Sergio Aguiló, también valoró las gestiones del Gobierno chileno sobre Fariñas asegurando que todo lo que pueda hacer la actual administración "u otros gobiernos del mundo respecto de eso – detener la huelga de Fariña - es para nosotros un hecho muy positivo".

La Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para Derechos Humanos (ACNUDH) expresó su deseo de que la huelga de hambre del periodista Guillermo Fariñas en Cuba no tenga un desenlace trágico. El portavoz de este organismo, Rupert Colville, sostuvo ante medios de prensa internacional en La Habana que “esperamos que la situación de Fariñas, no desemboque en otra tragedia como la muerte de su antecesor, el disidente Orlando Zapata (temor ya desechado tras la suspensión del ayuno del mencionado didente)  Estamos preocupados; es una situación complicada debido a que una huelga de hambre es una decisión personal y nuestro organismo no puede intervenir con ese derecho”. Colville reafirmó la postura de ACNUDH respecto a exigir que se respeten asuntos relacionados como el de la libertad de expresión, la libertad de movimiento y la situación en las cárceles cubanas. La titular de nuestro organismo, Navi Pillay, contactó en abril a las autoridades cubanas y ha discutido el caso de Fariñas y otros presos enfermos con embajadores y oficiales en Ginebra, pero dichos esfuerzos ha sido infructuosos. Estamos vigilando la situación muy de cerca” concluyó el alto directivo internacional.

En una declaración pública, reproducida por Internet, Fariñas responsabilizó a Raúl y Fidel Castro por su inminente muerte. “Consciente estoy de mi próximo fallecimiento y lo considero un honor”, expuso el periodista y psicólogo de 48 años en un mensaje transmitido telefónicamente por su portavoz Licet Zamora, desde el hospital en que está ingresado en Santa Clara, a unos 250 kilómetros al este de La Habana. Lo señalado por Fariñas va en respuesta a un artículo publicado en el diario oficial Granma donde el jefe de los servicios de terapia intensiva del centro asistencial, Armando Caballero, sostuvo que su paciente (Fariñas) “está en peligro potencial de muerte”

Depende del cristal con que se mire

En las relaciones con Cuba se da una situación “única y peculiar” desde el año 1959 a la fecha. A los dirigentes políticos o autoridades de gobierno que van a Cuba en visitas de carácter oficial, lógicamente, se les reprocha que no critiquen al régimen cubano, que no sean capaces de reunirse con la disidencia, como si el representante de las violaciones a los derechos humanos por excelencia fuese el país caribeño.

Para el cientista político Mario Silva “tal postura se ve reflejada en cuanto medio de comunicación refiere la situación política cubana pero, esos mismos críticos, aquellos que exigen mano dura con Cuba, no son capaces de medir con la misma vara a otros regímenes que atentan contra los derechos humanos o que tienen en sus cárceles a presos que pueden ser considerados presos políticos: China, Estados Unidos, Arabia Saudita, Paquistán, Marruecos, Israel (que según datos de organismos de defensa de los DD.HH hacina en sus cárceles a 7 mil presos políticos palestinos). O, en nuestro país, donde en cárceles, principalmente del sur del país, se encuentran recluidos 57 presos políticos mapuches, que también han efectuado huelgas de hambre. Aquí parece que se privilegia el cristal con que se mira y Cuba es el ejemplo de aquello”

Cuba está hoy, no sólo entrando en temporada de huracanes, sino que en una encrucijada política, como no se ha visto desde el fin de los socialismos reales. En un artículo anterior de nuestra revista, escrito en abril de este año, tras la muerte del disidente Orlando Zapata, sosteníamos que la disyuntiva cubana es sobrevivir a pesar del alto precio que debe pagar su población o buscar salidas alternativas, que garanticen los logros en áreas sociales como ningún otro país en el Tercer Mundo. Hoy, en un proceso de posible liberación masiva de presos esa disyuntiva se sigue manteniendo y la comunidad internacional, más allá de la crítica ideológica o el abrazo solidario deben ser capaz de facilitar que Cuba, con sus debilidades y fortalezas ocupe el papel que merece en el concierto internacional.

No hacerlo avala la discriminación, el doble estándar político, el considerar a ciertos países con más derechos que otros sólo por su potencia económica, aunque las criticas respecto a violaciones a los derechos humanos sean de igual calibre. En la actual disyuntiva nadie más que Cuba, su población en la isla y en el exilio, sus ciudadanos adherentes y disidentes tiene algo que decir y hacer.

Anuncios
Relacionados

Carta abierta a Barack Obama

Artículos - 15/05/2009

Cuba: sobre presos y palimpsestos

Artículos - 22/04/2010

Cuba: Fidel a la palestra

Artículos - 27/08/2010



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/39328-cuba_aires_de_cambio.html