webislam

Miercoles 21 Agosto 2019 | Al-Arbia 19 Dhul-Hiyyah 1440
900 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=16540

Sheij al-Akbar nos recuerda el sentido profundo de la purificación y cómo evitar caer en la rutina

Las revelaciones de Meca. Ibn Arabi.

11/07/2010 - Autor: Ibn Arabi - Fuente: An Nisa
  • 1me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Tumba de Muhyiddin Ibn Arabi, en Damasco
Tumba de Muhyiddin Ibn Arabi, en Damasco

- "Cuando hagas la ablución (wudu) antes de la oración, debes cumplir todos sus requisitos, de forma que tu ablución sea lo más perfecta posible. 

- Al iniciar cada uno de sus movimientos, dirás: "En el nombre de Dios".

- Lávate las manos con Consciencia, despojándolas de todas las cosas del mundo.

- Enjuágate la boca con recitaciones y versos del Corán.

- Aspira, al lavarte la nariz, los aromas divinos, y al expulsar el agua, expulsa con ella de tu alma la soberbia, retornando a la humildad interior.

- Lavate la cara con la vergüenza por los errores,

- Y lávate los brazos hasta el codo con el abandono a la providencia de Dios.

- Unge tu cabeza con los sentimientos de equivocación, pobreza y humildad,

- Y limpia tus oídos con la audición atenta de la voz interior y la atención a sus altas sugerencias.

- Lávate los pies para pisar con cortesía el monte de la contemplación, y enseguida alaba a Dios con las palabras dignas de El, y ruega por Su mensajero, que te mostró los caminos de la rectitud.

- Luego permanece en pie sobre tu alfombra, en la presencia de tu Señor, pero no lo imagines ni limitado por el espacio, ni semejante en algo a las criaturas; tan solo orienta tu corazón hacia El como orientas tu rostro hacia la Kaaba, como si en el mundo solo estuvieseis El y tú.

- Que tu adoración sea de esta forma pura y sincera, y junto con las palabras rituales, alábale interiormente y reconoce tu dependencia.

- Cuando recites los ayats del Corán, aproxima tu mente al verso que pronuncies: si es una alabanza, recítalo como si fueras un alumno y Él tu maestro, bajo cuya dirección repites las alabanzas que El te lee en Su Libro, para que aprendas a alabarle.

- Cuando los versos traten de recomendaciones o limitaciones, recítalos fijando la atención en el mandato de Dios, y reconociendo los deberes por Él impuestos, para tenerlos presentes, cumplirlos y observarlos.

- Al inclinarte, al levantarte, al postrarte, en cualquiera de los movimientos de la oración, imagínate sujeto por los cabellos de la mano de Dios, y esta percepción, fugaz como un abrir y cerrar de ojos, hará esfumarse en tí toda vanidad.

- Y cuando termines la oración con el "salam", ese saludo final, sigue pensando, que en la realidad existe solo tú y tu Señor. Desea por ello la paz a quien Dios mismo te manda que se la des, es decir: a tí mismo, como dice el ayat:

"Y cuando entreís en las
moradas, daos la paz
con un saludo bendito y
bueno, un saludo de
parte de Dios".

Y cuando retornes a tu
habitación, saluda a Dios con dos
inclinaciones, y lo mismo en cada lugar
en que entres."

 

Anuncios
Relacionados

Las abluciones

Artículos - 05/09/2001

La oración ritual

Artículos - 02/07/2002

La atención a la forma y el espíritu durante la plegaria ritual

Artículos - 04/07/2004



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/39312-sheij_alakbar_nos_recuerda_el_sentido_profundo_de_la_purificacion_y_como_evitar_.html