webislam

Miercoles 19 Febrero 2020 | Al-Arbia 24 Jumada al-Zani 1441
624 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=16343

La agenda del voto frustrado

Estamos en una crisis y hay que canalizarla hacia un debate y un tema que no tienen nada que ver con sus causas y darle a la sociedad un cabeza de turco

20/06/2010 - Autor: H. Labrass - Fuente: Nurainmagazine
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Prensa y burka
Prensa y burka

Hace algunos días, mientras observaba un programa de televisión en un canal de la Televisión aragonesa, en el que trataban el problema del velo y el burka, con dos musulmanes como invitados, uno hombre, presidente de alguna comunidad islámica de Aragón y otra una mujer marroquí pero que no vestía el velo. El programa en sí es uno de esos programas mediocres de tertulia rosa en el que de vez en cuando tratan algún tema social de interés, siempre evidentemente que éste reúna las condiciones de polémica necesarias.

Es curioso observar la cantidad de periodistas que orquestaban el plató, casi para decir que no estamos aquí para plantear preguntas o consultar dudas, o en general para ejercer periodismo sino para hacer prevalecer nuestro parecer.
Por otro lado era triste observar a esos dos musulmanes, sin dominio del idioma en caso del hombre (paradójicamente representante de una comunidad) y sin argumentos ni ideas claras en ambos casos.

Pero esta imagen patética es la que refleja la imagen de los musulmanes y el Islam en los medios de comunicación, y es la imagen que buscan los medios de comunicación, porque consultar con musulmanes que saben hablar y argumentar y tienen criterios propios sobre los asuntos que les afectan y afectan al conjunto de la sociedad eso podría herir la moral periodística porque sería información contrastada con un lenguaje comprensible y la maquinaria mediática no se puede permitir tal cosa, eso sería poco menos que blasfemia.

Estamos en una crisis y hay que canalizarla hacia un debate y un tema que no tienen nada que ver con sus causas y darle a la sociedad un cabeza de turco (y nunca mejor dicho) para deshogar todas sus frustraciones, desilusiones e iras. ¿Cómo? Muy simple: alentando la intolerancia, despertando fantasmas del pasado y crear el arquetipo de un enemigo, un culpable. Es en este contexto en el que hay que entender esta sinfonía del burka dirigida desde muchas esferas con intereses primordialmente partidistas, políticos y mediáticos. Nuestros políticos han observado los resultados electorales que obtienen de este tipo de polémicas en los países vecinos y han tomado nota y han tomado cartas en el asunto y están llevando a cabo la agenda de la discordia, pero también es la agenda del voto frustrado.

En cuanto a los musulmanes, se nos plantea como casi siempre tres opciones para tratar este asunto. De primer plato tenemos la acostumbrada indiferencia, no tomar partido en este debate social, debido a la poca importancia que resulta de un asunto tan efímero como un trozo de tela apenas es usado en España como el caso del burka, que por otro lado no es un tema estrictamente religioso según el discurso coránico. Además ya se encargarán como de costumbre un grupo de musulmanes con afán de protagonismo incompetentes de hacer el ridículo en los medios de comunicación en nuestro nombre.

La otra opción es defender la postura de los medios de comunicación y algunos partidos políticos, y decir, es verdad el Islam no dice nada sobre el burka, las leyes prohíben por seguridad ir en espacios públicos con la cara cubierta (La procesión de semana santa y el carnaval caso a parte) por lo que hay que quitarle el burka a estas musulmanas que no entienden la dinámica de la interacción social en la que viven. Y de este modo convertirnos en una víctima más de esta manipulación. Y esta es la postura de algunos líderes musulmanes como el caso del presidente de la Asociación Musulmana en Melilla. Abrir un debate para el uso de una tela por parte de un grupo que no alcanza la veintena en todo el territorio español es ridículo.

Pero hay otra opción, quizás la más incomoda y costosa, y es abandonar la actitud victimista, además de que muchos hermanos y hermanas deben despojarse de ese complejo de extranjero y aceptar que son cuidadnos que pagan sus impuestos, cumplen con sus obligaciones y por tanto son ciudadanos españoles. Y salir a la escena social y mediática y explicar a la sociedad nuestra postura, opinión e inquietudes sobre esta manipulación cuyo pretexto es el burka pero su fondo es presentar a los musulmanes como culpables de los males de la sociedad en el imaginario del ciudadano e intentar separar a ciudadano de musulmán, como si fueran dos conceptos diferentes.

Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/39145-la_agenda_del_voto_frustrado.html