webislam

Domingo 31 Mayo 2020 | Al-Ajad 08 Shawwal 1441
4038 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=16291

Israel: al abordaje turco

La política guerrista de Tel Aviv pone en peligro a Oriente Medio

16/06/2010 - Autor: Pablo Jofré Leal - Fuente: Webislam
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

El gobierno israelí ha sido acusado de replicar políticas de exterminio nazi en los territorios palestinos ocupados.
El gobierno israelí ha sido acusado de replicar políticas de exterminio nazi en los territorios palestinos ocupados.

La operación militar de comandos israelíes contra la denominada Flotilla de la Libertad, a la luz del análisis menos visceral, permite deducir que el objetivo político más importante del gobierno de Tel Aviv, era dar una fuerte señal al gobierno turco y su creciente e influyente papel como potencia regional.

Objetivo que parece imponerse sobre la idea menos compleja de pensar, que tal operación perseguía la meta de detener a algunos cientos de voluntarios con la intención de llegar con víveres y romper el bloqueo ilegal que vive la Franja de Gaza. Para el analista y político francés Thierry Meysan, presidente de la Red Voltaire “este acto de guerra, cometido contra barcos que navegaban bajo las banderas de Grecia y Turquía, fue perpetrado como medio de perpetuar el bloqueo, que constituye en sí mismo una violación del derecho internacional. Al abordar un barco turco, el gobierno de Sharon decide en primer lugar dar una respuesta de carácter militar a la crisis diplomática que sus relaciones con Ankara vienen atravesando desde enero de 2009. El objetivo de esa iniciativa es provocar dos crisis, una en el seno del Estado Mayor turco y otra entre este último y el actual gobierno de Turquía. Pero es posible que ello conduzca a una ruptura total de las relaciones militares entre Turquía e Israel”

Ese rompimiento pondría fin a medio siglo de estrechas relaciones entre ambos países, donde Turquía ha sido, a lo largo de estos años el más importante aliado de Israel en la región. Esta crisis puede tener también repercusiones negativas sobre las relaciones comerciales entre ambos países, en momentos en que Turquía es un socio vital para la economía israelí”. Según Meyssan, a pesar de este marco “Israel estaba obligado a destruir la credibilidad de Turquía en momentos en que ese país se halla en plena fase de acercamiento a Siria e Irán y muestra su aspiración a ejercer una autoridad regional junto a sus nuevos socios. Por lo pronto, Israel tenía que castigar a Ankara por el papel que ha desempeñado en la negociación del Protocolo de Teherán sobre la industria nuclear iraní”. Esa es la lectura más fina, el palimpsesto tras las acciones político-militares del gobierno israelí.

Como muestra de la oportunidad política, que se presenta para Turquía en el ámbito de las relaciones internacionales, tras el asalto israelí, el gobierno dirigido por el Primer Ministro Recep Tayyip Erdogan generó el pasado martes una primera condena internacional a Israel. En una cumbre regional de seguridad celebrada en Estambul, 20 países asiáticos -con Rusia e Irán a la cabeza- respaldaron la petición de Erdogan, para castigar al Gobierno de Tel Aviv por el asalto a la flotilla de Gaza. Con su firme actitud de enfrentamiento contra Israel, Erdogan se ha granjeado la simpatía y deviene en un nuevo caudillo político en el mundo islámico. Los manifestantes palestinos, libaneses, Turcos entre otros invocan ahora al jefe del Gobierno turco en las marchas islamistas y más de un recién nacido en Gaza ha recibido el nombre de Erdogan, como lo señalan anecdóticamente medios internacionales. Abdulá Gül, Presidente turco, señaló que el rechazo internacional es una clara manifestación de que Israel está aislada “Turquía no olvidará un ataque que ha costado la vida a nueve de sus ciudadanos y por el que Israel sufrirá las consecuencias". Para el Primer Ministro Turco “nuestro país debe dar todos los pasos que sean necesarios, pero Israel tendrá que pagar un precio por nuestros mártires. En Turquía somos pacientes, y proseguiremos este proceso con esa conducta".

Vuelven los otomanos

Con la acción militar israelí, considerada en círculos políticos internacionales como una torpeza y una irresponsabilidad, Turquía logra posicionarse en un papel más activo y decidor en el ámbito geopolítico de Oriente Medio y, sobre todo, en una línea discursiva y práctica de convertirse en protector de una población palestina, pauperizada y oprimida por la ocupación israelí. Doctrina, que según analistas de la política turca, representa una línea denominada neo-otomana, vinculando en ello el pasado esplendoroso vivido por Turquía bajo ese imperio.

El principal impulsor de esta doctrina es el actual canciller, Ahmet Davutoglu, quien no dudó, tras la ausencia del Primer Ministro Recep Erdogan (de visita en Latinoamérica en esa fecha) determinar la retirada del embajador turco en Tel Aviv y reunir un gabinete de urgencia, para diseñar un plan de contingencia frente a la acción militar israelí y definir acciones conjuntas con los gobiernos de los pueblos representados en la flotilla de la libertad. Erdogan, desde el aeropuerto chileno, tras conocer el ataque militar israelí declaró que esa acción “es totalmente contraria a los principios del derecho internacional, es el terrorismo de un Estado inhumano que apoya el derramamiento de sangre”

Para el analista israelí Uri Avneri, quien producto de sus agudas críticas ha recibido múltiples ataques extremistas ultraderechistas “Convertirnos en enemigos de los turcos es más que una tontería. Durante décadas Turquía ha sido nuestro mejor aliado en la región, más cercano de lo que se sabe en general y podría jugar en el futuro un importante papel como mediador entre Israel y el mundo árabe-musulmán, entre Israel y Siria y, sí, incluso entre Israel e Irán. Quizás ahora lo único que hemos conseguido es unir al pueblo turco contra nosotros”. Avneri afirma que gran parte del problema suscitado obedece a la incompetencia que anima a las autoridades políticas y militares israelíes “Nadie ataca a un buque turco y espera que lindas niñas les regalen flores. Los turcos no tienen fama de ser gente que se rinda fácilmente. Las órdenes que se dieron a las tropas y se han hecho públicas incluían las tres palabras fatídicas “a cualquier precio”. Cualquier soldado sabe qué significan esas tres terrible palabras. Si Benjamín Netanyahu, Ehud Barak, el Jefe de Estado Mayor y el comandante de la armada no entendieron que el asalto conduciría a la muerte y heridas de personas, entonces debemos llegar a la conclusión –incluso aquellos que se resistían a reconocerlo hasta ahora- de estas autoridades son burdamente incompetentes. Y aquellos militares que obedecen estas órdenes son víctimas, pero no de manifestantes turcos en una flotilla camino a Gaza, sino que víctimas de la arrogancia y de la incompetencia de sus mandos, de políticos irresponsables y de los medios de comunicación a los que alimentan”.

Para organizaciones como Amnistía Internacional el ataque israelí y las víctimas ocasionadas exigen que Israel abra una investigación a fondo, con observadores internacionales “que sea creíble e independiente sobre el homicidio, a manos de sus fuerzas armadas, de al menos 10 activistas de una flotilla organizada para protestar por el bloqueo israelí de la Franja de Gaza. Israel asegura que sus fuerzas actuaron en legítima defensa porque los activistas las atacaron, pero no resulta creíble que los métodos letales utilizados estuvieran justificados. Parece una respuesta totalmente desmedida a la amenaza que haya podido plantearse. Teniendo en cuenta la naturaleza de este incidente y la continua falta de credibilidad de las investigaciones israelíes sobre violaciones de derechos humanos en el contexto del conflicto de Gaza, Israel debe invitar a expertos relevantes de Naciones Unidas para que lleven a cabo una investigación. Deben hacerse públicas las reglas de intervención dictadas a las tropas que han efectuado este mortal ataque, y esclarecerse lo realmente ocurrido durante el mismo”.

Para intelectuales defensores de la política del gobierno de Tel Aviv, que a pesar de lo que se crea existen fuera de las fronteras israelíes, lo que se ha visto con la campaña de denuncias por el asalto israelí a la flotilla es parte de “una campaña de desinformación”. Así lo califica el filósofo francés nacido en Argelia en el seno de una familia judía, Bernard-Henri Lévy, quien sostiene que respecto a las denuncias de atropellos a los derechos humanos en Gaza que justificaran la llegada de provisiones y otras ayudas “eso es falso, nadie muere de hambre en Gaza, Israel sólo bloquea la entrada de armas. Pero unos tontos útiles se embarcaron en una epopeya miserable, cayendo en la trampa de los fanáticos del apocalipsis antijudío La humanidad no está "en peligro" en Gaza. Decir que en las calles de la ciudad de Gaza se "muere de hambre" es mentir. Podemos discutir si el bloqueo militar es o no la mejor opción para debilitar y, un día, derribar al Gobierno fascislamista de Ismail Haniyah, pero lo que es indiscutible es el hecho de que los israelíes que sirven, día y noche, en los puestos de control entre ambos territorios son los primeros en hacer la elemental pero esencial distinción entre el régimen (que hay que intentar aislar) y la población (a la que se cuidan mucho de confundir con ese régimen”.

La opinión de Henri Lévy es, a lo menos discutible, visto los miles de víctimas que ha tenido en la población civil, principalmente, un bloqueo y una ocupación que se extiende desde el año 1967 a la fecha. Tal vez la ONU, los organismos internacionales defensores de Derechos Humanos, líderes políticos de todo el mundo e incluso miles de israelitas que se oponen a la política de su gobierno sean los equivocados y la verdad sea aquella que transmiten personajes como Henri Lévy, Netanhayu u otros halcones de Tel Aviv.

La crudeza de las afirmaciones de Henri Lévy no alcanzan para ocultar lo que gran parte del mundo político mundial conoce y denuncia: que la Franja de Gaza vive un bloqueo brutal que ocasiona víctimas, daños y secuelas que afectarán a generaciones de palestinos, haciendo más difícil el alcanzar un clima de entendimiento de dos pueblos condenados a vivir juntos. La mayor potencia del mundo es consciente de esto, a pesar del apoyo sostenido que ha tenido con los gobiernos israelíes desde la creación del Estado Judío el año 1948. Barack Obama ha propuesto "un nuevo marco" de seguridad en Gaza que permita levantar el bloqueo que ejerce Israel e incorporar al proceso de paz a los palestinos de ese territorio. Para eso anunció una ayuda de 330 millones de euros. El mandatario estadounidense ha reclamado también "conocer los hechos" sobre el ataque israelí a la flotilla de solidaridad. Ambos asuntos, han sido discutidos con el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, que es referente insustituible a la hora de alcanzar la paz en la zona, como también deberá considerarse la necesaria inclusión de Hamás en el proceso de paz.

Para el Gobierno del Primer Ministro Benjamín Netanyahu la condena de gran parte de países del mundo en general y la más particular suscrita en Estambul por el primer ministro ruso, Vladímir Putin, junto al presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, y del presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, supone un tremendo varapalo, a una política que no se condice con el nuevo mapa político que se ha instalado en Oriente medio y donde Turquía comienza a brillar con luz propia. Como símbolo de esta nueva era que se abre al mundo islamista, la organización Hamás cubrió con banderas rojas turcas nueve simbólicos ataúdes en un homenaje en Gaza a los activistas muertos en el asalto israelí. En Beirut la muchedumbre que asistió a un acto similar organizado por Hezbolá gritaba: "¡Alá el misericordioso, cuida de Erdogan!". Desde la caída del Imperio Otomano, derrotado en la I Guerra Mundial en medio de la rebelión de la población árabe, ningún otro líder turco había despertado tanto fervor en el mundo islámico y eso es algo que los israelitas no están dispuestos a soportar, so pena de verse aún más aislados en el concierto regional. Por lo visto el abordaje a la flotilla de la paz, que pretendía ser un zarpazo a la política turca en la región se convirtió en un boomerang de imprevisibles consecuencias.

Anuncios



play
play
play
play
play
play
play
play

 

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/39104-israel_al_abordaje_turco.html