webislam

Miercoles 11 Diciembre 2019 | Al-Arbia 13 Rabi al-Zani 1441
1897 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=16182

`Irfan´o misticismo teórico y práctico

Consiste en una serie de disposiciones y acciones que conducen al hombre a experimentar un conocimiento intuitivo y presencial.

07/06/2010 - Autor: Abdul Karim Paz - Fuente: Tercer Camino
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

La luz en el misticismo
La luz en el misticismo

Se puede decir que el ‘irfan significa desde el punto de vista lingüístico conocimiento y en un sentido técnico, dentro de las ciencias islámicas, el conocimiento de Dios por medio de la visión espiritual, la intuición o visión interior con el corazón.

También se le dice ‘irfan a los testimonios o descubrimientos espirituales. Un encuentro presencial de Dios, Sus Atributos y Acciones. Como dijimos este conocimiento no es de naturaleza mental, conceptual o de vocablos lingüísticos, sino que es una visión y encuentro directo. Pero quien conoce de esta manera, no tiene más remedio, si quiere expresar a otro sus conocimientos, que emplear conceptos y palabras (de alguna manera analizar intelectualmente lo visto para comunicarlo). A esta expresión o comunicación se la denomina ‘irfan teórico. Semejante a lo que vemos en la filosofía ishraq (iluminación) que vuelca conocimientos místicos en argumentaciones y conceptos filosóficos para su comunicación más precisa (o la filosofía o Sabiduría Trascendental de Mulla Sadrá hasta nuestros días en el Islam).

Debido a que estos conocimientos presenciales o intuiciones se producen de acuerdo con una serie de acciones y ejercicios espirituales, unas prácticas que se denominan seir ua suluk, viaje espiritual, también se lo llama ‘irfan práctico. Consiste en una serie de disposiciones y acciones que conducen al hombre a experimentar un conocimiento intuitivo y presencial.

Queda claro que con el ‘irfan teórico consistente en conceptos y análisis racionales, el corazón nunca se satisface y el alma del hombre no alcanza una tranquilidad plena. Solo puede satisfacer al intelecto y su valor está a la altura de los conocimientos filosóficos.

En términos filosóficos el ‘irfan teórico es la adquisición de conocimientos conceptuales y mentales por medio de las visiones intuitivas del corazón y la expresión de esas visiones en palabras y conceptos. Sin estos conocimientos la comunicación de esas experiencias por parte del místico será limitada y sujeta a errores. Solo podrá mediante ejemplos y símbolos describir algunas realidades en forma aproximada.

Es como quien experimenta un olor o un sabor, para comunicarlo a otros solo posee dos caminos: uno el de darlo a probar u oler a otra persona, la otra es describirlo para quien a su vez lo haya experimentado. Para ello no tiene más remedio que emplear símbolos, metáforas, ejemplos que en definitiva no van a poder hacer sentir esa realidad al interlocutor, pero dado que su interlocutor ha experimentado esas realidades puede comprenderlas. Pero en el caso de quien no haya tenido estas experiencias la comprensión será muy ambigua y deficiente. ¿Cómo explicarle el sabor de la miel a alguien que jamás la ha experimentado y cómo hacerlo mediante conceptos y palabras?

El ‘irfan teórico es como un tipo de filosofía puesto que emplea conceptos, argumentos, ideas con método racional como la filosofía acerca de Dios y Sus atributos.

Acerca del Profeta Muhammad, la bendición y la paz sea con él y con su Descendencia, y los Imames, la paz sea con ellos, no hay dudas de que ellos han conocido realidades metafísicas de un modo presencial, vivencial o intuitivo. Tampoco hay dudas de que eso que conocieron es una realidad, no algo imaginado, supuesto o insinuación demoníaca. Acerca de los demás hombres (descontando a los profetas), tales experiencias son en principio dudosos hasta que poseamos certeza de que nos dicen la verdad y que realmente han tenido esos conocimientos. Luego debemos estar seguros que realmente fueron inspiraciones y conocimientos divinos, no demoníacos o imaginación psíquica. Si tenemos dudas no tendrá valor ese conocimiento para nosotros, a lo sumo lo tendrá para quien los haya experimentado.

Lo que el místico o gnóstico verdadero persigue es la Realidad o Verdad, no el conocimiento teórico. El conocimiento que experimenta con su corazón. Aunque no posea este conocimiento teórico si su alma está preparada alcanzará esos conocimientos reales, incluso aunque sea analfabeta la persona cuya alma está purificada le serán dados esos conocimientos.

Por lo tanto, en resumen en el ‘irfan o mística tenemos que distinguir tres elementos:

1) Las indicaciones prácticas que aconsejan los maestros espirituales inspirados en las enseñanzas proféticas y de Ahlul Bait, la paz sea con ellos, para alcanzar el conocimiento presencial, vivencial o intuitivo de Dios, Sus Nombres Perfectos o Atributos y sus manifestaciones. A esto se denomina ‘irfan práctico.

2) Estados y hábitos espirituales y psicológicos especiales y en definitiva mukashefat o “descubrimentos”, “revelaciones” que tienen lugar para el viajero espiritual que es la verdadera realidad del ‘irfan.

3) Conocimientos para expresar esas realidades, un lenguaje específico para transmitir esos conocimientos intuitivos para personas que no han recorrido ese camino y que se los pueda introducir en estos conocimientos, aunque para alcanzarlos en su forma plena tenga que él mismo llegar a poder experimentarlos (no meramente a concebirlos mentalmente, pues estos conceptos no son de manera alguna esos conocimientos volcados en ellos). A estos conocimientos se los denomina ‘irfan teórico.

La mística o ‘irfan (gnosis) en un sentido amplio abarca a todos los caminos cuya motivación es la de encontrar la verdad y la salvación. El estado espiritual y las visiones interiores que resultan de esta búsqueda se lo denomina misticismo, ‘irfan o estado místico. En este sentido se alude al misticismo hindú, budista, la mística de algunas tribus que habitan en Siberia, tribus africanas, etc. (nosotros podríamos agregar varias formas de experiencias místicas entre los indígenas americanos). Esta extensión tan basta es como la que se aplica al término religión cuando en un sentido muy amplio del término se lo emplea abarcando al budismo y a la idolatría inclusive.

El sufismo y el i’rfan

El término de acuerdo a algunas referencias posibles podría surgir de la palabra árabe suf, lana y haría referencia a la vestimenta rústica de lana que vestían algunos para manifestar su ascetismo y modo de vida alejado de los placeres corporales, los cuidados, el cultivo y el culto de esos placeres. Mediante esta forma de auto mortificación algunos querían liberar a sus almas de los deseos materiales y mundanales buscando dominar a su alma. Desde este punto de vista, el sufismo así entendido se correspondería al misticismo práctico, así como el término ‘irfan a la gnosis teórica.

Generalmente los llamados sufís o quienes detentan el sufismo creen que en toda época vive un hombre perfecto, también denominado “polo”, quien abarca o comprende (espiritualmente) al resto de los hombres y todos deben vincularse a él. Toda bendición (de Dios) proviene a través suyo. A su vez, en las diversas épocas estos polos constituyen una cadena y cada polo, recibe una herencia del polo anterior. Por supuesto los llamados sufís o el sufismo abarca a grupos y sectas diversas y cada una posee sus propias creencias, métodos o prácticas. Más adelante en estas entregas trataremos este tema en forma más extensa.

En la escuela islámica shia apoyada en la sharia o ley islámica, el sufismo o el sufí no posee buena reputación y estos términos se aplican a sectas o grupos que poseen alguna forma de desvío (en base a lo sostenido anteriormente que las creencias y prácticas de la gnosis o misticismo shií están inspiradas en las enseñanzas autorizadas del Sagrado Corán, las enseñanzas o tradiciones auténticas proféticas y de los imames, la paz sea con todos ellos).

Es cierto que en algunas épocas se ha tenido una apreciación más o menos positiva sobre el sufismo y los sufís e incluso aún hoy en algunas ciudades del interior (de Irán) y regiones del país, se los considere con una aura de santidad. Por ejemplo, se dice que en la opinión púbica de la ciudad de Kermansha (en el centro este de Irán) y alrededores, se los considera con un halo de santidad. Pero en la opinión general de muchos shiíes observantes de la ley o sharia, se denomina sufís o se refiere con el sufismo a grupos que en mayor o menor medida son sujetos de crítica y reprobación, con errores y desvíos en sus creencias y prácticas. Pero con el término ‘aref (gnóstico) ocurre lo contrario y en general se lo considera positivamente conservando en nuestra cultura una santidad y un sentido positivo generalizado.

Anuncios
Relacionados

Irfán: El Camino Gnóstico del Shiísmo

Artículos - 11/09/2011

La Gnosis

Artículos - 29/04/2002

Irfan: la ciencia de la gnosis

Artículos - 15/11/2002


1 Comentarios

Rafael Hernndezli dijo el 12/10/2014 a las 10:21h:

En definitiva uno debe ver al interior de su corazon y asi acceder tambien a conocimientos cada vez mas sublimes y profundos.


Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/39029-irfano_misticismo_teorico_y_practico.html