webislam

Lunes 24 Febrero 2020 | Al-Iznain 29 Jumada al-Zani 1441
523 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=15939

La cancion mayor

Qásida segunda del Diwan de los Amantes, del sheij Muhammad Ibn Al-Habib

13/05/2010 - Autor: Sheikh Muhammad Ibn Al-Habib - Fuente: Webislam
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Sheij Muhammad Ibn Al-Habib.
Sheij Muhammad Ibn Al-Habib.

Si deseas ascender como ascienden
los amantes, vuélvete a Layla con
sincero amor.

Y apártate de todo aquél que censure el amor.
Viaja a los amantes en cada tierra.

Si tu sinceridad en el amor es real,
entonces por el veras a los amantes
sin viajar.

Si el ojo de tu corazón está purificado,
veras luces manifestadas de Ella.

Deja a su esclavo ser agradecido y
no mires a las demás cosas.
Toda tu felicidad ha venido de Ella.

Guardaste de los engaños de los impulsos
de pensamiento; debilitan el buen consejo,
y son las mayores falsedades.

Toma a un sincero hermano como amigo.
El distinguirá los impulsos de
pensamientos y disipará la fuente
de duda en ti.

"La ilaha ilallah" desvanece todos
los susurros, junto con las instrucciones
de un sheij que conoce la Realidad.

Sus signos son: una luz que brilla
exteriormente, y un secreto que
aparece interiormente con himma.

El te eleva con una mirada, incluso
antes de hablar, y de esta palabra
proviene un manto de honor.

Con esto quiero decir los secretos
que rápidamente afluyen al corazón
del murid que busca la verdad
sin shirk.

Su desapego entre las criaturas es
el báculo de su viaje y su ocupación
es buscar el aislamiento del Amado
en visión.

Su discurso es por idhn procedente
del Mejor de la comunidad, de quien
dependen los gloriosos verídicos.

Si alcanzas la meta de encontrarle,
entonces ponte en marcha, y entrega
el yo sin demora.

No tengas en cuenta ninguna cosa
excepto lo que he descrito aquí,
porque esto es suficiente, y en ello
está contenida toda felicidad.

Si no has encontrado a tal hombre,
entonces déjame decirte la senda
cierta de la verdad.

Al principio de este viaje, el primer
acto de un hombre es evitar las cosas
equivocadas de cada grupo.

Debe ocuparse en el Recuerdo de Allah,
que Su Majestad sea glorificada,
porque en esto reside el remedio
para toda falta y enfermedad.

Lo más que tu puedes ofrecerte a hacer
es servir al Mejor de la Creación.
En esto se halla la más alta ganancia.

Mírale en las formas creadas, es ahí
donde Su luz se ha derramado.
La ayuda proviene de Él en cada momento.

No seas perezoso, sigue lo que él ha
señalado del camino y evita los deseos
del yo, son la fuente de tus aflicciones.

Deja a la verdad tomar las riendas en
la batalla con el yo. Si el conocimiento
no proviene del temor de Allah, has sido
engañado, ¡no lo seas!

La peor cosa que el esclavo
puede hacer es mirar a su yo.
¡Todo en el es horrendo!

En un instante la unidad del acto
de Allah borra todo rastro del yo
e inunda todo el ser.

Confía en el tawhid y deja atrás las dudas
del yo y lograras lo que los nobles
han logrado.

Cuando realizan una acción no hay duda
de que no son más que instrumentos
movidos por decretos divinos,

Y su auto renovación es hacia Allah
y por Allah, absolutamente,
y su temor es experimentar la vastedad
de Su poder y majestad.

Su esperanza es la perfección de su
certeza, como Él ha prometido; y
las penalidades por las incomodidades
de sus cuerpos son en Su servicio.

Su gratitud consiste en estar ocupados
en ver al Dador de las buenas cosas,
y en estar despegado tanto de las
buenas cosas como de las malas.

Su paciencia es la perfección del
contentamiento con lo que sucede.
No buscan tener control sobre la enfermedad
o la buena salud.

Su confianza es ceder todos sus asuntos
a aquél que conoce mejor las cuestiones escondidas.

Su desapego es renunciar a todas
las cosas excepto a lo que Allah
ya ha destinado para ellos
en Su conocimiento previo.

Su amor es intoxicación con la
perfección de Su belleza. En este
amor está la estación de intimidad,
el más noble de los adornos.

En ella hay expansión, liberación,
y dialogo con el Amado,
fluir interminable de los secretos del amor.

Así, con comportamiento perfecto,
trata de superarles en amor.
Sé también generoso y da lo que puedas
ofrecer a los amantes del Amado.

Pues un hombre no dudaría en gastar
todo lo que tuviera, si él tan solo
conociera sin cesar el secreto de su propio corazón.

Si un hombre pudiera captar el gozo
de su secreto derramaría una lagrima
con cada aliento que respirara.

Entonces, habiéndose convertido su
cuerpo en su prisión, volaría de
él con las alas de la contemplación
al Árbol de Loto del ímite más lejano.

Vagaría libremente alrededor del Trono
y del pedestal que hacen a los cuerpos
celestes aparecer como un pequeño anillo.

El vería los planetas y conocería los
secretos de sus casas astrológicas y
el significado de su movimientos
tremendamente rápido.

El velo de la Tabla de las Formas sería
levantado de su secreto y así las
ciencias ocultas emergerían desveladas.

Si los arboles fueran plumas para
escribirlas, y su tinta los mares
circundantes, se habrían secado.

Abandonaría este mundo para visitar
las ilimitadas formaciones de
ángeles innumerables.

Hasta que por último, en su búsqueda
de purificación del secreto de su
secreto de todo detenimiento, el se
detendría finalmente a la puerta
de la Presencia pura.

Entonces, esta estación de la gente en
el viaje de sus espíritus es la estación
de recogimiento y perplejidad.

Después viene el conocimiento que no
puede ser revelado, excepto por aquel
que ha recibido un idhn claro en visión.

En la tierra hay signos para todos
aquellos que reflexionan. Sus maravillas
se extienden hasta la más alta enseñanza,

Pues la luz de los nombres del Señor
del Trono se ha esparcido por sus partes,
tanto en lo conocido como en lo oculto.

Si consideraras los océanos, cómo se
formaron primeramente y cómo fue
enseñada la sabiduría a sus criaturas,

Entonces reconocerías la imposibilidad
de que nadie pueda comprender su secreto,
y afirmarías que el poder es solamente
de Allah.

Suelta las riendas del pensamiento
en las montañas, y encontraras que son
las estacas (que sujetan la tierra)
sin duda alguna.

Mira la belleza en la apariencia de
las flores y la maravillosa variedad
de las diferentes frutas.

¡Mira cada manifestación visible!
todas ellas brotan del manantial de
energía y poder.

Considera todo esto y entonces ve
la belleza de la verdad. Ten cuidado,
no puedes despreciar ni siquiera
el átomo mas íntimo.

Las cosas no tienen existencia sino
a través de su Señor ¡oh Viviente!
¡oh Eterno! ¡Tu propia prueba más elocuente!

Para cualquiera que reflexione, hay
signos en el yo, porque el macrocosmos
entero de la existencia está contenido en él.

Por la purificación el yo se expande,
por el poder de la verdad. Entonces
no digas: "¿cómo?" o ¿dónde?" o "¿qué?".

Se expande para aceptar la confianza
por Allah, y la divinidad no tiene limitación.

Los grandes hombres se han mostrado
incapaces de sobrellevar esta confianza,
y sin embargo el hombre tiene que tomarla,
y esta es la más alta tarea.

Qué radiante es entonces el que ha
empezado a seguir a un maestro, a un
Mensajero que tiene el rango y méritos
mas altos.

Pues el consigue bendiciones sin fin,
y su comunidad está por encima de
cualquier otra comunidad.

Nadie puede elevarse al rango de su
proximidad pues éste lo era por una
distinción especial del favor de Allah.

No hay nada que un hombre pueda ganar
tratando de alcanzar un lugar que ha
sido fijado para el Profeta desde
la creación del tiempo.

Que sean con el las bendiciones de Allah
mientras haya uno que venga a hacer claros
los senderos de la verdad, y a transmitir
el don interno.

Y con su familia y compañeros, y con cada
murshid que llama a los senderos de Allah
en cada situación.

Ruego a mi Señor Allah que nos conceda
su secreto a mí y a los hermanos
en todos los aspectos.

Esta qásida esta en armonía con la
majestad del Nombre Supremo, por
tanto pon atención a su comienzo
y a su final.
 

Anuncios
Relacionados

Poemas de pasión

Artículos - 16/11/2007

Del amor espiritual

Artículos - 20/11/2007

La experiencia del amor divino en Ibn ‘Arabî

Poesía - 22/11/2007



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/38826-la_cancion_mayor.html