webislam

Viernes 22 Noviembre 2019 | Al-Yuma 24 Rabi al-Auwal 1441
677 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=15819

Perfil del nuevo líder árabe

La respuesta a los grandes retos políticos de la región la tiene el nuevo liderazgo en proceso de consolidación

26/04/2010 - Autor: Redacción Webislam - Fuente: Blog El Mundo fue y será
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Hasan Nasrallah
Hasan Nasrallah

El mundo árabe islámico carece en la actualidad de líderes significativos de alcance panregional. Pero en cambio cuenta con nuevos personajes que se alejan de los modelos establecidos por hombres como Gamal Abdel Nasser, Yasser Arafat, el Ayatolá Ruhollah Khomeini o incluso Saddam Hussein. Estos “guerreros” que han defendido desde causas nacionales hasta revoluciones islámicas han sido reemplazados por una camada de figuras cuyas concepciones políticas y religiosas se apartan de la lógica extremista del “todo o nada” del ex Presidente iraquí y del difunto Líder Supremo de Irán.

Más próximos a Nasser o Arafat, no poseen ambiciones grandilocuentes ni carisma para forjar una imagen mítica de ellos mismos. Sus reclamos son legítimos y concretos, y quizás por ello, no cuentan con la misma repercusión mediática que Mahmoud Ahmadineyad o el grupo Hamas. Con diferencias similares a las del inmenso mundo árabe, Aminetu Haidar, Mahmud Abbas, Ahmad Sa’adat y Hassan Nasrallah son los protagonistas, algunos más conocidos que otros, del panarabismo del siglo XXI.

Los tiempos han cambiado y los nuevos protagonistas del mundo árabe han superado los más diversos estereotipos: el belicismo, el fanatismo religioso, el tercermundismo y la megalomanía.

Quizás Hassan Nasrallah, Secretario General de Hizbolá, es quien no ha logrado romper del todo con este linaje de líderes omnipotentes. El libanés es amado y odiado por igual dentro y fuera de los países árabe-islámicos. Su estilo virulento lo convierte en un ferviente luchador por la resistencia libanesa y la causa palestina (otorgándole proyección panregional) y al mismo tiempo en un terrorista disfrazado de político, según desde dónde se lo mire.

Como contraparte se encuentra Mahmud Abbas, Presidente de la Autoridad Nacional Palestina y sucesor del extinto Yasser Arafat, quien a falta de un liderazgo fuerte y de carisma personal se construyó a si mismo como un estadista alejado de la figura de héroe nacional encarnada en el ex presidente de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), que reemplazó la intifada por la diplomacia para negociar la formación un Estado soberano para su pueblo.

Pero en las antípodas de las figuras panarabistas del siglo pasado se ubican Aminetu Haidar y Ahmad Sa’adat. Ambos están profundamente comprometidos con sus respectivas causas nacionales y han puesto el cuerpo, literalmente, para alcanzar la soberanía de sus pueblos. Haidar, activista de la causa saharaui, ha logrado que su lucha por la independencia del Sahara Occidental sea mundialmente conocida. Sa’adat, político y Secretario General del Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP) y encarcelado en Israel, es considerado el “Nelson Mandela palestino”, aquel hombre capaz de reconciliar a todas la facciones palestinas y de darle un impulso más fuerte al reclamo de su pueblo.

Con el fin de la Guerra Fría muchas excusas para la grandilocuencia y los personalismos se extinguieron en el Medio Oriente y el norte de África (el caso del líder libio Muammar Al-Gaddafi es paradigmático). Las causas nacionales son planteadas con mayor seriedad y madurez por parte de los líderes árabes (o por una parte de ellos).

A pesar de su reputación dudosa en Occidente, Hezbollah forma parte del gobierno libanés, aceptando implicitamente que la lucha armada no es el camino para materializar los logros militares. El cambio de paradigma tiene sus ventajas y sus desventajas. Por primera vez los reclamos nacionales tienen mayor protagonismo que quienes se presentan como los representantes de dichos reclamos. Pero la falta de liderazgos y personalidades fuertes pueden debilitar la intensidad o la visibilización de sus luchas.

¿Qué pasará con la causa saharaui cuando pase la fascinación mediática con Aminetu Haidar? ¿Seguirá negandose Israel a liberar a Ahmad Sa’adat? ¿Podrán esta vez cristalizarse los reclamos nacionales eternamente postergados? Las respuestas las tiene este nuevo liderazgo árabe en proceso de consolidación.

Anuncios
Relacionados

¿Qué futuro para el Mundo Arabe?

Artículos - 13/11/2009

Secularismo e Islam en el Mundo Árabe

Artículos - 22/05/2010

La visión musulmana de EE.UU.

Artículos - 31/07/2010



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/38710-perfil_del_nuevo_lider_arabe.html