webislam

Miercoles 23 Octubre 2019 | Al-Arbia 23 Safar 1441
679 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=15782

España no ha hecho la Transición Religiosa

Mansur Escudero, Presidente de la Junta Islámica de España

20/04/2010 - Autor: Juan María Rodríguez - Fuente: El Mundo
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Mansur Escudero. (Foto de Madero Cubero).
Mansur Escudero. (Foto de Madero Cubero)

Vuelven –pero ¿se fueron alguna vez?- las recurrentes, castizas, cíclicas querellas nacionales por la libertad de culto en este país que, todavía, muy ufano, se proclama ‘laico’ (sic). Esperpéntico ruido de culto en la Mezquita de Córdoba. Y otra vez los anales de la Historia puestos sobre la mesa de autopsias de la pureza religiosa. Por eso, una charla con Mansur Escudero (Almachar, 1947), presidente de la Junta Islámica de España: heterodoxa biografía vertebrada sobre una constante: la disidencia.

PREGUNTA. Estudió en los jesuitas de Málaga. Por lo que se ve, sin ningún éxito…

RESPUESTA. Ja, ja… hasta cierto punto. No sé si yo era el producto que ellos querían sacar, no… Fueron nueve años con muchas vicisitudes: una época dura del franquismo, una educación muy estricta y disciplinada… Pero eso me ha servido. Tuve un conocimiento de la religión católica muy profundo, al menos de una versión de ella porque, aunque resulte paradójico, yo he descubierto el cristianismo a través del Islam. Y ahora me considero más cristiano que cuando estaba en los jesuitas. Todos los musulmanes somos cristianos. En el Corán, a Jesús se le menciona más que al Profeta. Porque el Corán dice que no hay pueblo que no haya tenido su profeta –y hay 124.000 profetas- y nos plantea un sólo Dios y hacer el bien.

P. ¿Qué recuerda de su infancia?

R. El recuerdo es agridulce: estar separado de la familia, muchas misas y obligaciones religiosas… No, no me gustaban aunque siempre he buscado la transcendencia espiritual, el sentido de la vida… Eso también me llevó a ser psiquiatra, a conocer la mente.

P. ¿Tiene la psiquiatría algo de religioso?

R. Depende de cómo la enfoques. La actual es muy biologicista, farmacológica, y se ha distanciado de las tendencias de los 60-70, de lo humanista, lo transpersonal y de la antipsiquiatría.

P. En la que usted, siempre a contracorriente, también participó

R. Sí. Estábamos por la responsabilidad social de la enfermedad mental y contra la reclusión, de los enfermos, que estaban como en el zoológico, con cadenas, metidos en jaulas, sometidos a electroshocks y lobotomías… Con López-Ibor se hicieron lobotomías a homosexuales y enfermos con conflictividad social. Y pasaron a las drogas usadas como camisas de fuerza químicas.

P. Usted trabajó con Castilla del Pino, cuyo rol antifranquista es indiscutible, pero cuya práctica psiquiátrica sí ha sido tachada de más conservadora de lo que se piensa

R. Sí, era paradójico y eso me distanció de él. Yo lo conocí en Madrid cuando la psiquiatría la dominaba López-Ibor, terrible, y a un rojo como él no le daban paso. Se presentó a unas oposiciones y yo fui a verlo: acabó arrojándole sus libros al tribunal, para que aprendieran. ¡Se armó la marimorena! Se empezó a gritar “¡Libertad!”, entraron los grises con las porras… ¡Un cirio! Le pedí trabajar con él. “Pues véngase usted a Córdoba”, me dijo. “Es que aún estoy en quinto”, le expliqué. “Pues si para usted son más importantes los títulos…” Aquello me picó y me fui a Córdoba en el 71. Fue muy amable, un maestro: trabajé con él en el dispensario y en la consulta privada. Su metodología académica era muy avanzada y nos hacía trabajar duro. Con él me formé a fondo. Pero fui observando que había una contradicción entre sus postulados teóricos y una práctica diaria basada en la prescripción de fármacos… Luego me fui a Francia, descubrí la Gestalt, el psicoanálisis, la bioenergética… Estando allí me comunicó que ya tenía la cátedra y que quería contar conmigo como adjunto. Le dije que no. Tomé otros derroteros y eso nos distanció. Aportaciones propias ha hecho pocas: sus libros están superpoblados de citas, pero se echa en falta su pensamiento original, y su proyecto de psicopatología del lenguaje no llegó a buen puerto.

P. Musulmán formado entre jesuitas; psiquiatra derivado en la antipsiquiatría… Usted es un disidente profesional

R. Soy un buscador. Me interesan la psicología profunda y el hombre y así fue mi entronqué con el Islam, a través del budismo…

P. ¡También fue budista!

R. Bueno, no propiamente… Pero el budismo tibetano es fascinante. Yo había conseguido una beca para ir a la India y el Tibet y un profesor mío en Francia me dijo: “¿Para qué vas tan lejos a hacer un estudio sobre un conocimiento que tienes en tu propia tradición, en Andalucía?” Porque yo ya me había encontrado con unos musulmanes de tendencia sufí que planteaban la misma propuesta profunda del budismo tibetano: que la realidad es ilusoria y que solo hay una realidad única: Al-lah. Así es que estudié a los sufíes andaluces y me quedé impresionado. Conocí a un maestro que me dijo que ese mensaje era real y que se podía llegar a su experiencia mediante una práctica…

P. “Que la realidad es ilusioria…” Suena a algo enajenado.

R. Sí, pero eso transciende la mente individual porque el yo es una ilusión. Hay una práctica para llegar a esa experiencia mística, de éxtasis.

P. Admitirá que dicho por un psiquiatra es chocante…

R. Sí, lo es, pero tampoco soy nada original en esta afirmación. Eso también lo dicen los psicólogos transpersonales.

P. Se me olvidó otra heterodoxia suya: usted fue “compañero de viaje” del PCE en el antifranquismo. Pero no llegó a militar

R. Sí, yo fui un activista por la libertad y, claro, la referencia ideológica entonces era el marxismo y como organización el PCE, pero cuando tuve contacto con su estructura fue decepcionante: era dogmático, otra forma de religión, no aceptaban la menor disidencia…

P. En la Junta Islámica deben sentir inquietud con usted: cualquier día los planta

R. Pues si hace falta hacerlo… Yo busco la verdad y la libertad de pensamiento y si eso choca con una estructura hay que enfrentarse a ella. Pero no hay problema: los compañeros ya están en esa onda de libertad de conciencia y expresión que nos ha descubierto el Islam genuino, que tanto dista de lo que hay en la mayoría de los países mal llamados islámicos.

P. Qué fatiga, no, siempre deshaciendo malentendidos…

R. Pues sí, me ha tocado. Hay muchos entuertos en el mundo islámico y en nuestro entorno mal llamado occidental. Mal llamado porque el Islam no tiene geografías, es una forma de vida universal…

P. Que, como dice el profesor González Ferrín, ni siquiera colonizó España. ¿Está de acuerdo con eso?

R. Él es un rompedor, aunque tampoco es original en esta tesis, que viene de Ignacio Olagüe y su libro Los árabes jamás invadieron España, que rompe los mitos fundacionales del Estado español. Yo también estoy en esa línea. Pero la Historia justifica la Reconquista y la barbarie de la Iglesia Católica a través de la Inquisición y, aunque no se diga, el tremendo genocidio de todo un pueblo y una civilización exterminados. Y no eran invasores, eran españoles como nosotros que, o emigraban, o se convertían en católicos o eran exterminados. Y eso aquí duró siglos. En España, hasta la Constitución del 78, no hubo musulmanes ni libertad de expresión.

P. ¿De ese pozo negro siguen llegando los episodios de tensión religiosa como los recientes en la mezquita de Córdoba?

R. Vienen de la intolerancia de la Iglesia Católica. ¡Qué esperpento lo de la turista americana que se puso a hacer yoga y fue sacada en silla de ruedas porque no sabían si estaba rezando o no! Hemos pasado de lo brutal a lo esperpéntico. ¿Sabes que hemos descubierto en el registro de la propiedad que la Mezquita de Córdoba sólo es propiedad del Obispado desde 2006?

P. ¿Y de quién era antes, legalmente?

R. Pues sería curioso saberlo, porque Aznar permitió a la Iglesia registrar como propios bienes patrimoniales que eran propiedad del Estado. Durante la etapa de Carmen Calvo, la Mezquita recibió 11 millones para restauración, pero los ingresos que allí hace la Iglesia no los fiscaliza nadie y, encima, y a pesar de ser Patrimonio de la Humanidad, se le impide orar a la gente cuando aquello, antes que mezquita, fue iglesia, y antes aún fue templo unitario y, si nos atenemos a las crónicas, antes aún estuvo el profeta Salomón, que era judío.

P. Pero eso lo hace un gobierno del PSOE y de IU, para quienes ustedes pidieron el voto

R. Lo pedimos para los partidos progresistas que defienden un Estado laico… Desde luego, el PSOE no está cumpliendo con eso. En España no hemos hecho la Transición religiosa. La Iglesia Católica mantiene sus privilegios y miembros de instituciones participan en actos religiosos. Eso no es de recibo en un Estado laico y neutral. Aunque fue el PP el que, en convergencia total con ella, favoreció mucho a la Iglesia.

P. Más allá del mito beatífico de Al-Andalus, viviendo usted en Córdoba, ¿no siente una punzada especial de nostalgia por el esplendor árabe?

R. No. Sé que hubo un esplendor andaluz del Islam y también sé que se ha idealizado y que no se han tomado en cuenta los conflictos entre los propios musulmanes. Ha sido como un paradigma utópico, como una aspiración o ideal de cómo deberían ser las cosas, pero no de cómo fueron. Aquello fue un esplendor abortado, pero nadie puede negar que durante el período musulmán aquí florecieron las artes y las ciencias. Pero cuando Al-Qaeda reclama Al-Andalus da municiones a la islamofobia y nos lanza un torpedo a nuestra línea de flotación. Nosotros no queremos reconquista porque no hubo ninguna conquista. El Islam no permite conquistas. El Islam dice: “No se puede imponer la religión”. En el Islam, la diversidad es un bien.

Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/38668-espana_no_ha_hecho_la_transicion_religiosa.html