webislam

Viernes 6 Diciembre 2019 | Al-Yuma 08 Rabi al-Zani 1441
617 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=15529

La integración de los inmigrantes en España

Los conceptos de inserción, integración y asimilación

16/04/2010 - Autor: Paloma Fernández Fidalgo - Fuente: Webislam
  • 2me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Se requiere estar empadronado para recibir atención social.
Se requiere estar empadronado para recibir atención social.

En voz alta se repite mucho que debemos integrar a los inmigrantes. Pero a veces parece que no existe una voluntad real. No en vano, el Informe Sobre Desarrollo Humano de 2009 del PNUD comienza con esta frase: Los estereotipos negativos que muestran a los inmigrantes como personas que ‘nos quitan el empleo’ y ‘viven a costa de nuestros impuestos’ abundan en los medios de comunicación y en la opinión pública, especialmente en épocas de recesión.

Seguramente la clave para decidir cómo tratamos a los inmigrantes depende de la valoración que hagamos de los efectos de la inmigración, y en último término de qué tipo de sociedad queramos construir contando o no con ellos. Existe un consenso generalizado en cuanto a que las democracias occidentales deben asimilar la inmigración conforme a los principios de las sociedades pluralistas. Pero a veces también se las llama multiculturalistas, aunque se discute que ambos términos sean equivalentes. Preguntémonos por tanto: ¿Qué es una sociedad pluralista?

Vamos a seguir a Sartori para explicarlo. Sartori contrapone la sociedad pluralista al multiculturalismo. Le parece que son modelos que a menudo se intercambian, pero que en realidad son incompatibles.

Para Sartori la sociedad pluralista es aquella que permite la diversidad, entendida ésta como algo positivo, enriquecedor. Pero que por su propia naturaleza exige algunas condiciones para permitir la convivencia. Dos, básicamente.

En primer lugar, que haya una tolerancia recíproca hacia lo diferente (que no implica relativismo, sino respeto hacia el que creemos que está equivocado). En segundo lugar, que exista un consenso básico que Sartori identifica con el sistema que se utilice para resolver los conflictos y que sería, en nuestras sociedades, la regla mayoritaria, como base de la democracia.

Esta es la concepción de sociedad que Sartori entiende que hemos construido en Europa y EEUU y la que defiende. No obstante, contempla como una amenaza determinados fenómenos actuales que ponen a prueba la flexibilidad de este modelo. Estos fenómenos son básicamente la inmigración y las reivindicaciones de las minorías.

En contraposición con la sociedad pluralista, Sartori define el multiculturalismo como una propuesta de sociedad que considera lo distinto como un valor en sí mismo, a diferencia del pluralismo, que trata de integrar lo distinto. El multiculturalismo propone reconocerle el mismo valor y adaptarse a sus exigencias considerándolas tan válidas como cualesquiera otras. Esta idea amenaza a la sociedad pluralista y la niega en la medida en que las reclamaciones de esos grupos minoritarios sean contrarias a los consensos comunes de una sociedad.

Pues bien, la sociedades pluralistas requieren, por su propia naturaleza, integrar a los inmigrantes. ¿Qué quiere decir eso de integrar? La integración del inmigrante es un proceso que debe insertarse en un ciclo, por el que transcurre la experiencia migratoria del individuo:

- Inserción: El inmigrante está recién llegado y apenas tiene vínculo con la sociedad de acogida.

- Integración: El inmigrante lleva ya algún tiempo y adoptó ciertos comportamientos de la sociedad receptora.

- Asimilación: El inmigrante tiene tanto arraigo en la sociedad que lo acoge que ha mimetizado los comportamientos básicos de ella, e incluso la propia sociedad adopta características del inmigrante.

Por supuesto, la integración es una tarea compartida en un triángulo: el inmigrante, los poderes públicos y la sociedad. Vemos que no hablamos en términos legales, porque el de integración es un concepto sociológico, si bien tiene sus consecuencias jurídicas. Un claro reflejo de ello es que la adopción de la nacionalidad en un país por parte de un extranjero suele tener numeroso requisitos relacionados con su estancia y su comportamiento (en el caso de España, sobre la base del artículo 11 de la Constitución, regulan este asunto los artículos 17 a 22 del Código Civil, reformados por la ley 36/2002, y conforme a la ley 4/2000).

Y no obstante, no todos los países tienen los mismos intereses respecto a la integración de sus inmigrantes. Ha sido frecuente distinguir el modelo francés, que pretende que se conviertan en miembros del país (probablemente por la volatilidad de la propia sociedad francesa, tan intercultural) y el anglosajón, que les ofrece posibilidades pero restringe mucho la opción de que se conviertan en nacionales.

Una síntesis de ambos modelos se pretendió armar en la Política de Inmigración de la Unión Europea a raíz de la Conferencia de Tampere, y en coherencia con lo que comenzábamos diciendo, ha tendido a promocionarse la integración en dos pasos:

1º. Como una declaración de intenciones: hay numerosos documentos políticos específicos que la manifiestan

2º. De forma real, esto es, articulando políticas públicas en procura de la institucionalización y la dotación de poder de la integración inmigrante. Suelen denominarse Itinerarios de inserción.

Los ámbitos que han de trabajarse para conseguir la integración son los siguientes:

1. Acogida

- Se trata de la información inicial que se da al recién llegado, en situación de especial vulnerabilidad (derivarán a servicios de carácter general o se les dará una intervención específica en virtud de su perfil).

- En relación con lo anterior, tienen una consideración especial los refugiados, los inmigrantes en condición de asilo (en España existen Centros de Acogida, integrados en la Red Pública de Centros de Migración), así como otros beneficiarios de condiciones especiales en el Derecho Internacional.

- También tienen una consideración especial suelos que llegan por procedimientos de migración programada –como los temporeros- y personas con visados de búsqueda de empleo.

2. Educación

- Es fundamental facilitar el aprendizaje del idioma y las costumbres. Para esto, se requieren traductores y trabajadores sociales.

- Facilita la integración que los inmigrantes desarrollen trabajos acordes con sus titulaciones. Por eso se han suscrito convenios específicos de homologación de títulos.

- Además, en el sistema educativo se proyectan programas específicos de interculturalidad.

3. Empleo

- Un colectivo amplio de inmigrantes suele trabajar en empleos de menor calificación que los que suelen desempeñar los nacionales, lo que puede causar su segregación.

- Además, los contratos suelen tener peores condiciones en términos de salarios y estabilidad.

- Muchas Comunidades Autónomas tienen programas específicos para la integración, referidos a información de derechos laborales y formación lingüística, que reciben aquí y también en su país de origen, antes de venir.

- Son también necesarios programas de información de prevención de riesgos laborales

- En la Administración General del Estado, se cuenta con el llamado Programa EQUAL para la inserción laboral.

4. Salud

- En general, el primer contacto que tienen los inmigrantes con el sistema sanitario se debe a las farmacias y a la Atención Primaria.

- Requieren información sobre los servicios que pueden recibir. En España, el sistema es universal y gratuito para tod0os los ciudadanos residentes en el estado, independientemente de su situación administrativa.

- Especial atención merece el SIDA, por el alto índice de infectados provenientes de África

5. Servicios sociales

- Se requiere estar empadronado para recibir los servicios, y esto constituye una cuestión controvertida.

- Las principales demandas de los inmigrantes son: información sobre el acceso a la educación, empleo, vivienda, sanidad e información jurídica.

- En una segunda etapa, solicitan clases de española y ayuda psicológica.

- Los servicios sociales de atención primaria les prestan información, alojamiento, prevención e inserción y gestión de ayuda económica.

6. Participación ciudadana

- Los ciudadanos inmigrantes no tienen reconocido el derecho a voto, salvo en las elecciones locales los ciudadanos de la Unión después de la reforma constitucional y con salvedades para los iberoamericanos, por acuerdos bilateral suscritos con sus países.

- Sí pueden participar en los sindicatos

- Se recomienda su participación en asco asociaciones, especialmente en colectivos relacionados con la inmigración, porque es una vía para que las Administraciones Públicas tengan interlocutores conocedores de la situación.

7. Otros ámbitos de actuación

Vivienda, justicia, Planificación territorial o urbanismo y transportes

La mujer inmigrante experimenta mayores dificultades de integración que el hombre

Veamos por qué:

- El índice de mujeres inmigrantes creció entre 1996 y 2006 en un 600, lo que demuestra la rapidez del fenómeno y las dificultades para asimilarlo por parte de todos.

- Pueden sufrir una discriminación doble: por ser mujer y por ser inmigrante.

- Muchas de ellas están en situación de reagrupamiento familiar, lo que supone que dependen de la situación de su cónyuge, y esto conlleva vulnerabilidad (por ejemplo, en los casos de violencia doméstica).

- En el mercado laboral, tienen unas tasas de paro mayor que la de los hombres, se concentran en el sector servicios –y hay mucho servicio doméstico- y sufren en especial los problemas de conciliación familiar y profesional.

- Un problema especialmente grave es la prostitución.

En España se han desarrollado muchas políticas públicas para atajar el problema: Dentro del Plan Estratégico de Ciudadanía e Integración 2007 – 2010 y en el Plan Estratégico de Igualdad de Oportunidades 20008 – 2011. Las Consejerías de Inmigración y las de Servicios Sociales ofrecen guías de servicios traducidas a varios idiomas. Además, desde 2005 existe en el marco del Ministerio de Trabajo e Inmigración un Fondo de apoyo a la acogida e integración de los inmigrantes y programas especiales de refuerzo educativo. Y específicamente para la mujer,, en virtud del artículo 14 de la Constitución, el trato con igualdad informará, con carácter transversal, la actuación de todos los poderes públicos. Además, de acuerdo con lo establecido por la Plataforma de Acción de Pekín, se utiliza el mainstreaming de género, o proceso de valorar implicaciones que tiene para las mujeres cualquier acción que se planifique. Por último, cabe destacar el programa SARA, que busca un espacio de información personal y laboral para la mujer inmigrante.

Sociológica y políticamente, hay indicadores para evaluar la integración en una sociedad:

- Dispersión de su vivienda

- Grado real y efectivo de escolarización

- Uso de los servicios sociales

- Integración en el tejido de la sociedad civil

- Inserción en el mercado laboral

- Indicadores de pobreza y exclusión social

- Consumo

- Percepción de la opinión pública autóctona

- Evaluación de la gestión de las políticas en el ámbito administrativo.

Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/38637-la_integracion_de_los_inmigrantes_en_espana.html