webislam

Viernes 29 Mayo 2020 | Al-Yuma 06 Shawwal 1441
3129 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=15524

Chamanismo femenino

En el Paraíso, en la Yanna, los hombres y las mujeres recuperaremos el don de la comunicación universal

20/03/2010 - Autor: Carmen Peres Callejón - Fuente: Webislam
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Chamán.
Chamán.

Pido la palabra. Sobre este asunto le prometí a la Dirección de Webislam tratar en esta página. Descubrí un bien documentado estudio sobre este aspecto del chamanismo femenino, por casualidad, hace un par de semanas preparando como estaba un trabajo sobre la tesis del Dr. Abdelmumin Aya: “La Experiencia chamánica del Profeta del Islam”. Además, hacia las mismas fechas recibí la información sobre el próximo Congreso en octubre sobre “Feminismo en el Islam” en Madrid.

Cruzamos unos correos. Le proponía a Ndeye, nuestra directora, publicar, con tiempo, este trabajo sobre feminismo, para que personas más preparadas que yo trabajaran el tema, lo presentaran en ese Congreso y se continuara trabajando sobre él; o me concedieran el honor de presentarlo yo. Me atreví a estas propuestas por la trascendencia que intuí tiene el asunto. Ndeye me rogó enviara el trabajo y aquí estoy.

Anoche, 13.03.10 me disponía a hilvanar una página, con los datos que tengo sobre el papel de la mujer chamán-líder, allá en las culturas del neolítico y os confieso que tenía miedo de formular, negro sobre blanco, los elementales principios, que yo estimo, podrían servir de faro o guía en estos encomiables trabajos y discusiones que llevan adelante tanto grupo feminista como en el mundo han sido.

Por que al menos a mí me sirven para ver con claridad, cual es el papel que corresponde a la mujer, en cualquier cultura, época o religión; es igual si es de oriente o de occidente.

Tuve el buen acierto de abrir primero Webislam. Me encontré con el extraordinario artículo de Musama Assad de Paz: “Acerca del Feminismo Islámico”. Ella deja asentados un par de principios elementales, que encuentro difuminados o como confusos en los discursos de los grupos feministas. Los he entresacado porque son los que más o menos deseaba yo señalar, sin atreverme mucho, por aquello de no parecer una “snob” desencajada del discurso general. Son además, como la esencia que queda señalada en la cualidad innata de la mujer como chamán, guía y cuidadora de su grupo:

. Hombres y mujeres, ambos tienen derechos comunes y también específicos.

. En el Corán existen derechos y obligaciones distintos para hombres y mujeres en atención de su naturaleza física, psíquica y mental, que es tenida en cuenta, sin que ello implique un signo se superioridad o inferioridad, sino una diferente riqueza complementaria.

. El Islam le da un rol muy importante a la mujer en el hogar como madre y esposa, la considera constructora y educadora de la sociedad y esta responsabilidad es muy grande y no la considera pequeña, por eso hace responsable al hombre de su manutención debiéndola cuidar y despreocupándola de estos roles. De todos modos esto no quiere decir que la mujer no puede trabajar o estudiar sino que el énfasis está dado en estos roles.

Paso ya a transcribir, algunos párrafos del singular trabajo que he encontrado trasteando en google, cuando buscaba obligada información sobre Mircea Eliade, por ser el autor en el que se apoya nuestro Profesor Abdelmumin Aya para asentar su tesis sobre el chamanismo del Profeta Muhammad.

La publicación shamanista, que nos ofrece este trabajo, va a perdonarme si, de vez en cuando cambio alguna palabra. La traducción, que se nos ofrece del inglés no es muy buena y a veces se hace incomprensible:

Mujer chamán. Este es un breve resumen de una Conferencia de Estudios Chamánicos , que por primera vez se dio en septiembre de 2005 en San Rafael, California, por el Profesor Max Dashu ( www.suppressedhistories.net)

“Un proverbio Chukchee declara, “La mujer es por naturaleza un chamán.” Sin embargo, la dimensión femenina de este reino de la experiencia espiritual, a menudo ha sido menospreciada. Mircea Eliade creyó que las mujeres chamanes representaban una degeneración de la profesión originalmente masculina. Chamanes sólo podían ser los sacerdotes.

De hecho, las mujeres han estado a la vanguardia en este campo en todo el mundo… En China, en Japón, en la moderna Corea y Okinawa, así como entre muchos pueblos de Sudáfrica y el norte de California, como la Karok y Yurok. Hay innumerables ejemplos entre ellos la macho de los mapuches en el sur de Chile y el babaylan y catalonan en Filipinas.

Las tradiciones orales y las descripciones históricas muestran a las mujeres como invocadoras, curanderas, herbolarias, oráculos y adivinadoras, las bailarinas de éxtais.”

Continúa este trabajo contemplando el papel chamánico de la mujer en todas las culturas, desde China, pasando por África y acabando en América, donde nos presenta la forma que tuvo la colonización española, por medio de la Inquisición de acabar con aquellas “brujas”, “curanderas”, “hechiceras”, “adivinas”, etc.

Por lo visto, existen “códices producidos por artistas aztecas, donde se registra una de las invocaciones cantadas por sacerdotisas en: “Madre de los dioses y todos nosotros, cuya creadora brilló en el poder dador de vida a Temezcalli, también llamado Xochicalli, el lugar en que ve las cosas sagradas, establece el derecho a lo que se ha trastornado en los cuerpos humanos, hace que los jóvenes y las cosas sean más fuertes…”

Toda esta descripción del chamanismo femenino la encuentran completa en www.shamanista.com, por lo que prefiero dejarlo aquí.

Es conveniente dejar consignado qué es un o una chamán. Siguiendo a Mircea Eliade, parece ser que las/los chamanes tienen o no han perdido la facultad de estar comunicados con las dos esferas de la realidad: el mundo espiritual y lo terreno, que en el Islam se diría la fitra.

El Profesor Aya, en su obra ya citada tiene este hermoso párrafo:

“En el Paraíso, en la Yanna, los hombres y las mujeres recuperaremos el don de la comunicación universal que nos fue dado al principio de los tiempos, y que logran los chamanes cuando retornan a su fitra, a su estrado primordial, porque todo en la existencia tiene la capacidad de expresarse.”

Y a lo largo de esta tesis, lo que viene a demostrarnos es que este tipo de personas son los guías y cuidadores de su sociedad.

El trabajo que nos ha proporcionada Masuma, siguiendo el Corán me ha llevado de inmediato a la cualidad chamánica o intuitiva, que posee la mujer de guía, educadora y cuidadora de su grupo.

No estamos en el neolítico. El paradigma de sociedad es otro. No es mejor ni es peor: es otro. La mujer ocupa puestos hoy, que hace un siglo tenía vedados. Donde esté, ya sea ministra, periodista, mujer de empresa, médico, trabajadora en una fábrica, etc, tiene, espontáneamente la facultad innata de crear un ambiente diferente al que crean los hombres. Y debe crearlo porque la sociedad tiene necesidad de ese equilibrio entre “pares”.

La mujer no puede renunciar a las facultades especiales de guía, cuidadora y educadora con la que la ha dotado la naturaleza, sin traicionar su papel en la sociedad. Esto es para mi ser mujer. La palabra feminismo no me gusta, quizá por eso de acabar en “ismo”.

No se es más o menos mujer, por llevar falda o pantalón, por fumar o no fumar como los hombres, por llevar o no un pañuelo en la cabeza, por no permitir que la llamen “miembro”, sino “miembra”, etc.

Ser mujer es algo tan trascendente, como ser hombre pero en otra vertiente y cada cual tiene su función específica por categoría natural. Por esto Masuma dice, y eso lo entiendo muy bien, que el feminismo no debe ir pidiendo derechos, sino demostrando facultades específicas de la mujer.

El Islam se caracteriza por un riguroso respeto a la ley natural. Disculpadme si me expreso mal a este respecto. No soy musulmana, por lo que aquí expongo es simplemente lo que yo tengo captado sobre su forma específica de ordenar la forma de vida, válida para cualquier persona, y cuanto más simple mejor.

Por supuesto que los derechos laborales y sociales han de cumplirse, por el mero hecho de ser todos iguales ante la ley, pero esto, a mi entender, son reivindicaciones de los sindicatos.

El feminismo debería marcarse unas metas mucho más grandiosas. Porque el desequilibrio que padece nuestra civilización es el de tener desencajado el papel real e irremplazable de la mujer de guía, educadora, cuidadora de la sociedad, de chamán; hoy más que nunca, dada la irrupción de roles en el mundo laboral y social que se nos está concediendo.
 

Anuncios



play
play
play
play
play
play
play
play

 

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/38429-chamanismo_femenino.html