webislam

Domingo 8 Diciembre 2019 | Al-Ajad 10 Rabi al-Zani 1441
735 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=15178

Haití: una perla que ya no brilla

Haiti sobrevive en la desesperanza

06/02/2010 - Autor: Pablo Jofré Leal - Fuente: Webislam
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Haití es el epicentro del dolor y la desesperanza.
Haití es el epicentro del dolor y la desesperanza.

Tras casi un mes desde el devastador terremoto que azotó a la otrora Perla del Caribe, Haití exhibe hoy, en todos los ámbitos de su vida como país, un balance aterrador: 200 mil muertos, otros miles que permanecen bajo los escombros, una población que se pelea los alimentos de la ayuda internacional como si esta fuese una dramática piñata.Una economía derruida y sin visos de levantarse en al menos una década, un Estado fallido azotado por la miseria y la desesperanza.

Lo señalado se ve agravado por la imposibilidad del gobierno haitiano de ordenar la caótica ayuda internacional, que no ha logrado solucionar los problemas más urgentes que aqueja a la población haitiana, mayoritariamente de su capital: Puerto Príncipe. Alimentos entregados en improvisados centros de distribución, de una forma que posibilita el caos y la instalación de la ley del más fuerte, Ante ello la Organización de Naciones Unidas (ONU) decidió que esos alimentos sólo sean entregados a las mujeres y que esta no podrá ser vendida ni intercambiada, esperando de esta forma, que las provisiones lleguen a todos los afectados. Medida destinada a impedir que en los llamados marché (mercados informales) se venda el arroz en los mismos sacos de ayuda, que se distribuye a la población.

El que sean las mujeres quienes reciban la ayuda, trae a colación el tema particular de la seguridad que se les deber proporcionar y en lo más general, a los convoyes con alimentos, para evitar su asalto por bandas armadas. La ONU a través de la Fuerzas de la Misión de Estabilización de la ONU en Haití (MINUSTAH) coordinó con los militares haitianos, y las Fuerzas Estadounidenses el poder dar contención a cualquier desborde como el que ha sido visto en los últimos días y que ha significado, incluso, el utilizar fuerza de fuego para evitar saqueos y asaltos por bandas armadas.

El propio gobierno Haitiano ha reconocido la extrema dificultad de poder avanzar en soluciones mínimas, que alivien la precaria situación sanitaria y alimentaria de su población. Convocado por los senadores para informar sobre la situación tras la catástrofe del 12 de enero, el Primer Ministro Jean Max Bellerrive reconoció la impotencia del gobierno que preside René Preval en controlar la situación ““En 35 segundos, el PIB de Haití - el país más pobre de América - se desplomó un 60 por ciento y el Gobierno, tal como está constituido ahora, no puede hacer frente a esta situación”, dijo tras admitir que “la frustración de la población y también del gobierno” se debe a la falta de coordinación en la entrega de ayuda y reconoció “discusiones extremadamente difíciles” entre el gobierno, los proveedores de fondos y las organizaciones no gubernamentales. En medio de la anarquía existente, el gobierno de Preval anunció la formación de un Ejecutivo de crisis, en el cual serán redefinidas las misiones de los ministros o se creará un comité nacional orientado a la emergencia.

Apoyo multilateral

Mientras ello sucede aún continúan las críticas a Estados Unidos por una presencia masiva, sobre todo militar, en suelo haitiano. Otras organizaciones como la Alianza Bolivariana Para Los Pueblos (ALBA) ha comenzado a implementar soluciones sanitarias, de vivienda, alimentarias y de apoyo médico en localidades situadas en las afueras de Puerto Príncipe, específicamente en Leoganne. Ello, gracias a la intervención directa del mandatario venezolano, Hugo Chávez y con el apoyo de otros países de esta Alianza, que en el plano geopolítico se opone a iniciativas como el ALCA. Leoganne, concebido como un proyecto social, incluye una infraestructura para la alimentación, salud, educación, recreación y otras condiciones de vida, entre ellas las higiénicas, y es el primero de otros que se erigirán por el ALBA fuera de la capital, siguiendo las directrices de la MINUSTAH. Se agradece en épocas de crisis que algo se concrete, mientras el resto de los países siguen enfrascados en disputas por más o menos influencia en el Haití Post sismo.

La ONU, a través del denominado Programa Mundial de Alimentos (PMA) ha estado ultimando los detalles para instalar 16 puntos de distribución de alimentos en Puerto Príncipe y entregar raciones para dos semanas a 2 millones de personas durante los próximos 10 días, según señaló John Holmes, Secretario General Adjunto de esta agencia dependiente de la ONU. “Los retrasos que hemos visto en Haití están relacionados con logística, la mera dificultad de lograr que las cosas ocurran en un contexto como Haití" a ello se unen las necesidades de contar con letrinas (7 mil según Holmes) que permitan disminuir la propagación de enfermedades que se desatan en condiciones insalubres, como también contar con albergues más definitivos que las carpas que suelen ser soluciones que tienden a permanecer en el tiempo.

Según John Holmes “el albergue es una alta prioridad. Estamos consiguiendo materiales y distribuyéndolo lo más rápido que podemos. Hasta hemos distribuido 7.000 carpas y están proyectadas otras 50.000. La idea inicial era permitir que las personas permanecieran cerca de las ruinas de sus viviendas y sus trabajos, más que sacarlos de la capital. Más tarde se necesitará refugio resistente a huracanes, posiblemente grandes cantidades de viviendas prefabricadas de madera. Este es un gran desafío. No tenemos una solución mágica. Probablemente pasará un año o dos antes de que podamos instalar a la gente nuevamente en construcciones apropiadas", comentó el funcionario de la ONU, quien también informó que la ONU contratará 25 mil trabajadores para ayudar en labores de reconstrucción, para llegar a unos 250 mil, con un salario promedio diario de 4 dólares diarios (la media en Haití es de 3 dólares).

Otra Organización, en esta caso regional, la Unión de Naciones Sudamericanas (UNASUR), presidida Pro Tempore por el mandatario Ecuatoriano, Rafael Correa convocó para el martes 9 de febrero una reunión extraordinaria, destinada a coordinar esfuerzos que vayan en ayuda del país caribeño. El canciller de Ecuador, Ricardo Patiño, informó que la cumbre se realizará en Quito con la idea que el esfuerzo que hace América Latina y sus gobiernos para apoyar a Haití "no se diluya en acciones inconexas o descoordinadas sino que se lo haga directamente con el régimen de ese país, dando solución a las prioridades haitianas que son, según lo señaló el presidente Preval al presidente Correa: la ayuda humanitaria inmediata y con una mejor coordinación y la reconstrucción a mediano y a largo plazo, aspecto en el que Unasur quiere poner un mayor énfasis.”. El canciller ecuatoriano añadió que los cancilleres de Unasur van a mantenerse comunicados entre sí para "cruzar entre nosotros criterios sobre cómo deberíamos enfocar la ayuda a Haití".

La convocatoria de UNASUR, unido a la labor desplegada por el ALBA se dan en momentos que la presencia estadounidense ha sido cuestionada, ya sea por su cantidad (cerca de 10 mil efectivos) como por la preeminencia militar exhibida. En respuesta a estas críticas, el secretario de Estado adjunto de Estados Unidos para el Hemisferio Occidental, Arturo Valenzuela, aseguró que dentro de las intenciones de su país no está el suplantar la labor de ONU, pero reiteró que las operaciones no se frenarán en el país caribeño."EE.UU. reafirma su compromiso para trabajar, para ayudar a los haitianos a afrontar esta crisis inmediata (...) la misión de la ONU tiene la principal responsabilidad de la seguridad", y subrayó que su país "brinda y brindará todo el apoyo posible, pero no suplantará a la ONU en este papel".

Pese a estas palabras, el pasado 21 de enero, el Pentágono anunció el envío de un nuevo contingente militar de unos 4 mil soldados a Haití, que se sumarán a los más de 10 mil marines que ya se encuentran en la isla. Recordemos que las Fuerzas Militares estadounidenses tienen bajo su control la logística del aeropuerto internacional de Puerto Príncipe, donde llegan a diario decenas de aeronaves repletas de ayuda humanitaria de todos los rincones del mundo.

Países latinoamericanos y europeos han manifestado que el gobierno de Barack Obama, ha aprovechado la tragedia en Haití para invadirlo militarmente. El presidente Chávez, ha insistido en que Estados Unidos se ha aprovechado de la situación haitiana para instalarse "sobre los cadáveres y las lágrimas de un pueblo, delante de todo el mundo, descaradamente. Tiene el control del aeropuerto, comenzaron por el y ya llegaron al Palacio Presidencial", denunció el mandatario. Nicaragua, Bolivia, Uruguay y Francia se unieron a las críticas por la presencia armada de la superpotencia, que consideran excesiva. El mandatario nicaragüense, Daniel Ortega sostuvo que “Se está manipulando un drama para instalar tropas norteamericanas en Haití, y que ya han ido tomando el control militar del aeropuerto en Puerto Príncipe y esto es preocupante. Quiero pensar que al presidente Obama le están creando una situación de hecho, los intereses militares en los Estados Unidos, que están vinculados a las grandes trasnacionales de la guerra”.

Para el Vicepresidente boliviano, Álvaro García Linera, está latente el temor que “a nación caribeña se convierta en una base militar más de Estados Unidos y para evitar esto debe existir un rechazo continental rápido" unido a las palabras de Linera, el mandatario boliviano, Evo Morales expresó su indignación y rechazo “por la decisión del Gobierno estadounidense de enviar tropas en lugar de ayuda a Haití". En este sentido, Morales, pedirá a la ONU una reunión de emergencia para rechazar la ocupación militar estadounidense en Haití. Dijo que espera el pronunciamiento de los pueblos y las fuerzas sociales del mundo para repudiar el despliegue de estas tropas.

El próximo ministro de la Defensa de Uruguay, Luis Rosadilla, en nombre del mandatario electo se mostró altamente preocupado por lo que acaece en Haití, señalando que ese país no necesita armas sino insumos médicos, alimentos y agua potable. Por su parte, la misión médica francesa, ha denunciado que la falta de logística en el terminal aéreo de Puerto Príncipe (controlado por Estados Unidos) ha provocado retrasos en la distribución de ayuda humanitaria. Asimismo, el secretario de Estado de Cooperación francés, Alain Joyandet, señaló a principios de semana que la ONU debe tomar una decisión y precisar el papel de Estados Unidos en la ayuda humanitaria a Haití. "No se trata de ocupar el país, sino de ayudarle a que recobre la vida”.

Entre la lluvia de ideas, más allá de las críticas políticas, para ir en apoyo de Haití, resalta la proposición del presidente mexicano Felipe Calderón quien propuso un "Plan Marshall para reconstruir Haití tras el sismo del 12 de enero pasado. Tal idea surgió tras una rueda de prensa donde el mandatario azteca señaló que “lo que necesita Haití es un programa profundo de reconversión. Si me permite la expresión, se requiere un Plan Marshall para Haití. Un programa de reconstrucción enorme, no sólo de la ciudad, la infraestructura básica, sino también que pueda verdaderamente reimpulsar este país de las condiciones lamentables de miseria en las que ha vivido.Restablecer los servicios elementales y establecer labores sanitarias para prevenir efectos pandémicos, dada la gran cantidad de personas fallecidas que siguen bajo los escombros. Y a futuro, se hace patente la opción de la reforestación de Haití como una tarea universal”.

Mientras esos deseos se puedan materializar la dura realidad de Haití obliga a redoblar los esfuerzos por sacar adelante las condiciones mínimas que permitan a la otrora Perla del Caribe retomar algo de su normalidad en una etapa que más que perla arece ser la expresión de una joya de bisutería imposible de vender.

 


 

Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/38145-haiti_una_perla_que_ya_no_brilla.html