webislam

Martes 17 Septiembre 2019 | Az-Zulaza 17 Muharram 1441
1197 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=14603

Lo que el velo esconde

¿Pasiva, sumisa, discriminada? Mujeres riojanas desechan algunos de los tópicos que rodean usos como el del hiyab, que en la comunidad no reviste problema alguno

29/11/2009 - Autor: Javier Campos - Fuente: La Rioja
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

¿Pasiva, sumisa, discriminada? Mujeres riojanas desechan algunos de los tópicos que rodean usos como el del hiyab, que en la comunidad no reviste pr
¿Pasiva, sumisa, discriminada? Mujeres riojanas desechan algunos de los tópicos que rodean usos como el del hiyab, que en la comunidad no reviste pr

«¿Qué te dijo?», pregunta sorprendida Hanan. «Que por qué querías saber con qué color se tiñe el pelo si tú siempre llevas un pañuelo en la cabeza», responde simpática su hermana Mariam. Aya sonríe. «¿Acaso se piensan que las musulmanas no vamos a la peluquería?», rebate al instante forzando un gesto que denote molestia. Hanan y Mariam, marroquíes con infancia española, echan por tierra los tópicos que rodean la imagen de la mujer que profesa el Islam. ¿Pasiva, sumisa, víctima de la discriminación? Los prejuicios de valor ya existentes, los debates infructuosos sobre el velo u otras costumbres y la simple ignorancia ante lo que desconocemos es suficiente para criticar y juzgar a las personas, sobre todo a las seguidoras del Corán. Ellas lo saben, y no dudan en abrirnos los ojos y reivindicar su papel.

Junto a las hermanas se encuentra Aya, riojana convertida a la religión de Muhammad cuya voz cobra especial protagonismo a la hora de derrumbar barreras. «Si dijese que soy budista nadie se asombraría; ahora bien, como digo que me he convertido al Islam no falta quien pregunta sorprendido... pero, ¿te has hecho musulmana?», advierte mientras sus compañeras asienten con la cabeza. El trío, aunado bajo un mismo credo, se emplea con locuacidad en su afán por tirar abajo la imagen distorsionada que en España y en La Rioja se tiene de quienes rezan a Allah. «Puro desconocimiento por parte de la población y clara deformación por parte de los poderes políticos y económicos en función de sus propios intereses», sentencian.

Hanan, Mariam y Aya son jóvenes con estudios universitarios, trabajos bien remunerados y socialmente activas. Nada más alejado de la percepción de mujer sometida al hombre sin voz ni voto marginada desde su propia religión. El hecho de que entre su atuendo se encuentre el velo islámico o hiyab como un básico más no les resta un ápice de credibilidad. La circunstancia de que eligiesen llevarlo libremente también ayuda. Sin embargo, polémicas como las suscitadas en las últimas semanas tras la supuesta agresión a una musulmana en Ciudad Real por no llevar velo, la expulsión de la Audiencia Nacional de una abogada de origen marroquí por vestir pañuelo durante un juicio o la aparición en las tiendas de la glamourosa Barbie ataviada con burka devuelven a la actualidad el debate sobre sus implicaciones sociales (acompañadas de sus connotaciones discriminatorias) y reabren el tema de fondo sobre si es necesaria o no su regulación.

Colegios, institutos, centros sanitarios y tribunales. Diario LA RIOJA se ha sumergido en los ámbitos educativo, sanitario y judicial para saber si su uso lleva aparejado algún problema más allá de la simple controversia. Sin excepción, en todos los casos la respuesta ha sido negativa. Su presencia es minoritaria, casi testimonial, en las aulas riojanas, y ante la ausencia de conflicto la Consejería de Educación prefiere mantenerse al margen. Sí que se han dado casos de alumnas musulmanas que, al ser las únicas con velo en clase, la dirección ha optado por mediar con sus padres en su aspiración por atenuar tal diferencia. No obstante, no todas las voces apuntan en la misma dirección. «Entiendo que se trata de un tema complicado y que, por ello, se está dejando en manos de cada centro. Sin embargo, el asunto ya ha salido en alguna reunión con la Inspección y hemos sido varios los que hemos preguntado a la Consejería si piensan hacer algo», apunta el director del colegio público Madre de Dios, de Logroño, Félix Javier Hernáez, quien se muestra partidario de un debate que otros dan por cerrado.

La ausencia de problemas en los centros educativos se traslada de igual manera a los centros sanitarios. El uso del velo en sus distintas variantes no supone obstáculo alguno para los profesionales a la hora de prestar asistencia médica a quienes lo visten. «Tienen claro que se respeta su modo de vestir como también saben que cuando entran a una consulta es posible que tengan que descubrirse para su exploración y diagnóstico», asegura el coordinador del centro de salud Joaquín Elizalde, también en la capital, Francisco Hernández Rodríguez. Lo único que cabe destacar al respecto es que, ante la posibilidad efectiva de elegir entre médico o médica, las musulmanas se decantan por la doctora. Esta preferencia por las manos femeninas cuando demandan atención sanitaria es confirmada por Fátima Sattar. Logroñesa conversa tras casarse con un paquistaní sí que, desde su experiencia con el pueblo musulmán, habla de situaciones incomprensibles a su modo de ver y de entender. «Es absurdo que cuando una mujer musulmana tenga que ir al ginecólogo su marido frunza el ceño y, en caso de que sea hombre, no vea con buenos ojos que ella se descubra», explica.

«Sí que vienen con el pañuelo cubriéndoles la cabeza pero, lógicamente, se les ve la cara y no implica inconveniente alguno». El fiscal superior de La Rioja, Juan Calparsoro, descarta en la comunidad algún episodio como el de Fátima Hssini, la hermana de un presunto islamista que se inmoló en Iraq y que se negó a declarar sin burka en el juicio celebrado en Madrid. El velo, en los distintos ámbitos consultados, no ha sido motivo de conflicto al menos en la región y desde la Consejería de Servicios Sociales se saca pecho. «Lo único que importa es el respeto a las normas más básicas de convivencia y que sepamos el uso del velo no las altera en absoluto. Hasta el momento en La Rioja no se ha visto que sea motivo de disputa, con lo cual ¿cómo prohibir algo que no ha desembocado en situaciones comprometidas o violentas? Podemos convivir perfectamente con las mujeres que deciden, por uno u otro motivo, mantener algo que arraiga entre la tradición, la cultura y la religión», expone al respecto Sagrario Loza.

Discriminación práctica

Pese a que lo políticamente correcto parece imponerse, de todos es sabido que uno de los principales problemas a los que se enfrenta la mujer islámica es el de la discriminación práctica, que no legal, por el uso del velo. La legislación española no prohíbe la utilización de esta prenda y parece que no lo hará en el futuro pese a existir en el resto de Europa cierta tendencia a regular su presencia en los espacios públicos. Incluso hay constancia de varias circulares destinadas al funcionariado para que se respete a quien lo lleve. Tal es el caso de la oficina de expedición y renovación de DNI y pasaportes. Las dependencias policiales encargadas del papeleo recibieron en su día información relativa a las fotografías tamaño carné presentadas con la cabeza cubierta por motivos médicos o religiosos. Serán admitidas siempre que se vea al completo el óvalo de la cara, es decir, aquellas imágenes que muestren el rostro totalmente descubierto desde el nacimiento del pelo hasta el mentón.

«No se ha registrado nunca problema alguno. Cuando ha venido alguna musulmana con un velo que le tapaba más de lo permitido se le ha explicado y, sin objeciones, lo ha entendido y se ha ajustado a la normativa», aclaran desde el departamento de la Jefatura Superior de Policía encargado de la tarea. No en vano, el hiyab (pañuelo más utilizado entre la comunidad islámica de La Rioja para cubrirse), cumple perfectamente con dichas circulares. Muy pocas son las que utilizan otras prendas características del mundo musulmán como el burka (que cubre todo el cuerpo y sólo deja ver a través de pequeñas aberturas a la altura de los ojos) o el chador (vestido de una pieza que cubre todo el cuerpo salvo la cara).

El debate sobre el velo se centra en la libertad de la mujer a la hora de decidir si llevarlo o no. Cubrirse la cara no es una obligación religiosa para las musulmanas, sino una tradición más

Hay muchos tipos de velos. La tradición familiar, la región y el grado de compromiso religioso determinan su estilo. Se trate del que se trate, hay quien en Occidente no ve más allá del tejido que lo conforma. Se ve como claro símbolo de la represión, la discriminación y el dominio que ejerce el hombre musulmán sobre la mujer. «No hay ninguna presión ni obligación ni nada que se le parezca; por llevar el velo nuestras mujeres no tienen menos personalidad», se defiende Yasar Usman, vicepresidente de la Comunidad Musulmana Camino de la Paz, asignando al velo un valor puramente religioso que, paradójicamente, refuerza la propia identidad de la mujer de puertas afuera. En la misma línea apuntan desde asociaciones como AMIRAS y Arabella, donde Hanan, Mariam y Aya trabajan codo con codo. Todas coinciden en señalar que quizás fuese conveniente distinguir el Islam de las prácticas culturales de cada país. De hecho, todas puntualizan que cubrirse la cara no es una obligación religiosa para la mujer sino una tradición que nada tiene que ver con la palabra de Allah. Regímenes como el talibán, ni que decir tiene, se erigen en responsables de parte del recelo. Ellas lo saben... Y no les parece del todo justo.
 

Anuncios
Relacionados

Seis vidas detrás del velo

Artículos - 15/02/2010

Contra la utilización política del velo

Artículos - 12/11/2001

La realidad detrás del velo

Artículos - 18/01/2009



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/37615-lo_que_el_velo_esconde.html