webislam

Lunes 14 Octubre 2019 | Al-Iznain 14 Safar 1441
818 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=14229

Ben Alí, el presidente sin sombra

El eterno mandatario tunecino es el favorito incuestionable para unas elecciones que se vislumbran como las últimas a las que se presenta

25/10/2009 - Autor: Paula Rosas - Fuente: La Rioja
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

El presidente Ben Alí responde a las aclamaciones de sus seguidores durante un acto electoral en Bizerta (Foto de AFP)
El presidente Ben Alí responde a las aclamaciones de sus seguidores durante un acto electoral en Bizerta (Foto de AFP)

Será su quinto mandato y, esta vez, parece que el último. Zine el Abidine Ben Alí, que desde hace 22 años dirige las riendas de Túnez, vuelve a concurrir hoy a unas elecciones presidenciales en las que nadie duda de que volverá a ser reelegidoCon una oposición insignificante y reprimida, y un fuerte apoyo popular, Ben Alí gobernará, con toda seguridad, los próximos cinco años.

El Magreb no es un lugar donde se renueve a menudo la sangre política. El líder libio, Muamar Gadafi, acaba de celebrar el 40º aniversario de su toma de poder. Mohamed VI encabeza en Marruecos una monarquía que reina y gobierna. En Egipto, Hosni Mubarak es presidente desde 1981 y el argelino Abdelaziz Buteflika ha vuelto a ganar este año las elecciones para presentarse a un tercer mandato. Lleva ya diez años. Túnez no es una excepción.

Las calles de las principales ciudades del país llevan semanas -si no décadas- empapeladas con la imagen del presidente, omnipresente en prensa, televisión y radio. El único candidato realmente opositor que se presenta hoy, Ahmed Brahim, del Movimiento de la Renovación (Etajdid), antiguo Partido Comunista, ni siquiera ha podido colgar carteles, repartir propaganda electoral o dar mítines, ya que no se le han concedido locales para ello.

Nadie puede hacer sombra a Ben Alí. Todo está preparado para que el presidente, que en las pasadas elecciones arrasó con el 94,48% de los votos, vuelva a barrer y legitime de nuevo de cara a la galería la democracia sui géneris tunecina. Ésta será, sin embargo, la última vez que pueda presentarse. Aunque una reforma en 2002 permitió la reelección sin límite de mandatos, estableció en 75 la edad máxima para los candidatos. Ben Alí ya tiene 73.

Hoy, además de presidenciales, también se celebran elecciones legislativas. El partido de Ben Alí -la Reagrupación Constitucional Democrática (RCD)- cuenta con dos millones de militantes de los diez millones de habitantes que tiene el país magrebí. La particular ley electoral tunecina reserva el 75% de los escaños a la fuerza mayoritaria, por lo que el resto tienen un panorama poco alentador. La incógnita, si es que la hubiera, también está descartada: de los nueve partidos que se presentan a los comicios, seis son progubernamentales.

Túnez es uno de los estados moderados por excelencia del mundo árabe, el que hace las delicias de Occidente por su discreción, mano dura con el islamismo y el terrorismo integrista. Es el país que recibe cada año a millones de europeos y estadounidenses que disfrutan de sus bellas playas, desiertos y ruinas romanas.

Pero también está bajo uno de los regímenes más represivos del mundo árabe donde, según Reporteros sin Fronteras, «los periodistas y los defensores de los derechos humanos están sometidos a un auténtico acoso administrativo, violencia policial y una vigilancia casi permanente de los servicios de inteligencia». La prensa extranjera tampoco es ajena al asedio. Esta semana, Florence Beaugé, corresponsal de Le Monde, ha sido retenida en el aeropuerto de Túnez-Cartago y vuelta a poner en el avión rumbo a Francia. El motivo: su reportaje sobre el acoso gubernamental a un opositor y una militante de los derechos humanos. Según Human Rights Watch, el Gobierno utiliza la excusa de la lucha frente al terrorismo y el extremismo religioso para justificar las duras medidas contra la contestación pacífica. Y el sistema judicial tunecino, asegura asimismo el organismo, no tiene tampoco ningún tipo de independencia.

Sin embargo, Ben Alí, así como su antecesor Habib Burguiba, han sido pioneros en el mundo árabe en su defensa de la igualdad de derechos para hombres y mujeres, y la población femenina disfruta de las mismas oportunidades en el sector público. Las reformas para modernizar el país han provocado la tasa de natalidad más baja de los países de Oriente Próximo y norte de África. Pero estas mejoras sólo ahondan la paradoja tunecina, donde las conquistas económicas coexisten con el autoritarismo político.

Represión y economía

«Ben Alí ha conseguido estabilidad, en parte porque tiene un régimen muy represivo, pero también porque en la parte económica ha hecho que las cosas funcionen», asegura Emma Murphy, experta en Economía Política del norte de África y catedrática de la Universidad de Durham. Los programas de asistencia social iniciados por el presidente han logrado proteger a las capas más débiles de la sociedad, mientras que las clases altas se han aprovechado de las reformas económicas para hacer dinero rápido. «Sin embargo, hay una parte importante de la sociedad, en especial las clases medias-bajas, a las que le ha ido muy mal con Ben Alí», explica Murphy.

El desarrollo del país, que pertenece a la OMC y ha firmado acuerdos con la UE, ha creado una red clientelar que se reparte gran parte del pastel. «El poder no sólo está en manos del Estado, sino de unas cuantas familias que rodean al régimen, con enorme poder político y económico», dice la analista británica.
 

Anuncios
Relacionados

Prefieren dictadura

Artículos - 19/06/2010

Declaración internacional de apoyo a la Revolución tunecina

Artículos - 30/01/2011

Indignados sin fronteras: ¿será la primavera?

Artículos - 22/07/2011



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/37337-ben_ali_el_presidente_sin_sombra.html