webislam

Miercoles 23 Octubre 2019 | Al-Arbia 23 Safar 1441
677 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=13300

Cuando la maldad forma parte de la educación

Desinformar, mentir, educarnos en el miedo. No quiero pertenecer a esta sociedad

01/07/2009 - Autor: Laura Rioja - Fuente: Eutsi
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

A los adolescentes israelíes se les invita a radicalizarse contra todo lo árabe
A los adolescentes israelíes se les invita a radicalizarse contra todo lo árabe

En agosto de 2007 Estados Unidos se compromete con Israel y le dona más de 30.000 millones de dólares para ayuda militar. El Estado Hebreo, puede carecer de unidad interna a la hora de engendrar coaliciones para gobernar, si, pero si de algo no carece es de ser un Estado absolutamente militarizado. Su sociedad, impregnada del miedo constante no se plantea ese exceso de militarización y lo apoya fervientemente por haber sido educados en el odio y racismo para con sus países vecinos. Los niños israelíes son educados en la tora y en el miedo. En la adolescencia se les invita a radicalizarse contra todo lo árabe y en la juventud se le impone tres años de servicio militar. Tras esto, un viaje por la India, Europa o America del Sur, les hará recuperarse de todas las barbaridades acometidas contra la población palestina, o eso piensan. Pero como en todo, siempre hay disidentes. Israelíes, contados con los dedos de las manos, que se posicionan en contra de su Gobierno. Que apoyan a los palestinos en sus demandas de manera directa y que sufren la vergüenza cuando han de decir de donde provienen.

Lo pudimos comprobar el pasado sábado en Beit Uma, una aldea cerca de Bethlemen. Dos activistas pacifistas israelíes fueron detenidos y golpeados por sus soldados, los que dicen "defender la seguridad de su país". Dos hombres palestinos también fueron brutalmente apaleados.

Horas después, tras su puesta en libertad, charlamos con uno de los activistas detenidos. Forma parte del ISM (International Solidarity Movement). La cara rota por la tristeza cuando habla..." Es mi país el que está haciendo esto. Vengo de Tel Aviv para mostrar mi apoyo a los palestinos. Casi nadie de los jóvenes de mi país sabe que es realmente lo que ocurre. Es la mejor forma que tiene un Gobierno para hacer lo que quiera. Desinformar, mentir, educarnos en el miedo. No quiero pertenecer a esta sociedad". 

Son casi las 6 de la mañana y el sol apenas permite caminar por los caminos llenos de piedras que unen la aldea palestina de Beit Uma con los campos de

Hay mucha presencia internacional acompañando a dos familias de granjeros palestinos. Hace dos semanas, colonos israelíes cruzaron el camino empedrado para atacar a las familias. Les golpearon brutalmente, mientras dos unidades militares apenas si observaban los hechos.

Después, un grupo de soldados declararon la zona como "área militar cerrada". Con esta orden se les prohibía acudir a los granjeros palestinos a sus tierras para recoger sus cosechas. Se les privaba así de su principal sustento económico.

Por esta razón, los agricultores demandaron ayuda y protección a los grupos internacionales que prestan solidaridad en Palestina.

"Tenemos miedo y no podemos ir a cultivar nuestras tierras. Carecemos de cualquier tipo de protección. Si gente internacional nos acompaña, al menos, podemos realizar parte de nuestro trabajo."- comenta Mohamed, uno de los viejos agricultores, mientras invita a café.

Poco tiempo después, mas cerca ya de las parras, preparados para iniciar la recogida en el valle, los gritos de los colonos y los ladridos de sus perros, crean los primeros síntomas de tensión. El trabajo continua, evitando dedicarles si apenas unas miradas.

Son alrededor de 7 los colonos que gritan insultos, amenazando con bajar hasta el valle, y argumentando que nos marchemos.

Son niños. Apenas el mayor de todos ellos superara los 16 anos. Gritan. La recogida de las hojas de parra empieza a resultar tarea difícil.

Minutos más tarde, dos coches militares aparecen en la zona. Cada asentamiento ilegal del Gobierno de Netanhayu en Cisjordania cuenta con su "protección militar correspondiente". Los colonos saben bien de sus escoltas. Los activistas israelíes intentan calmar a los jóvenes militares explicándoles en hebreo que tan solo los agricultores estaban recogiendo sus cosechas en sus tierras.

Los soldados hablan entre si y, deciden que nos tenemos que marchar.

Seguimos recogiendo las hojas de parra, el único sustento de las familias palestinas en la seca aldea de Beit Uma.

No hay otra alternativa

A partir de entonces, todo acontece de manera rápida. Sin tiempo casi para percatarse de cuales son las actividades que se realizan.

El balance, y como era de esperar, triste. El anciano palestino resulta golpeado, y dos activistas israelíes y otra activista norteamericana son detenidos tras sus intentos fallidos para proteger a las familias palestinas. Saben que hay cámaras de fotos y de video grabando todo, y que esa será la única forma de denunciar. Amenazan con quitar las cámaras.

Una hora después volvemos al pueblo de Beit Uma. Todo ha acabado.

Los niños ofrecen café o te bajo un sol abrasador que recuerda la dureza de la vida aquí. Una vida marcada por la impotencia, por la resistencia diaria. Unas condiciones extremas que aumentan en las áreas más desfavorecidas, como las zonas rurales o los campos de refugiados.

Mohamed, se ofrece a llevarnos en su coche hasta casa. Sonríe triste, e intenta expresarse en ingles lo mejor que puede, pero muestra su agradecimiento con gestos que ya son mas que suficientes.

"Gracias por venir. Sin gente internacional que nos acompañe vivir de nuestros cultivos seria imposible. Bienvenidos"

Al cabo de una semana, y según la Agencia de Noticias Palestinas, "Maan News" uno de los granjeros palestinos a los que se ayudo en Beit Uma, ha sido de nuevo brutalmente agredido por los colonos. Se encuentra ingresado en el hospital de la localidad cisjordana de Bethelemen.

Ese mismo día, paseamos por la ciudad vieja de Hebron. Una ciudad dividida en dos tras los fatídicos acuerdos de Oslo en 1993. La zona H1 para los palestinos y la H2 para los colonos israelíes. La presencia militar es enorme. Los colonos siguen con su política agresiva impidiendo a los palestinos llevar una vida normal. Un compañero periodista de la Agencia de noticias francesa Reuters, pregunta a unos niños palestinos.

" ¿Qué son para vosotros los israelíes?

Los niños, se miran unos a otros con la inocencia infantil que les caracteriza, antes de contestar...

"Verdes, son verdes y con pistolas"

 

Anuncios
Relacionados

Los escuadrones de la muerte de Israel: la historia de un soldado

Artículos - 12/03/2009

La ficción sionista

Artículos - 28/10/2000

¿Israel en la OTAN?

Artículos - 26/03/2005



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/36513-cuando_la_maldad_forma_parte_de_la_educacion.html