webislam

Sabado 14 Diciembre 2019 | As-Sabat 16 Rabi al-Zani 1441
980 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=12950

La mezquita de Lal-La Warzo (La higuera sagrada)

La mezquita de Lal-la Warzo aparece en la historia de Melilla cuando se la encuentran los españoles, a partir de la mitad del siglo XIX

13/05/2009 - Autor: Enrique Delgado - Fuente: melilllense.net
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

La memoria amazigh de Melilla yace bajo el cerro de Santiago.
La memoria amazigh de Melilla yace bajo el cerro de Santiago.

“Uaz tini, uaz zaitun”, por la higuera, por el olivo, reza uno de los juramentos del Islam. Ambos son árboles sagrados en la tradición islámica, la higuera más que ninguno, porque su fruto fue bendecido por El Profeta Muhammad.

Melilla tenía una mezquita dedicada a la higuera, muy antigua, de alto minarete, situada en lo que los españoles llamaron “el cerro de Santiago” y que los musulmanes rifeños llamaban de Yenada, o de N´ Warzo (de la higuera).

El hispano árabe Abu Obeid El Bekrí, geógrafo andalusí, visitó Melilla en 1067 y la describió así: “Era una ciudad antigua, rodeada de extensas murallas de piedra, que encerraban una ciudadela muy fuerte, existiendo en ella una mezquita de alto minarete, para llamar a los fieles a la oración, un baño y varios bazares”.

La cita nos dice muchas cosas, la primera es que Melilla era muy extensa, de la que la ciudadela o Melilla La Vieja era probablemente una parte más. Los españoles ocuparon en 1497 el territorio central de Melilla, desde la plaza de La Alafía o de Armas hacia la Roca o Deyrat Melilla. Eso es lo que se encontraron vacío y no el resto, que como decía el Capitán Martín Galindo en su informe a los Reyes Católicos: “Melilla sería de difícil ocupación por estar rodeada de moros alárabes por todos lados”.

Pero lo que nos interesa documentar es esa mezquita de alto minarete, dentro del territorio de Melilla, que no de la ciudadela. Los españoles de 1497 no se la encontraron, no estaba dentro del perímetro que ocuparon. De haberla visto la hubiesen convertido en iglesia y no es el caso y también lo hubiesen dejado escrito, porque en aquellos años era un orgullo y algo heroico, devolver a la fe de Cristo un edificio de anterior culto musulmán.

Tampoco la destruyeron porque los españoles bastante tuvieron con aguantar en condiciones muy hostiles y penosas el largo y duro encierro de casi 400 años en el contorno amurallado de “la ciudadela”. A duras penas se extendieron a partir de la mitad de 1700 hacia el Parque Lobera, Ataque Seco y la plaza de España, que es el límite máximo de expansión de las españoles, hasta los acuerdos con el Sultanato de Marruecos en 1860.

Por tanto, la mezquita de Lal-la Warzo aparece en la historia de Melilla cuando se la encuentran los españoles, o sea, a partir de la mitad del siglo XIX, cuando ya pueden salir y descubrir y colonizar lo que es hoy Melilla y que hasta 1860 era pura y simplemente el campo exterior o el campo marroquí o territorio auxiliar de Melilla.

Sin embargo para los musulmanes de esa Melilla exterior, del territorio de Melilla, para los rifeños, esa mezquita era una realidad al menos desde el año 1000 y esa mezquita estaba en los que nosotros conocemos por el llano y el cerro de Santiago.

1863, la destrucción de La Mezquita de Santiago

En 1859 España y el Rey de Marruecos pactan el adoptar las medidas necesarias para que Melilla y Ceuta se doten de un perímetro de seguridad. Todo esto será ratificado en 1860 en los acuerdos de Tetuán.

Había no obstante muchos problemas que resolver, pago de indemnizaciones, expulsión de sus tierras de los rifeños que vivían y habitaban desde siempre el llamado Campo exterior y sobre todo qué hacer con La Mezquita de Lal-la Warzo, situada en el Cerro de Santiago.

Probablemente la mezquita estaría ubicada bajo lo que hoy es el Colegio de La Salle, que entonces era parte de la ladera del cerro y que fue explanado a principios de 1900. El lugar estaba rodeado de chumberas y de higueras y resultaba idóneo para los tiradores rifeños, pues les permitía vigilar cualquier movimiento de los españoles en las inmediaciones y como punto defensivo en caso de hostilidades.

En 1860 no había inconveniente ninguno en mantener la histórica mezquita de los musulmanes rifeños, siempre y cuando entrasen en el territorio desarmados. Las negociaciones para la delimitación de la extensión del territorio melillense eran complicadas, teniéndose que redactar uno o dos tratados al año y no era raro, que esas tensiones acabaran en incidentes armados.

El que precipitó probablemente los acontecimientos y probablemente la destrucción de la mezquita fue el incidente iniciado por su cuenta por el General Buceta y que costó la vida a unos 60 soldados españoles y a otro centenar de rifeños. El militar sería sometido a Consejo de Guerra y condenado a dos años de prisión.

Desde ese momento ya nadie se fiaba de nadie. En 1862 el rumor de que iba a procederse a la demolición de la mezquita histórica, provocó que esta fuera ocupada por gran número de rifeños armados, siendo desocupada por las fuerzas españolas. Los continuos incidentes en los límites del nuevo perímetro melillenses, el desalojo obligado de toda la población rifeña, y los temores a ulteriores conflictos por la posesión de la mezquita llevó al general Merry Colom a obtener un decreto especial de la reina Isabel II para destruir y allanar la mezquita de Santiago, como castigo a los rifeños “por sus constantes violaciones de los acuerdos de demarcación de límites” y por resistirse a abandonar unas tierras que les pertenecían desde hacía siglos.

El castigo fue duro porque se obligó al príncipe Muley el Abbas a entrar en Melilla con 400 hombres y a demoler ellos mismos la mezquita y a talar las chumberas e higueras de la zona. El derribo de Lal-la Warzo se inició el 19 de noviembre de 1863. La último vez que un Sultán marroquí se asentó en la alcazaba de Santiago o Yenada, monte que históricamente les pertenecía fue en 1867.

La protección del cerro de Santiago

El cerro de Santiago debe ser protegido y objeto de especial tratamiento. No puede repetirse con él lo ocurrido con el de San Lorenzo, en donde los últimos e importantes restos arqueológicos fueron arrasados en 1980.

Arqueológicamente el cerro de Santiago está casi intacto. Visible queda en él y frente a La Salle un lienzo de muralla antiguo, del siglo XVIII o anterior. Las evidencias históricas y arqueológicas del cerro de Santiago son abrumadoras. Debe ser preservado por la Ley de Protección del Patrimonio Arqueológico español o mediante la declaración de Bien de Interés Cultural. Probablemente exista en él un cementerio musulmán, asociado a la desaparecida mezquita y del que también hablan las fuentes históricas.

El cerro de Santiago debe quedar fuera de la especulación urbanística y no puede repetirse con é lo sucedido con Valenzuela.

Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/36191-la_mezquita_de_lalla_warzo_la_higuera_sagrada.html