webislam

Lunes 9 Diciembre 2019 | Al-Iznain 11 Rabi al-Zani 1441
775 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=12282

Seguridad Alimentaria y la paradoja de los países musulmanes

Muchos países musulmanes son dependientes de la agricultura y la producción de alimentos de otros países

22/02/2009 - Autor: Irfan Sungkar - Fuente: Halal Journal
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Manzanas.
Manzanas.

Según la Cumbre Mundial sobre la Alimentación de 1996, la seguridad alimentaria existe cuando las personas, en todo momento, tienen acceso físico y económico suficiente para adquirir alimentos inocuos y nutritivos que puedan satisfacer sus necesidades dietéticas y preferencias alimenticias para una vida activa y saludable. Por lo tanto, no es sólo una cuestión de disponibilidad de alimentos, sino también la capacidad de la población a tener acceso a la alimentación, que está relacionado con el sistema de distribución, la capacidad de compra, y así sucesivamente. Algunos de los efectos de la seguridad alimentaria, derivadas de la agricultura nacional y la producción de alimentos pueden ser promocionados mediante las herramientas del mercado, pero otros son bienes públicos, como la sensación de seguridad, tener cierto nivel de autosuficiencia, disponer de las necesidades básicas como por ejemplo la seguridad alimentaria y una nutrición equilibrada.

Muchos países musulmanes después de obtener la independencia nacional se convirtieron en dependientes de la agricultura y la producción de alimentos. Se convirtieron en los productores y proveedores del mercado mundial de alimentos, particularmente en términos de agricultura primaria y de alimentos. No obstante, el valor añadido de la agricultura y la alimentación sobre estas materias primas es muy pequeño, casi insignificante, sobre todo cuando la misma es readquirida para su transformación en productos alimenticios destinados al consumo interno, donde para alimentar a su propia población tuvieron que pagar mucho más.

Además, muchos países musulmanes se enfrentan a problemas de producción de alimentos debido a la insuficiencia de los suministros y de los sistemas de distribución. En este contexto, esto ha dado lugar a que la mayoria de estos paises sean dependientes de las importaciones masivas procedentes de otros países para poder satisfacer sus necesidades más básicas. Esta excesiva dependencia de las importaciones de alimentos ha dado lugar a que muchos paises pobres, incluidos países islámicos, contraigan una deuda excesiva.

En el contexto mundial, la consecuencia negativa de la seguridad alimentaria es sorprendente. Se estima que el número de personas que carecen de suficientes alimentos para comer de forma regular es de unos 800 millones de los 6,400millones de una población mundial. Más del 60 por ciento de las personas mal alimentadas del mundo viven en Asia, y una cuarta parte en África, donde la mayoría son países musulmanes. Las últimas cifras de la FAO indican que hay 22 países, de los cuales 16 están en África, en la que la tasa de prevalencia de la malnutrición es más del 35 por ciento.

El concepto islámico de Seguridad Alimentaria

Ahora, veamos el concepto islámico de la seguridad alimentaria. Muchos eruditos, como Hassan, 1991 ha reiterado la posición islámica en la seguridad alimentaria. No cabe duda de que la alimentación, el vestido y la vivienda son necesidades mínimas para la supervivencia de un ser humano.

El Profeta Muhammad (SWS) dijo: “Allah, te pido refugio de la apostasía, la escasez y la ignominia” ( Bukhari), y “Allah, te pido refugio del hambre, porque es la peor cama” (Nasa’i) .

La visión de una organización islámica es en comunidad y así esta es la garantía de que todos los seres humanos tienen satisfechas sus necesidades básicas, que son, literalmente, las consideradas por la seguridad alimentaria.

Dadas las riquezas de gran parte de la sociedad y su responsabilidad con los necesitados, los líderes de Estado y Gobierno tienen la obligación de organizar el cumplimiento de las necesidades básicas mediante la creación de una política que supere las cuestiones de seguridad alimentaria. En realidad, esto representa una tarea de enormes proporciones para muchos países musulmanes en la actualidad, dada la falta de claridad, coherencia económica y política en la producción de alimentos.

Por lo tanto, es evidente que el papel del Estado es importante para garantizar que la seguridad alimentaria se logre. Sin embargo, también hay una amplia evidencia en el Corán, sobre la implicación de las personas en la producción de alimentos: “Él ha hecho de la tierra una cuna para vosotros, ha diseñado los medios de vida, ha enviado las aguas del cielo, y por este medio se han obtenido varios tipos de plantas “(Corán, Sura Ta’Ha, versículo 53).

La paradoja de los países musulmanes: Mala distribución de la riqueza
La paradoja del problema queda demostrada por el fenómeno sorprendente de que muchos países musulmanes están sufriendo la escasez de alimentos y el déficit en la balanza comercial de alimentos. Los factores de producción hacen mucho; la población y la oferta de trabajo es enorme y, al mismo tiempo, barato, la tierra es abundante, mientras que la banca islámica y la financiación están floreciendo.

La paradoja es clara. Por ejemplo, en países del Oriente Medio por sí solos superan facilmente el tamaño total del Fondo de Riqueza Soberana. Pero, por otra parte, numerosos países musulmanes africanos y asiáticos están sufriendo trágicas condiciones de escasez de alimentos e inflación crónica. Es realmente sorprendente observar que los dos principales problemas de hambruna en la historia reciente, en el que millones de personas han muerto, ha ocurrido en países musulmanes.

Por ejemplo a principios de los años 40, una hambruna generalizada en Bengala (actualmente conocido como Bangladesh y el estado de Bengala Occidental en la India), debida a fallos de funcionamiento económico, provocaron la muerte de más de cuatro millones de personas por malnutrición. Esto sucedió cuando la producción de alimentos era alta, a excepción de los alimentos que más se exportaron , por lo que la mayoria de la producción se dejó para hacer frente a la hambruna de la población nacional.

Los alimentos como arma para la Nuevo Orden Mundial

Hoy en día, es fácil ver que el Nuevo Orden Mundial se puede lograr de muchas maneras. Atrás han quedado los días en que la guerra bélica es el único elemento de disuasión. De hecho, los alimentos se están utilizando con éxito como un arma para lograr la dominación económica y política, así como la sumisión de los países pobres.

El simple hecho es que se trata de preservar la propia justificación de que estamos progresando, algo que siempre será inestable internamente y vulnerable externamente, durante tanto tiempo como la seguridad alimentaria sea una amenaza. Dada la autosuficiencia en todos los productos alimenticios es conveniente y justificable económicamente tener un cierto nivel de seguridad y accesibilidad” a los productos alimenticios, especialmente los productos básicos.

La superación de la Seguridad Alimentaria

Estamos ahora en una coyuntura de cambio de mentalidad. Hemos sido educados con la idea de que nuestros recursos son limitados, por lo que tenemos que preservarlos y obtener algo más que no tenemos. En primer lugar, debemos comprender que nuestros recursos no son limitados. La limitación está en nuestra capacidad para utilizar los recursos de la humanidad de una manera eficiente y productiva.

Aumentar el suministro de alimentos dentro de un país es la opción más favorable, aunque no garantiza que los pobres tengan acceso a ella. Por lo tanto, la accesibilidad a los alimentos y el objetivo de la seguridad alimentaria sólo puede lograrse si la situación económica de los grupos de bajo nivel adquisitivo es mejorada. En el enfoque islámico para el desarrollo económico, cada persona de una comunidad debe contribuir al desarrollo de la comunidad. El Zakat por ejemplo: a través de una recaudación efectiva y la distribución de Zakat, la riqueza de las comunidades podría ser mejorada.

Nuestras ideas no son completas y vivimos en una sociedad en la que somos los más rezagado. Ya no somos los ganadores. Los viejos tiempos sólo volveran cuando seamos capaces de volver a fijar nuestras mentes y entregarnos eficaz y globalmente a las políticas socioeconómicas que son capaces de aumentar nuestra autosuficiencia en la producción de alimentos. Sólo entonces la actual paradoja que viven muchos países musulmanes será historia para nuestros nietos …

Autor: Irfan Sungkar
Fuente: Halal Journal
Traducción: Hanif Escudero Uribe - Instituto Halal
 
Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/35601-seguridad_alimentaria_y_la_paradoja_de_los_paises_musulmanes.html