webislam

Martes 22 Octubre 2019 | Az-Zulaza 22 Safar 1441
1034 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=11759

Colofón del año cultural en Damasco

Desde la gran exposición sobre los Omeyas en Córdoba se han intensificado las relaciones culturales hispanoárabes

19/12/2008 - Autor: Tomás Alcoverro - Fuente: La Vanguardia
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

La reina Sofía y Sama Al Asad, esposa del presidente sirio, durante su visita al Museo Nacional de Damasco el miércoles 17 de diciembre. Efe / Youss
La reina Sofía y Sama Al Asad, esposa del presidente sirio, durante su visita al Museo Nacional de Damasco el miércoles 17 de diciembre. Efe / Youss

Andando por los zocos a través de la Via Recta con su alzada renovada, orillada de tiendas de anticuarios, de tapices y alfombras, de especies, de orfebrerías, de iglesias y algunos restuarantes, la reina Sofia y Asma el Asad, la primera dama de Siria parecían dos vistantes de la vieja capital. De vez en cuando entraban a curiosear, o a comprar unas telas, los famosos brocados damascenos, en Villa Nueva -lujoso establecimiento de moda con bolsos, zapatos, prendas y sombreros de marcas internacionales- instalada en una antigua mansión decorada con muebles de incrustaciones de nacar.

La reina, vestida con un traje de chaqueta y pantalón verde, y la esposa del presidente de la república, bellísima, con su rizado cabello, luciendo con naturalidad pantalón negro y chaquetilla gris, zapatos de finos talones, y coderas de cuero, en un estilo muy juvenil. Asma que es madre de tres hijos, y habla un inglés de impecable acento, había invitado a la Reina de España para asistir al espectaculo de ballet de Antonio Gades, inspirado en la famosa obra Carmen de Georges Bizet en la Ópera de Damssco, con cuya representación concluye brillantemente el año cultural árabe organizado en esta capital.

Su largo paseo a pie acompañada por el general José Cabrera de la Casa Real, por el embajador español Juan Serrat y por Gema Martín Muñoz, directora de la Casa Árabe por los antiguos barrios de la ciudad -el barrio cristiano con sus tres patriarcados y su animación nocturna con establecimientos donde se vende alcohol ya había sido remozado en el viaje del Papa Juan Pablo II- provocó expectación y curiosidad en sus vecinos.

En medio de los abigarrados y bulliciosos zocos vigilaban, discreta y eficazmente, agentes de los Mukhbarat o servicios de inteligencia del régimen. La reina Sofía y su joven huésped visitaron en el gran Museo Nacional de Damasco una nave en la que se exhiben obras y gráficos sobre la historia del islam, especialmente en su medicina, astrología y en sus matemáticas. Damasco había sido en los siglos XII y XIII privilegiado centro científico.

Una guía tocada de un velo azul explicaba a las visitantes esta época de la civilización musulmana. Una de las salas que siempre atraen más de este riquísimo museo, con las tablillas del alfabeto de Ugarit o las esculturas de Mari, es la que contiene los policromados frescos procedentes de la antigua sinagoga de Dura Europos, en el norte de Siria.

Después, las dos damas y su séquito visitaron la magnífica exposición de cerámicas, montada bajo las bóvedas de un bellísimo y antiguo khan, en el que reposaban y se abastecían las caravanas, que muestra piezas únicas de China, de Persia, de Francia, de Turquía, de Espana y de Siria, prestadas por el Victoria and Albert Museum de Londres, para las celebrciones de esta año cultural.

Durante estos meses se representaron obras de teatro, se proyectaron filmes, se organizaron exposiciones de pintura, conciertos y recitales musciales como el de la gran cantante libanesa Feyruz, lecturas de textos infantiles. El Instituto Cervantes, dirigido por Pablo Martín Asuero, ha colabordo con diferentes actos como La noche española, o un pasacalles de gigantes y cabezudos del Museo Etnológico de Barcelona que, bajo el título "La vuelta de Ali Bey a Damasco", un día del pasado verano animó las calles de la ciudad.

Desde la gran exposición sobre los Omeyas en Córdoba se han intensificado las relaciones culturales hispanoárabes. La representación de Carmen ha culmindo estas celebraciones, iniciadas al alborear el año con la presentación de su programa en la Alhambra granadina. Allí, en la Sala de Embajadores y ante la presencia de la Reina de Espana y la esposa del jefe del Estado de Siria, fue evocado el poeta Ibn Arabi, el poeta sufí murciano, enterrado en la ladera del monte Qasium de Damasco. De él son estos versos

"Mi corazón es prado de gacelas
mi corazón acoge todas las creencias
es tabla de la Tora y libro del Corán
yo sólo sigo la religión del amor"

Anuncios
Relacionados

Opinión sobre los que opinan falso del Islam

Artículos - 01/03/2007

¿Cómo regresé al islam?

Artículos - 19/06/2008

Sobre las falsas realidades y la llamada democracia

Artículos - 08/08/2008



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/35092-colofon_del_ano_cultural_en_damasco.html