webislam

Miercoles 27 Mayo 2020 | Al-Arbia 04 Shawwal 1441
3021 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=11731

Las mujeres inmigrantes son la base y la clave de la integración

Cáritas Huesca celebra unas Jornadas en las que analiza los retos inmediatos de este colectivo

16/12/2008 - Autor: V. G. - Fuente: Diario del Alto Aragón
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Muchas mujeres inmigrantes acudieron ayer a disfrutar del recital. | VÍCTOR IBÁÑEZ
Muchas mujeres inmigrantes acudieron ayer a disfrutar del recital. | VÍCTOR IBÁÑEZ

"Las mujeres inmigrantes que encontramos en Aragón provienen fundamentalmente de los países latinoamericanos y de Europa del este; también hay de otras nacionalidades, pero no están tan representadas". En cuanto a su edad, la mayor parte se engloba dentro del abanico de "entre 20 a 35 años, porque la mayoría ha venido por motivos de trabajo" que suelen desarrollar "en el ámbito de la hostelería, el hogar, de cuidados a dependientes, en la agricultura, aunque en este ámbito bastante menos. Se encuentran sobre todo en el sector servicios", explicó Dolores de Pedro, quien destacó algunas de las principales "problemáticas" que han encontrado a la hora de promover su plena integración, como son "la estabilidad laboral", "el tema de la salud, todo lo que tiene que ver con conocer o reconocer el sistema sanitario" y quizá una de las más preocupantes, la que tiene que ver con "la violencia de género, que por lo menos en cifras es mucho más importante que en las autóctonas".

En este sentido, De Pedro también destacó las mayores dificultades que encuentra este colectivo a la hora de conciliar la vida laboral y familiar, ya que en muchos casos "trabajan jornadas larguísimas y a la hora de traer a los hijos viven las dificultades típicas de que no pueden atenderles, menguan sus jornadas laborales y con ello sus ingresos".

Con ello se dibuja un perfil que "se ajusta bastante al del resto de España", y que resulta fundamental a hora de establecer prioridades y estrategias.

"Es necesario insistir en el aspecto cultural e idiomático", apuntó a este respecto Miguel Marco, ya que "el dominio del idioma favorece y facilita el conocimiento de la cultura española, la información sobre las prestaciones sociales, el acceso a la educación", sobre todo en el caso de las magrebíes y subsaharianas.

"El aprendizaje del idioma, el compartir valores culturales, todo eso facilita mucho a la hora de la integración, si bien está luego la barrera de la aceptación o no de los españoles de personas que son extranjeras pero además, ciertamente extrañas, en la medida en que su cultura se aleja más de la nuestra".

"Aunque ella trate de integrarse, si hay barreras por parte de la población autóctona, eso va a ser bastante difícil", continuó Marco, que ponía así el acento en la necesidad de poner en marcha políticas informativas y de integración dirigidas no solamente a los colectivos inmigrantes, también a la población local.

" Los hombres y mujeres españoles tenemos que cambiar nuestros "chips", suprimir estereotipos y prejuicios, mientras esto siga así va a ser difícil una integración completa y plena".

Para ello es fundamental que haya "una educación básica, que a los niños españoles ya desde un principio se les eduque y se les informe desde la familia, en la educación primaria, en la secundaria", un proceso en el que la mujer inmigrante debe asumir también un papel activo.

"Ellas son la base y la clave de la integración, tanto para su promoción individual como la de sus hijos, la de esa segunda generación. La integración de las mujeres -continuó- favorece la integración del colectivo inmigrante y, sin embargo, no existe esta percepción" por parte de estas mujeres, apuntó Nuria del Olmo, quien llamó la atención sobre el hecho de que, "ahora mismo, en la situación de crisis que vivimos", son uno de los "colectivos más vulnerables, con más dificultades para mantener su puesto de trabajo, para prolongar sus créditos hipotecarios, en lo que tiene que ver con la conciliación de la vida laboral y familiar", cuestiones que pueden dificultar su integración y que además varían en función del ámbito territorial concreto en el que están instaladas.

Así, se ha constatado que en los núcleos urbanos "existe una mayor interacción con la sociedad autóctona". Las mujeres inmigrantes establecen más relaciones de tipo asociativo, lo que les ayuda a superar "el duelo" de estar alejadas en muchos casos de sus seres queridos, especialmente de sus hijos, y aprender las pautas sociales y culturales de su nuevo entorno. En el medio rural, sin embargo, lo que se aprecia es "una menor interacción con la sociedad autóctona, pero una interacción mucho mayor con el grupo propio", una situación que no siempre resulta positiva a la hora de favorecer la integración, especialmente, en el caso de los colectivos con mayores dificultades para aprender el idioma o con culturas que distan mucho de las locales.

De ahí que sea necesario seguir trabajando desde los servicios sociales y desde las organizaciones de voluntariado en "aspectos como la autoestima de la mujer inmigrante y también el conocimiento de sus derechos, tanto en el ámbito doméstico como en el ámbito público". Con ello, se "les empuja a ellas a asociarse y a participar de más eventos, y de alguna manera ayuda a mejorar sus condiciones de integración".

En este sentido, Del Olmo subrayó que "en el conjunto de Aragón parece que hay un grado de asociacionismo bastante alto entre mujeres, y además, curiosamente, entre mujeres que proceden de colectivos que tienen una menor visibilización en la esfera público, sobre todo mujeres procedentes de países africanos".

Este asociacionismo se favorece desde entidades como Cáritas Diocesana de Huesca, que ayer presentó a través de Auxiliadora Broto, responsable del Grupo Promocional de la Mujer Inmigrante, las experiencias que llevan a cabo para romper con la exclusión de la que son víctimas las mujeres inmigrantes, y que obedece a distintas razones, como son "su grado de formación, porque en sus países muchas de ellas no han acudido a la escuela" y presentan, en general, altas tasas de analfabetismo, o su religión, "como en el caso de las mujeres musulmanas, que están subyugadas al marido".

Para ello, aprovechan la experiencia que han acumulado en los veinte últimos años, en los que han centrado buena parte de sus esfuerzos en la integración de la mujer gitana, que suele presentar una "formación académica bastante por debajo de la media" y que presentan ciertas similitudes con las mujeres inmigrantes en cuanto a sus dificultades de integración en la sociedad.

"Para nosotros es muy importante la acogida, recibir a estas personas con una sonrisa, que es un lenguaje común para todos", explicó Broto, que entiende este recibimiento como un primer paso para ir ganándose su confianza.

Para ello, el grupo apuesta "por una escucha activa, intentando ponernos en el lugar del otro", un proceso en el que resulta "muy importante el papel del voluntariado, "personas que como ellas, son mujeres, madres, y tienen su problemas cotidianos".

Estas voluntarias son quienes les guían en buena medida en los cursos que realizan para adaptarse a su nuevo entorno.

La jornada de ayer tocaba a su fin con un recital a cargo del grupo de mujeres inmigrantes de Cáritas Diocesana de Huesca en el que presentaron las poesías que habían preparado sobre ellas mismas. Durante el recital, algunas de las participantes se animaron incluso a cantar algunas canciones de sus países de origen. Asimismo, pudieron disfrutar de la exposición fotográfica que luce en el centro Genaro Poza en el que ellas mismas muestran su realidad diaria.

Las jornadas, organizadas por Cáritas Diocesana de Huesca y financiadas por el Gobierno de Aragón, tocarán hoy a su fin con diversos talleres prácticos en el Centro Cívico Santiago Escartín de Huesca.

Anuncios



play
play
play
play
play
play
play
play

 

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/35068-las_mujeres_inmigrantes_son_la_base_y_la_clave_de_la_integracion.html