webislam

Domingo 15 Diciembre 2019 | Al-Ajad 17 Rabi al-Zani 1441
1035 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=11460

Las minorías de Francia y Alemania miran el cambio en EEUU con esperanza

El nuevo dirigente norteamericano ha creado un nuevo discurso centrado en la capacidad no en la raza o el color de la piel como lógica para el cambio

12/11/2008 - Autor: Robert Marquand / CSM - Fuente: Gaceta
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Imagen del recibimiento que tuvo Obama este verano, en su visita a Berlín cuando aún era candidato para la presidencia de los EE.UU.
Imagen del recibimiento que tuvo Obama este verano, en su visita a Berlín cuando aún era candidato para la presidencia de los EE.UU.

Puede que la elección de Barack Obama haya revolucionado la idea del mundo sobre América. Pero para los africanos y los árabes de Europa, es mucho más que eso: una figura liberadora cuyo éxito y ascenso social les ayudará un día a abrir las cerradas puertas de la política europea. En los barrios negros de París, en las barberías, las tiendas africanas, las abarrotadas paradas de los autobuses y los supermercados la elección de Obama se siente profunda y personalmente, lo que crea un sentimiento de que es hora de pedir más.

“Obama ha restaurado la creencia en el sueño americano”, dice Pap Ndiaye, de la Escuela de Estudios Avanzados Ciencias Sociales de París. “Pero su elección también tiene un efecto social directo en Francia, porque la juventud negra cree que es posible en Estados Unidos, pero no aquí”.

“Obama pone al sistema político francés en el punto de mira”, añade. “Se está volviendo la mirada hacia las estructuras que están cerradas, y es hora de eso”.

Pocos europeos creen que sea posible que una minoría sea elegida a corto plazo para el puesto máximo en sus países. El ejemplo de Obama pone de manifiesto los agudos contrastes entre los ideales y la realidad de lo que puede esperar un joven africano o árabe en Europa en cuanto a participación política.

La lógica del cambio

El ascenso de Obama ha creado un nuevo discurso centrado en la capacidad, no en la raza o el color de la piel como lógica para el cambio.

En Chateau Rouge, un barrio mayoritariamente africano de París, Rigg Walter, un joven guineano, ofrece un punto de vista que se repite a menudo: “Los blancos creen que los negros no pueden hacer más, que tenemos una mente negra que no es tan buena como la de ellos. Pero si se nos da la oportunidad, y esto es lo que demuestra Obama, podemos. Lo que demuestra ahora América es que los blancos votarán por un hombre negro para el puesto más alto. Obama demuestra que esta capacidad no depende de la piel, sino del mentor, el profesor, y ahí es donde podemos crecer”.

Europa, especialmente Francia, ha sido durante mucho tiempo un refugio para inmigrantes, y París fue un paraíso para los intelectuales y artistas negros. Pero eso era libertad cultural, no política; esos días gloriosos eran antes de que los negros y los árabes empezaran a componer una población creciente de la que no hay cifras oficiales, pero que se estima que está entre el 10 y el 15% de 63 millones. Los africanos están en las empresas, la universidad, las profesiones, pero no en la política. Francia tiene tres miembros de minorías en un parlamento de 911 escaños, dos senadores y un miembro de la Asamblea Nacional.

Una encuesta realizada días antes de las elecciones americanas demostraba que el 80% de los franceses votaría por un candidato presidencial negro, pero sólo el 47% pensaba que podría resultar elegido. “El público está preparado para tener un presidente negro en Francia”, dice Fadela Amara, viceministra de política urbana, una de las tres mujeres musulmanas del gabinete de Sarkozy. “Pero los partidos políticos están menos dispuestos”, añade.

El caso francés

“No hay raíces políticas para los africanos”, dice Ndiaye. “Lo que se echa de menos es una capa gruesa de políticos procedentes de minorías en las ciudades pequeñas; los funcionarios locales no alientan esto. Los datos de participación siguen siendo extremadamente decepcionantes. No hay un Obama francés”.

En Alemania, la dinámica es diferente, la sangre germana ha marcado siempre un criterio para la vida política, aunque la coalición de la canciller Angela Merkel está siendo pionera en el cambio. Hace diez años, los alemanes de origen extranjero estaban ausentes de la escena política; hoy se sientan 11 en los 612 escaños del Bundestag.

Tras los disturbios protagonizados por las minorías en 2005 en los suburbios franceses, se crearon nuevos grupos de presión, junto con sitios web. El presidente Nicolas Sarkozy nombró a tres mujeres musulmanas para su gabinete, tras ser elegido en 2007, una importante señal de cambio. En Holanda han empezado a elegir más políticos procedentes de minorías: en octubre, la ciudad de Rótterdam eligió al marroquí Amed Aboutaled como alcalde. En Alemania, Cem Ozdemir, de origen turco, está a punto de convertirse en cojefe del Partido Verde.

Pero tras los disturbios franceses se han sucedido las iniciativas. El 5 de noviembre, tras la elección de Obama, el Consejo Representante de Asociaciones de Negros (CRAN), dirigido por Patrick Lozès, fue al Palacio del Elíseo a entregar al presidente Sarkozy un mensaje de “petición urgente de igualdad para los negros en Francia”.

En Alemania, donde unas 250.000 personas asistieron al discurso de Obama el 15 de julio, el símbolo de Obama es destacado. Tras años de negar la participación a los no alemanes, el gobierno de Merkel reconoció oficialmente en 2005 que Alemania era un país de inmigración.

El potencial de los inmigrantes

“La gente ha descubierto el enorme potencial social y económico de los inmigrantes, y en los últimos dos años se ha hecho mucho”, dice Nihat Sorgec de Bildungswerk, que forma a jóvenes turcos del barrio de Kreuzberg de Berlín.

Aygü Keser, nacido en Turquía, un consultor político de Berlín, está de acuerdo: “La victoria de Obama es una señal para los alemanes, para la mayoría, de que el país tiene que estar más abierto a los inmigrantes y a lo que pueden aportar”.

Anuncios
Relacionados

Exclusión de la inmigración

Artículos - 22/09/2008

Obama es musulmán y el anticristo

Artículos - 27/10/2008

Diplomacia del zapato de piel

Artículos - 20/12/2008



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/34818-las_minorias_de_francia_y_alemania_miran_el_cambio_en_eeuu_con_esperanza.html