webislam

Viernes 22 Noviembre 2019 | Al-Yuma 24 Rabi al-Auwal 1441
640 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=11075

La cultura de las minorías: conozca a los valiosos musulmanes de China

La región de Ningxia cumplió 50 años de creación administrativa. Allí viven 1,8 millones de musulmanes de la etnia hui

29/09/2008 - Autor: Patricia Castro Obando - Fuente: El Comercio
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

El vicegobernador Li Ying en el I Festival International de Comida Halal & Materia étnica en China (Ningxia), el pasado 25 de agosto.
El vicegobernador Li Ying en el I Festival International de Comida Halal & Materia étnica en China (Ningxia), el pasado 25 de agosto.

"Otras provincias y regiones tienen puertos o recursos naturales. En Ningxia tenemos musulmanes", proclamó una autoridad de esta región habitada mayoritariamente por chinos musulmanes de la etnia hui. "Los musulmanes son nuestra ventaja competitiva", dijo orgulloso el funcionario de la etnia han, ateo por naturaleza.

Para explotar esta "ventaja competitiva", el gobierno de Ningxia organizó hace unos días el tercer festival de comida halal y artículos destinados a musulmanes con el objetivo de fortalecer los contactos entre las industrias alimentarias de Ningxia y el Medio Oriente.

Lo peculiar fue que este festival de comida se ha llevado a cabo durante el Ramadán, el noveno mes del calendario islámico en el que los musulmanes realizan ayuno diario desde el alba hasta la puesta de sol. Aun así, se firmaron contratos por más de mil millones de dólares en tan solo cuatro días, prueba fehaciente de que en China los negocios van primero.

Los organizadores explican que esta feria es solo una de las actividades conmemorativas para celebrar los 50 años de creación administrativa de la Región Autónoma Hui de Ningxia. Más de 500 expositores de China y el mundo islámico han participado en el festival. Países como el Perú fueron invitados a promover su cultura. En el stand peruano, el retablo ayacuchano concitó el interés de los visitantes.

Una valiosa etnia

El festival, que se celebra anualmente, es una manifestación más de los estrechos lazos entre China y el Medio Oriente. A diferencia de lo que sucede en otras provincias chinas, los musulmanes hui que habitan la región de Ningxia son considerados por las autoridades un "valioso recurso económico".

Los hui son la única etnia cuyo marcador de identidad fundamental es la religión, y forman la mayor de las diez minorías étnicas que profesan el islam en China. Son los descendientes de los musulmanes pérsicos y árabes de Asia occidental, mercaderes, soldados y funcionarios que llegaron a través de la Ruta de la Seda, y se casaron con mujeres locales.

De sus antepasados, los hui heredaron la religión y la habilidad para los negocios. En China tienen fama de comerciantes, agricultores de arroz y trigo, artesanos y expertos en cachemira. Aunque de un tiempo a esta parte están más vinculados al turismo hotelero y a las industrias de comida halal (alimentos aceptables para musulmanes).

Ningxia, históricamente una de las regiones más pobres de China y la más pequeña en tamaño, le gana terreno al desierto de Gobi con el impulso mercantilista de los hui y la tecnología de los han.

La región también atraviesa un proceso de transformación de su población. No solo se debe al masivo desplazamiento de los han, sino también a la emigración de los hui a otras provincias chinas. Actualmente, 1,8 millones de musulmanes hui habitan la región de Ningxia y representan el 35% de la población de esta zona.

Comercios y mezquitas compiten en la ciudad de Yinchuan, capital de Ningxia. Aquellas mezquitas que fueron destruidas durante la Revolución Cultural han sido reconstruidas con fondos del Gobierno. Los hui reciben ciertas concesiones, como tener más de un hijo por familia --a excepción de los funcionarios-- y sepultar a sus muertos en cementerios musulmanes. Otros privilegios más determinantes son las cuotas reservadas para los hui en universidades y departamentos gubernamentales.

Características chinas

Desde 1949, las autoridades han introducido una serie de modificaciones que convirtieron a la religión de los hui en "el islam con características chinas". El mayor cambio ha sido la igualdad entre sexos. Un hombre solo puede desposar a una mujer (y no a cuatro como se permite en las naciones islámicas). La mujer tiene igual derecho en casos de divorcio y herencia. La educación es obligatoria para las mujeres y se les anima a buscar un trabajo que contribuya a la economía familiar. El Gobierno ofrece una compensación económica a las parejas que optan por casarse "tarde" (mayores de 25 años) y adherirse a la política del hijo único.

Las "características chinas" se notan mucho más en la esencia de la religión. Los hui han adoptado la tradición de nombrar mujeres imanes, un hecho poco común en el islam, pero que se basa en la política de igualdad. El proselitismo está prohibido y solo se puede recibir educación religiosa después de la mayoría de edad. Actualmente existen más de 3.000 mezquitas y 700 imanes con reconocimiento oficial solo en Ningxia. Las mezquitas no pagan impuestos, pero deben estar registradas oficialmente y los estudios de capacitación de los imanes son subvencionados por las autoridades que ejercen un invisible control.

La bandera de la fe

Pero los crecientes vínculos entre comercio y religión no traen solo dinero. Los contactos han despertado en los musulmanes hui un mayor interés por el islam que se practica en los países árabes. Los hui, considerados los menos ortodoxos del mundo musulmán --los hombres fumaban y bebían, las mujeres raramente usaban velos--, han empezado a "purificar" sus prácticas.

Actualmente los jóvenes hui aprenden árabe y doctrina islámica por una mezcla de razones económicas y religiosas. Muchas familias envían a sus hijos a escuelas de países árabes para perfeccionar el idioma y, de paso, aprender la doctrina. Ningxia ya exporta el mayor número de intérpretes chinos del árabe e inglés a otras partes del país y el extranjero.

Motivado por intereses económicos, fue el propio Gobierno el que eliminó las restricciones e incluso apoyó activamente el fortalecimiento de los contactos entre los hui y el mundo islámico. Sin embargo, en los últimos años se han producido ciertos roces entre los hui y los han, un signo de inconformidad de esta minoría que ahora reclama más libertad y mayor respeto a su fe.

La estabilidad social es muy frágil en las regiones occidentales de China denominadas "autónomas", como Xinjiang, reclamada por la etnia uygur, y el Tíbet por la tibetana. Pero los hui, que también tienen fama de guerreros, a diferencia de estos dos grupos étnicos, no buscan la independencia y se reconocen como chinos. Muchos de ellos integran el Ejército Popular de Liberación, e incluso, el Partido Comunista en niveles altos.

Según algunos académicos, el fundador de la Dinastía Ming, donde se asentó el predominio han, fue en realidad un descendiente de los hui. Por eso, tras derrotar a los mongoles, le otorgó libertad religiosa, política y económica al pueblo hui. Para protegerlos del poderío han, decretó que los hui debían vestirse como los han y hablar su lengua, incluso, casarse con mujeres locales. Fue entonces que perdieron sus múltiples raíces culturales que hoy parecen estar dispuestos a recuperar.

La etnia hui se adaptó a China

Los hui son uno de los 56 grupos étnicos reconocidos oficialmente en China, y la mayor etnia que profesa el islam. Física y culturalmente son muy parecidos a los han, la etnia mayoritaria y dominante.

Se reconocen como chinos, hablan mandarín, y la única diferencia en su vestimenta con los han radica en que los hombres llevan un pequeño gorro blanco y las mujeres se cubren la cabeza con pañuelos, gorros y, ocasionalmente, velos.

Debido a su religión, tienen prohibido comer cerdo, la carne preferida en la cocina china, así como perros, caballos, pájaros y animales salvajes.

También cumplen los ritos islámicos --recitan las sagradas escrituras en árabe y oran con dirección a la Meca cinco veces al día--, pero no incluyen el culto a los ancestros, típico rasgo de los han.

Habitan en todo el país, aunque tienen su propia región autónoma, Hui de Ningxia. En Lhasa, capital del Tíbet, representan la tercera parte de los comerciantes. El gran navegante Zheng He es el hui más famoso de la historia.

MÁS DATOS

Existen entre 20 y 30 millones de musulmanes en el país.
De esta cifra, al menos 8,6 millones pertenecen a la etnia hui, seguida por los uygur con 7,2 millones. El 90% de los hui profesa la religión musulmana.

Ver vídeo: Musulmanes de la etnia hui

Anuncios
Relacionados

Ningxia, capital china de la carne halal

Vídeos - 30/09/2008

Los musulmanes del Tíbet

Noticias - 14/12/2005

Fiesta del cordero: Más información, menos riesgo

Artículos - 08/11/2005



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/34507-la_cultura_de_las_minorias_conozca_a_los_valiosos_musulmanes_de_china.html