webislam

Lunes 21 Octubre 2019 | Al-Iznain 21 Safar 1441
1167 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=10858

El desasosiego de Leonardo

Hoy hablar de libertad se está convirtiendo en un fenómeno tal vez excesivamente masivo,exagerado y profundamente superficial

02/09/2008 - Autor: Anwar Astilleros - Fuente: Blog de El Mutaizilii
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Leonardo da Vinci.
Leonardo da Vinci.

"Se verán sobre la tierra seres que están luchando unos contra otros , con grandes pérdidas y frecuentes muertes en ambos lados. Su malicia no tendrá límite. Con su fortaleza corporal derribarán los árboles de las selvas inmensas del mundo. Cuando se sientan hartos de alimentos su acción de gracias consistirá en repartir la muerte y aflicción, el sufrimiento, el terror y el destierro a toda criatura viviente. Su ilimitado orgullo les llevará a desear encumbrarse hasta el cielo, pero el excesivo peso de sus miembros les mantendrá aquí abajo. Nada de lo que existe sobre la tierra debajo de ella o en las aguas quedará sin ser perseguido, molestado y estropeado; y lo que existe en un país será traspasado a otro. Sus cuerpos se convertirán en tumbas de todos los seres que ellos mismos han matado. ¡Oh, tierra! ¿Por qué no abres tus entrañas y los arrojas con fuerza en las profundas hendiduras de tus abismos y cavernas, para que no presenten a la vista del cielo escenas tan crueles y monstruosas?".

Quien redacta este escrito profético de actualidad deslumbrante y turbulenta no es ningún chamán indio aunque podría serlo. Tampoco se trata de extracto alguno de cualquiera de los libros que componen la Biblia. No es un manuscrito anónimo desenterrado en alguna gruta egipcia o a orillas del mar muerto. Se trata de los cuadernos de notas del gran Leonardo, el genio, la luz y la guía del humanismo renacentista. La angustia es realmente actual y si analizamos las frases una a una constituye una profecía cumplida de enorme trascendencia. Suerte que Leonardo no conoció la cruelísima conquista de América, las guerras italianas que enfrentarían a Francia y a España, tampoco las guerras de religión entre la Europa de la protesta y la romana católica que causó las primeras masacres a gran escala en nuestro continente. Por no hablar de la época conocida como "contemporánea". Qué extraña visión sufrió el joven Leonardo, este joven al que le desagradaba el sexo, que vivió como vegetariano y que estuvo acusado de homosexualidad y dos meses encarcelado por ello cuando apenas era un adolescente. Pareciera un sabio hindú. ¿Qué clase de criatura era para observar de manera tan certera el futuro inmediato, infame y perenne que nos asombra?

Ese humanismo que tanta luz hoy parece proyectar no era más que angustia vital, la misma angustia plasmada por el gran Durero y los siete jinetes del Apocalipsis, en una nueva visión, ídem para el diluvio, también de Durero, cuadro con una inquietante nube en forma de hongo sobre la tierra. Como dice Mackenney en su Europa del siglo XVI (editorial Akal) se trata de una "terrible profecía". Es como si Hiroshima y Nagasaki acudiera a nuestros recuerdos de nuevo. Una angustia que sucede cuando tiene que suceder, a saber; en tiempos de crisis y trasformación y que en especial está sobreviniendo al islam por causas externas e internas, de transformación y tal vez futuro esplendor, tengo la intuición. Un siglo XVI, que a mi modo de ver, es el motor de arranque de los tiempos hoy agotados.

El concepto antropocéntrico del espacio y el cosmos creo que ha derivado en un profundo individualismo y ha degenerado y corrompido hacia un excesivo egoísmo en estas sociedades occidentales ególatras. Pero el mayor de los acontecimientos o al menos uno de los mayores en dicho siglo fue la denominada paz de Augsburgo en el que tras la protesta y la frustración del imperio por restaurar el catolicismo se ve obligado a aceptar su derrota moral aunque salvaguardando algo que cambiará la faz de los tiempos en lo que algunos denominan occidente.

Se trata de la fórmula cuius regio, eius religio.Esto produjo la nacionalización y expropiación de la religión por parte de los incipientes Estados y sin duda una de las bases para el traslado en masa de ciudadanos de diferentes religiones a Estados que profesarán la suya propia. Qué gran coartada para las Iglesias. Sin duda Leonardo imaginó que esos tratados y tiempos tan ambiguos producirían muertes sin cuento en Europa a escalas antes desconocidas.

En verdad no eran guerras de religión sino excusas por los beneficios de las sedes vacantes y por la apropiación de las rentas que producían independientemente del culto que se profesaran. Hace no mucho escuché en los medios de comunicación soberanos y libres las declaraciones del ejecutivo Merkel a propósito de la admisión de Turquía en la Unión. Declaraban que Europa no iba a entender cómo un país de mayoría musulmana podía formar parte de la Europa de los Derechos Humanos (derechos sobre el papel, quería decir). Resulta increíble que los paladines y espadachines del siglo XXI cuestionen estos derechos de un país netamente europeo como Turquía, a no ser que sean otros los intereses...

Al gran Leonardo no le faltaba razón, fue un visionario dotado de una fenomenal inteligencia así como a otros humanistas iluminados que descubrieron una nueva dimensión en el ser humano.Una dimensión hoy pervertida, tal vez como antaño porque la libertad es un fenómeno raro y aislado y hoy hablar de libertad se está convirtiendo en un fenómeno tal vez excesivamente masivo, exagerado y profundamente superficial.

Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/34326-el_desasosiego_de_leonardo.html