webislam

Jueves 9 Abril 2020 | Al-Jamis 15 Shaban 1441
2367 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=10808

¡Qué agradable!

Reflexión en torno al artículo de Enrique Poncela De Sevilla a Fez

23/08/2008 - Autor: Profesor Rahmanicus - Fuente: Blog del Profesor Rahmanicus
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

El dikhr es lo único limpio que no admite interferencias.
El dikhr es lo único limpio que no admite interferencias.

He vuelto a leer el artículo de mi amigo Enrique Poncela publicado el pasado jueves en Webislam "De Sevilla a Fez" y entre tantas cosas que me han gustado, hay una que además de reconfortante es fresca y original: no dice ni por asomo qué tariqa es esa que visitó, cuál es su grandeza ni su rango..... Qué alivio, hermano, acostumbrado a la rimbombante auto-adulación de algunos que con la misma vocación del director de marketing de una multinacional, repiten el nombre de la marca 30 veces a la mínima ocasión.

¡¡Subhanaallah!! Parece que algo está cambiando en el diminuto y devastado panorama del sufismo en España... Aunque sea tan poca cosa como este inmensamente pequeño detalle de calidad.

Voy a hablar claro: como Profesor Rahmanicus respeto enormemente al sufismo, al sufismo verdadero si es que éste está disponible a los ojos de esta humanidad. La magnanimidad me inclina a pensar que existen maestros y discípulos respetables que merecen el nombre orientalista de Sufis.

Sin embargo estoy aburrido de vanidosos, farsantes y advenedizos, qué le voy a hacer. Pero eso no es todo: he conocido de cerca el papanatismo y la ignorancia de tantos supuestos sufís.... que la misma palabra me produce urticaria, rechazo. Qué alegría da escuchar un relato de sufies donde esa palabra no aparece por ninguna parte...

Las cosas claras: no pretendo ofender a nadie, pero la devoción sin criterio hacia una persona basada en supuestos inmantenibles, una imagen atrayente o el condicionamiento de un grupo son según mi pobre criterio, basura, pura basura aunque se rodeen de tasawuf, tawhid o infinitos rakats exteriores. De estos grupos solo salvaría su dikhr pues el dikhr es lo único limpio que no admite interferencias. Por lo demás, como dije: una basura, en contraposición a sus anhelos de gloria y grandeza.

A las bravas aguas marítimas donde veraneo, oculto de la ortodoxia mediática del sufismo triunfante y dialogante, acuden tarde y noche muchos negros vendiéndonos camisas, vestidos y relojes a los que veraneamos. Aunque casi todos ellos son de tariqa de muchos años, nunca me atrevo a hablarles de cursillos de apertura del corazón o asuntos por el estilo, como poderes ocultos, qutubs incontestables o delegados para España, ya que esta gente no puede entender la complicada psique alma de la burguesía dominante y su necesidad de aparentar poder y nobleza.

Pobrecillos ellos, tienen que dormir en pensiones o hacinados en sus pisos alquilados para ahorrar y poder vivir con soltura a su vuelta. Ellos no necesitan cursillos para la apertura del corazón, cálculos enesimales o psicoterapia jungiana de espejos porque, lo que es el corazón, lo tienen medianamente abierto: basta con que uno de ellos necesite un lugar para dormir o cualquier otra ayuda a su alcance, que puede confiar en la gente de su tariqa. ¡Menuda diferencia! La verdad es que, como me pasa con mi amigo Enrique, no me acuerdo del nombre de su tariqa. Qué alegría, es como si nos quitaran los anuncios de la televisión...

Y Al-lâh sabe más.

Anuncios
Relacionados

Índice de Obras Sufíes Andalusíes

Artículos - 15/09/2000

La tariqa Tiyaniyya: un medio de aproximarse a Allah

Artículos - 28/10/2000

Exhortaciones de Al Yilani (III)

Artículos - 01/09/2001



play
play
play
play
play
play
play
play

 

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/34258-que_agradable.html