webislam

Miercoles 26 Febrero 2020 | Al-Arbia 02 Rajab 1441
893 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=10713

En este mundo recogemos lo que sembramos

El éxito es el logro constante de ser la persona que el Creador diseñó y las metas que Él me ayuda a establecer día a día

12/08/2008 - Autor: Elba Luz Merced - Fuente: El Sentinel
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

El misterio del número 7.
El misterio del número 7.

Con motivo a la celebración del séptimo aniversario de El Sentinel, provoca reflexionar sobre el misterio que siempre ronda al número siete. Desde la antigüedad, el número siete ha sido sinónimo de la buena suerte, riqueza, realización y sabiduría.

Son siete los días de la semana, siete las virtudes cardinales (acorde con la religión católica), siete las notas musicales, siete los colores del arco iris y siete los pecados capitales (acorde con la Biblia).

Aún en el Corán, el libro sagrado del Islam, hay sobre 25 referencias a ese número (siete cielos, siete periodos de la creación, etc.).

También en el judaísmo, en la menorá o candelabro, encontramos siete.

Todo esto despierta más interés y misterio en torno al número.

Pero, ¿es el éxito producto de la buena suerte? Sin duda, hay tantas respuestas como seres humanos hay sobre la faz de la tierra. Respuestas que dependen de a quién se le pregunte y cuándo.

Una vez una colega me preguntó si yo era exitosa y cuál era el significado del éxito para mí. No pudo ser más apropiado el momento, puesto que yo enfrentaba uno de los retos más dramáticos de mi vida profesional, instante que determinó el giro que pronto tomaría mi vida: convertirme en el artífice de mi propio destino.

En síntesis, mi respuesta a la pregunta fue la siguiente:

El éxito es el logro constante de ser la persona que el Creador diseñó y las metas que Él me ayuda a establecer día a día. El éxito consiste en lograr ser ese ser único y en lograr todas las metas que nos establecemos. Por eso, lo que aparenta ser un fracaso para unos, no lo constituye para otros. Esto responde a que somos seres únicos: con escala de valores, propósitos, experiencias sin posibilidad de ser reproducibles.

Luego de dos años, tengo que afirmar que no imaginaba que cada una de las palabras que expresé serían las que me guiarían en el proceso de creación de mi propio negocio, convertirme en la maestra en casa de mis hijos adolescentes y profesora universitaria, entre tantos otros proyectos que hoy ocupan todo mi tiempo.

¿Será el éxito producto de la buena suerte? Creo que no hay espacio para la buena suerte. Obtenemos lo que sembramos. Si nos establecemos metas claras, las cuales debemos inclusive escribirlas a puño y letra, y trabajamos todos los días deliberadamente hacia la consecución de las mismas, las alcanzaremos.

Posiblemente pienses que la actual situación económica que enfrentamos nos impide alcanzar nuestras metas. Pero muy a pesar de la pérdida sorpresiva de empleo (quien escribe la ha experimentado), la ausencia del proveedor del hogar o cualquier situación extrema, no son un impedimento para lograr lo que uno quiere.

Según Robert T. Kiyosaki en su libro Antes de renunciar a tu empleo: 10 lecciones prácticas que todo empresario debe saber para construir un negocio, "el miedo al fracaso es la razón principal por la cual tantas personas no tienen éxito en la vida o no tienen tanto éxito como desearían".

Lo importante es que enfrentes el miedo, que hagas una pausa, ordenes tus sentimientos y permitas que la razón (no el miedo) controle tu presente.

• Haz un inventario de tus fortalezas, debilidades y recursos (contactos y personas claves que pudieran estar cerca o lejos) y busca nuevas formas o vías para, a pesar de las nuevas circunstancias, alcances finalmente tus metas personales o profesionales.

• Rodéate de gente que sea ejemplo y guía, y te ofrezcan aliento.

• Indaga sobre los recursos disponibles, inclusive en tu lugar de trabajo en el cual posiblemente ofrezcan la alternativa del reembolso de gastos al proseguir con estudios posteriores.

En conclusión, si eres de los que creen en la buena suerte, definitivamente, ésta no es excluyente, la buena suerte sumada a una preparación académica adecuada y un trabajo constante y esforzado traen como resultado una vida exitosa.

El éxito es un proceso continuo de ver cómo las acciones diarias propenden a la consecución del logro de las metas establecidas. Es siempre ir tras el logro de las mismas, a pesar de nosotros, a pesar de los otros, de los miedos, de la actual crisis económica y de los prejuicios que a veces nos acompañan.

Es fijarnos las metas que nos conducen hacia el feliz resultado de ese negocio, ese proyecto de vida, esa obra de arte cumbre como pintor, ese libro que coronará nuestra carrera como escritor, ese proyecto social como ha sido El Sentinel durante los pasados siete años. Es lograr hacer lo que se debe hacer, sin dejarlo todo a la buena suerte, hacerlo todos los días para lograr cada una de esas metas deseadas.

Elba Luz Merced es pastora de la Casa del Alfarero. kehilabeithayotzer@yahoo.com.
Anuncios
Relacionados

Cumbre de Salónica: elogio del humanicidio y la sabiduría de Europa

Artículos - 04/07/2003

Me equivoqué

Artículos - 27/05/2009

Purificar la memoria

Artículos - 15/03/2000



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/34182-en_este_mundo_recogemos_lo_que_sembramos.html