webislam

Domingo 8 Diciembre 2019 | Al-Ajad 10 Rabi al-Zani 1441
604 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=10614

KSTAR, un sol artificial en Corea

El problema más difícil de resolver es la construcción del envase en el que se va a llevar a cabo la reacción

31/07/2008 - Autor: Ariel Palazzesi - Fuente: neoteo.com
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

KSTAR, un sol en la Tierra
KSTAR, un sol en la Tierra

Lo primero que debemos recordar, antes de abordar este artículo, es que existen dos formas de obtener energía nuclear: la fisión y la fusión.

La fisión nuclear ocurre cuando un núcleo se divide en dos (o más) núcleos más pequeños. También se producen algunos “residuos”, como neutrones libres, rayos gamma, partículas alfa y beta, etc. Es el tipo de reacción que produce electricidad en los reactores nucleares desde hace décadas. Requieren de materiales fisionables peligrosos para funcionar, como el uranio.

Pero en la naturaleza, la energía nuclear se expresa de otra forma. En lugar de dividirlos, las estrellas crean átomos nuevos (y más grandes) a partir de los más pequeños, como el hidrogeno o el helio. El núcleo de los átomos creados tiene una masa inferior a la suma de las masas de los núcleos que se han fusionado para formarlo. Y allí reside el secreto de la fusión nuclear: la diferencia de masa es liberada en forma de energía.

El Sol, fusión nuclear natural

La energía que se libera depende de varios factores, pero se rige por la fórmula E = mc², donde “m” es la diferencia de masa mencionada y "c" es la velocidad de la luz. Dado que esta velocidad es enorme (300.000 km/s), pequeñísimas cantidades de masa proporcionan enormes cantidades de energía. Por ello los científicos han buscado durante más de medio siglo la forma de construir un reactor de este tipo.

El problema más difícil de resolver es la construcción del “envase” en el que se va a llevar a cabo la reacción. Dado que las temperaturas implicadas se miden en millones de grados, no existe un material que pueda soportar semejantes exigencias. Afortunadamente, pueden confinarse las partículas mediante campos magnéticos muy potentes, creando una especie de “botella magnética” que contiene en su interior la reacción nuclear.

Las temperaturas se miden en millones de grados

Lo que han logrado los coreanos es, nada más ni nada menos, que llevar estas ideas a la práctica. Básicamente, han construido un toroide (una forma geométrica similar a una rosquilla), cuyas paredes son principalmente un potentísimo campo magnético, y han acelerado dentro de él partículas elementales hasta velocidades cercanas a la de la luz. Cuando estas partículas se chocan, se fusionan. Por supuesto, esto es una visión MUY simplificada de lo que ocurre en el interior del reactor.

En el Instituto Nacional de Fusión Nuclear han llevado todo esto a la práctica, construyendo el KSTAR. La sigla del dispositivo incluye la “K” de Corea y “STAR” por estrella, por la relación existente entre este dispositivo y la forma en que “funciona” un sol. Realmente, se trata de la estrella de Corea. El Instituto mencionado comenzó hace 12 años el proyecto, que finalmente se puso en marcha el 13 de junio de este año.

El reactor de fusión nuclear KSTAR funcionó durante 249 milésimo de segundo. Durante ese lapso el plasma caliente de su interior llegó a los dos millones de grados, y generó una corriente de cien mil amperios. Si el número no te dice nada, ten en cuenta que una lamparita incandescente consume solo unos 0.25 amperios.

Hay muchos ensayos por hacer, pero lo interesante de este tipo de reactor consiste en la promesa de una energía totalmente limpia, sin emisión de radiaciones ni producción de gases de efecto invernadero. Otro factor importantísimo es que no se necesita un combustible exótico para hacerlo funcionar. Basta con el deuterio o el tritio, que se extraen del agua del mar.

Imagen del KSTAR generada por ordenador

Debido a estos beneficios ecológicos, siete naciones industrializadas (incluidos Estados Unidos, Japón, la Unión Europea y Corea del Sur) decidieron, en 1988, desarrollar conjuntamente esta forma de generar energía, prácticamente infinita y completamente segura. KSTAR es el primer paso, que deberá demostrar la viabilidad de la fusión nuclear y su prometedor uso para mover al mundo.

249 milisegundos pueden parecer muy poco tiempo, pero en términos atómicos es una verdadera eternidad. Es muy posible que gracias a las experiencias obtenidas mediante el KSTAR en poco tiempo disfrutemos, finalmente, de un nuevo tipo de energía.

Más información:
koreatimes.co.kr



Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/34108-kstar_un_sol_artificial_en_corea.html