webislam

Domingo 8 Diciembre 2019 | Al-Ajad 10 Rabi al-Zani 1441
1550 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=10495

Y surgió el Estado-Nación

El islam tiene una extraordinaria capacidad de adaptación a los tiempos y de los textos sagrados del Corán emana una clarísima racionalidad

21/07/2008 - Autor: Javier Martin
  • 1me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Lo que están proponiendo a los países de confesión islámica no es democracia sino sumisión, y no precisamente a Al-lâh.
Lo que están proponiendo a los países de confesión islámica no es democracia sino sumisión, y no precisamente a Al-lâh.

La separación Iglesia Estado y el nacimiento del Estado laico y aconfesional se estima según numerosas opiniones y multitud de eruditos y estudiosos como la cumbre y el necesario requisito para la creación de una sociedad moderna y próspera. Se considera que la cuestión religiosa es una superstición abominable, que los abusos de los eclesiásticos seglares y no seglares son intolerables y que el papel de la iglesia se ha limitado al abuso de poder ,a la reacción y al ataque a la libertad en general. Ídem para otras religiones. Es un discurso muy extendido especialmente entre numerosos jóvenes. Esta cuestión me parece muy discutible pues bajo mi criterio la Iglesia ha sido un elemento formidable de modernización también, entendida la modernización como el inicio de ese humanismo renacentista de que en parte aún hoy nos vanagloriamos. La ilustración acabó por finiquitar gran parte de la influencia de la Iglesia ejercía sobre sus creyentes, aunque obviamente solo conseguido con múltiples matices y superficialmente.

Hoy sin embargo hasta la Iglesia se vanagloria de su "separación" del Estado y hasta de haber influido enormemente en la declaración universal de los derechos humanos, haciendo gala incluso de esta bandera. En frente o enfrentados supuestamente tenemos al islam, que representa paradójicamente la tiranía, la opresión y la superstición para los sectores más ultras de la Iglesia católica y de los evangelistas más beligerantes. Nada más lejos de la realidad. No sospechan lo que se les viene encima. De la extraordinaria capacidad que tiene el islam de adaptación a los tiempos y de la racionalidad clarísima que emana de los textos sagrados del Corán. Alegan que los musulmanes son incapaces de separar religión y estado. Yo les recordaría que en el islam no existe, afortunadamente, una institución parecida a la Iglesia. Que desgraciadamente numerosos Estados que se dicen islámicos usan la belleza intrínseca de éste para proteger a numerosos déspotas y régimenes corruptos. Esta es la cuestión principal a resolver.

Cierto es que estos Estados buscan esta legitimidad para bloquear la entrada de cualquier interpretación no acorde con sus intereses colectivos y personales y usan el islam con la supuesta intención de aportar estabilidad, una farsa a mi juicio. El proceso de secularización del Estado toma un gran impulso a raíz de la publicación de Maquiavelo, El príncipe, en el que sorpresivamente rompe con el humanismo escolástico y el humanismo renacentista. El príncipe para alcanzar la gloria debía usar la fuerza bruta, pues para el autor el hombre es inmoral y corrupto. Lo más sorprendente para todos fue que Maquiavelo optó como modelo nada más y nada menos que el David bíblico así como el de soldado romano. Maquiavelo separaba decididamente religión y politica. El papa es un integrante del juego de poder en el mundo y llegó a decir de Alejandro VI que era un gran mentiroso y embustero. El papel de la religión lo ensalza de un modo puramente funcional, con la única intención de mantener al Estado bueno y unido, al margen de que cualquier dogma o creencia se considere falsa, o más bien los hombres de Estado los consideren falsos.

Esto es justo lo que está sucediendo en numerosos estados supuestamente islámicos. La paradoja radica cuando un rey se hace descendiente de Muhammad (la paz y las bendiciones sobre él) y en vez de luchar contra la corrupción e injusticia se olvida de ella como mínimo o se corrompe. Se puede decir que Maquiavelo finalmente inagura la nueva era del cinismo como forma de gobierno y aconseja a los principes continuar este camino. El poder del príncipe y el nuevo papel del secularismo se ensancha cuando detrás de las ideas de Maquiavelo reluce nada más y nada menos que la finiquitación del estado feudal. ¿Es realmente el islam intrínseco al feudalismo? ¿Qué es el islam? El islam ha florecido en diversas épocas en ambientes especialmente urbanos, alejado del ruralismo europeo hasta casi la edad contemporánea y con otra relación con sus órganos de poder. Las bases teóricas del islam están imbuidas de un fuerte igualitarismo y su relación con el poder temporal no ha sido ni mucho menos un calco de las europeas.

Tenemos otro proceso histórico aquí. El islam, al menos en apariencia, construye una sociedad diferente que guarda escasa relación con la sociedad de la culpabilidad, que es muy cristiana. Se puede decir que la sociedad islámica es pudorosa, es la sociedad del pudor, no exhibicionista y evidentemente iconoclasta, al menos en teoría. La aparición del Estado como abstracción se inicia con Bodino, el Estado se constituye una abstracción alejado de la voluntad del monarca y basado en el imperio de la ley. ¿Por qué se dan tantos autoritarismos en Oriente Próximo? Si el islam primigenio, el de los primeros califas, era profundamente democrático, elegidos por sus integrantes de la comunidad ¿Qué ha sucedido? ¿Por qué esta reacción a la democracia? Mi respueta es sencilla: es que no es democracia. No vivimos en democracia, sino en bipartidismo revanchista. Poca gente sabe que en los Estados Unidos han sido diecisiete los candidatos. Esta democracia es una cuestión de dinero. Bien es cierto que esto es mejor que una tiranía pero evidentemente no es suficiente.

El rechazo de los autoritarismos actuales, de algunos países, no hay que olvidar que hay democracias en el islam al estilo occidental, quizás viene motivado por un chantaje implícito: detrás de la democracia hay un sistema bastante injusto de repartición de riquezas, y lo que es peor: profundamente deshumanizado aunque con un premio de consolación: la longevidad brindada por el esplendor de la ciencia. Lo que están proponiendo a los países de confesión islámica no es democracia sino sumisión, y no precisamente a Al-lâh. Es un chantaje en toda regla. Ya sucedió en España, aunque la democracia americana ha traído jugosos frutos a nuestra nación, esto tuvo un precio un tanto preocupante, al menos para mí: la OTAN.

También la salvaje aculturación a la que nos hemos visto sometidos. Esto de todos modos sucederá y está sucediendo en todo el mundo: la toma de conciencia, pasando en enorme zancada del más estricto localismo al peor de los universalismos, obviando en cierto modo, quinientos años despúes de Bodino el Estado-Nación. Es tanta nuestra violencia impositiva que no aceptamos pensamientos diferentes porque nos hacen temblar en nuestra inseguridad del desarraigo. Nos molesta otro concepto de estado porque llenos de soberbia no aceptamos cualquier otra contrucción estatal y social por bárbara que pudiera parecer. Los Estados no tienen por qué ser Estados, ni siquiera federaciones tal y como la entendemos en Occidente, pues se han convertido en una burla publicitaria y en una marca carente de sentido en una especie de mercado televisivo. Toda está al servicio de un suave nacionalismo y de una competencia que ha dado hermosos frutos pero que está dejando unos horripilantes cadáveres a sus pies: la originalidad de los pueblos y la propia tierra.

Anuncios
Relacionados

Foro de los lectores 13

Artículos - 15/03/2000

La observación de la luna

Artículos - 23/10/2000

Islam y Cristianismo: dos religiones y un solo Dios

Artículos - 16/04/2005



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/34026-y_surgio_el_estadonacion.html