webislam

Miercoles 16 Octubre 2019 | Al-Arbia 16 Safar 1441
799 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=10494

Sobre kufr, yihad, sacrificio de animales y Dar al harb

Con cada nuevo movimiento ideológico o religioso, nace su propia terminología

19/07/2008 - Autor: Asghar Ali Engineer - Fuente: Instituto de Estudios Islámicos
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Asghar Ali Engineer.
Asghar Ali Engineer.

Donde quiera que haga conferencias sobre el islam o, incluso, sobre comunalismo y secularismo, los participantes, normalmente, me preguntan sobre kufr, yihad, Dar al-harb y la posición del sacrificio de animales. Existe un gran malentendido sobre esos términos, no sólo entre los no musulmanes, también entre los mismos musulmanes.

Es importante advertir que, con cada nuevo movimiento ideológico o religioso, nace su propia terminología. Con la revolución francesa nacieron términos como fraternidad, igualdad y justicia. Con la revolución comunista nacieron términos como burguesía, pequeña busrguesía, proletariado, lucha de clases, revisionismo, etc. Esos movimientos eran de naturaleza política. Con los movimientos religosos también nacieron nuevos términos. Con el budismo, por ejemplo, nacieron los términos dhamma, dukkha; con el Jainismo anuvrata y siyadwad o anekantwad. Los cristianos usan términos como herejes, paganos y bárbaros para los no cristianos.

Algunos téminos son usados por el texto religioso o ideológico y algunos son acuñados más tarde por los seguidores de esas religiones o ideologías. Los términos usados por los textos religiosos tienden a ser más precisos y rigurosos, también tienen un contexto muy bien definido. Pero esos términos, cuando son usados por los seguidores, tienden a ser usados, más bien, vagamente y se desarrollan por motivos y pretensiones personales.

Estos terminos son usados, no solo por los no creyentes sino también por los mismos creyentes, cuando aparecen diferencias entre los seguidores. A veces, esos términos son usados gratuitamente para denunciar a aquellos que difieren en la interpretación del texto o tratan de aplicar el texto en circunstancias cambiantes y absorver nuevos desarrollos. Este uso gratuíto de estos términos para la denuncia de oponentes puede, y lo hace, creear serios malentendidos entre otros que carecen del conocimiento adecuado de los términos en su contexto.

Los comunistas, por ejemplo, usaron términos como: perros del imperialismo, pequeña burguesía y revisionistas, contra aquellos que diferían de la línea oficial  premanente o aquellos que formaron otro partido contra el partido oficial. Igualmente, cuando las religiones se dividen en diferentes sectas esos términos negativos son usados contra aquellos que se desgajan de la corriente principal. Así los católicos denunciaran a los protestantes y los protestantes a los catolicos y asi sucesivamente.

El Íslam también se ha dividido en numerosas sectas y cada secta, normalmente, denuncia a la otra como kafirs, zindiqs, etc. Cada secta considera las otras como, o hereje o kafir, desviado de la “verdadera” religión. Cada secta piensa que tiene el monopolio de la verdad y las otras sectas están desviadas o cometen kufr. Estos términos son, a menudo, usados por animosidades personales. Por eso, tales términos crean un gran malentendido.

Así mismo, ciertos terminos, pensados en su origen no en un texto religioso o ideológico, son acuñados más tarde para encajar con nuevas circunstancias. Pero, debido a su uso frecuente, esos términos adquieren originalidad y se piensa que son parte del texto original. Los no- expertos, debido a su falta de conocimiento piensan que han de ser parte del texto original. Términos como Dar al-islam y Dar al-harb aparecen mucho más tarde debido a la expansión del Islam en otras partes del mundo. Su contexto ha de ser apropiadamente entendido.

Términos islámicos y su significado y origen

El Islam apareció en una socidad tribal, que funcionaba sobre costumbres y tradiciones orales. No tenía leyes escritas, ni Profeta ni Escritura Sagrada. Muhammad (PBSE) fue el primer profeta entre los árabes y trajo la primera Escritura – El Corán- en la historia de Arabia. Había numerosos problemas en la sociedad árabe de tiempos del Profeta, a los que el Islam trató de dirigirse. Meca estaba convirtiendose en un centro  financiero y comercial y todavía carecía de ley escrita.

Por causa de la comercialización de la sociedad mecana, las tradiciones tribales estaban siendo ignoradas y grandes injusticias estaban tomando su lugar causando tensiones sociales. Las instituciónes de la propiedad privada, normalmente ausentes en las sociedades tribales, habían aparecido y un conspícuo modelo de consunción se había desarrollado. Los sectores más débiles de la sociedad como los pobres, huérfanos, viudas y esclavos estaban siendo desatendidos y las mujeres eran tratadas como charlatanas.

El otro polo de la sociedad habia adquirido poderosos intereses que les enriquecieron a traves de tratados internacionales con China, a traves de India y Yemen, y de las fronteras del imperio romano por el norte. Por eso, la sociedad mecana estaba en el umbral de una transformacción hacia una desarrollada sociedad comercial y todavía carecía de ley escrita o altas instituciones religiosas y sociales.

El Islam trató de suplir este vacío a a traves del Profeta Muhammad (PBSE). El Profeta dio valores más elevados a la sociedad árabe, fundamentalmente los de equidad y justicia junto con el concepto de humanidad universal. La sociedad mecana necesitaba esos altos valores y el concepto de humanidad universal. Por eso el Corán revelado al Profeta, atacó las locales, divisivas y supersticiosas prácticas de los dioses y diosas tribales y dio el concepto de unificación y el universal concepto de un solo Dios- Al-lâh. Esto posibilitó la transformación de la tribal socidad mecana en una más elevada forma de sociedad universal.

Esto no era aceptable para los jefes tribales que habían desarrollado corporaciones comerciales intertribales y estaban muy orgullosos de su riqueza y presitigio. Eran muy conscientes de su alta posición y no estaban preparados para aceptar la llamada de la profecía y revelación por un pobre chico huérfano que venía del clan de Hashim, altamente considerado en el orden tribal mecano.

El Corán revelado a Muhammad (PBSE) trajo una nueva Verdad a la sociedad árabe que no poseía ninguna verdad elevada desde hacía mucho. Aquellos que aceptaron esta elevada Verdad fueron llamados muslim o mummin. Es importante advertir aquí que hay definidas diferencias entre estos dos términos. El Corán mismo diferencia entre los dos. Aquellos que simplemente aceptaron el Islam, sin un profundo entendimiento, cómo una religión emergente y se sometieron al mensaje del Profeta fueron determinados como musulmanes ( aquellos que se someten). Pero los que creyeron desde lo profundo de sus corazones y desarrollaron más alta confianza en el mensaje del Profeta, fueron determinados como mumin ( aquellos que creyeron sinceramente y se comprometieron)

Encontramos en el Corán: “Los beduínos dicen: "Hemos llegado a creer."
Di-les, Oh Muhámmad: "No habéis llegado aún a creer; decid, más bien: ‘Nos hemos sometido externamente’ –pues la verdadera fe no ha entrado aún en vuestros corazones. Pero si obedecéis realmente a Dios y a Su Enviado, Él no dejará que se pierda nada de vuestras obras pues, ciertamente, Dios es indulgente, dispensador de gracia." (49:14)

Había dos estados: sometimiento y fe. Aquellos que entendieron la elevada y universalista misión del Islam y desarrollaron profunda fe, fueron llamados Mumin (creyente). Son esos creyentes los que siempre estaban dispuestos a sacrificar todo, incluídas sus vidas, por el éxito de la misión. Los otros, los muslim (sometidos), sólo se acoplaron por una u otra razón.

El Corán dio a los árabes el concepto de valores elevados, los cuales no existían en su sociedad. El mejor valor entre los árabes era la caballerosidad y la generosidad, resumidas en la palabra muruah ( literalmente “humano”). El Corán les dio valores como verdad, justicia, igualdad, benevolencia, compasión, paz, perdón, humildad, que no eran conocidos por los árabes.

Aquellos árabes ricos, que acumulaban riquezas, eran demasiado arrogantes para creer en esos nuevos valores y en esa moralidad más elevada. Fue porque rechazaron la verdad de esos valores universales y continuaron creyendo en dioses y diosas tribales, acompañandose de supersticiones y negación de la razón humana y de la moralidad más elevada, fueron llamados kafir

La palabra kafir significa literalmente el que oculta. De acuerdo a Imam Raghib al-Asfahani quien compiló el diccionario del Corán, la palabra kafara significa ocultar. La noche es llamada también kafir ya que lo oculta todo. El agricultor es también llamado kafir ya que oculta semillas en la tierra para hacerlas crecer.  (Ver Imam Raghib Asfahani Mufradat al-Quran, pp-916-17, Lahore,1971).

No todos los no-musulmanes son kuffar ya que ellos también pueden poseer la Verdad, en diferente forma o a través de otros profetas

Todo el que oculta es llamado kafir y por eso aquellos árabes de Meca que rechazaron aceptar la verdad revelada por Allah y la ocultaron, fueron llamados kafir. Es importante advertir que sólo los que ocultan la verdad y la moralidad basada en esa verdad son llamados kafir (plural kuffar). Esto no significa que todos los no-musulmanes son kuffar ya que ellos también pueden poseer la Verdad, en diferente forma o a través de otros profetas.

El Corán dice muy claro que Al-lâh ha enviado a numerosos profetas y no todos ellos son mencionados en el Corán. Hubo unos pocos que vinieron con el mensaje de Al-lâh, en y alrededor de la región arábiga, como Abraham, Moisés y Cristo. Solamente Adam y Noé no eran de aquella región. El Corán dice que Al-lâh ha enviado sus mensajeros a todas las naciones (13:7). Entonces, Al-lâh ha enviado sus mensajeros con guías para todo el mundo y ellos poseen la Verdad. Por eso todos los no- musulmanes no pueden ser apodados como kuffar, sólo aquellos que ocultan la verdad de alguna manera. El Corán también creo la categoría de ahl al-kitab ( gente del libro). Todos aquellos a quienes Al-lâh envió su mensajero con una escritura fueron llamados gente del libro. El Corán menciona a cristianos, judíos y sabeos en esta categoría.

Pero esto no excluye a aquellos que no han sido mencionados por el Corán. Muchos otros, como los zoorastrianos, estaban incluídos en esta categoría. Los santos sufis como Mazhar Jan-I-Janan tambíen incluyen a los hindúes en esta categoría, argumentando que Al-lâh no pudo olvidar enviar su mensajero a India ya que El prometió enviar sus mensajeros a todas las naciones. Aceptaba los Vedas como escritura revelada, también sentía que los hindues eran monoteístas ya que creían en un Dios que es nirgun y nirakar (sin atributos ni forma) lo cual es la más elevada forma de tawhid (monoteísmo): (Ver Mazhar Jan-I-Janans Letters tr. in Urdu by Khaliq Anjum, Delhi..)

Es también importante advertir que el Corán también enfatiza la libertad de conciencia y rechaza la compulsión en materia de religión (2: 256) e incluso acepta el derecho de los kuffar a creer en lo que ellos creían (ver aleya 109) y pronuncia la doctrina: “para ti tu religión y para mí la mía”. Aquellos kuffar que no combatieron a Muhammad y vivían y dejaban vivir, podían ser amigables. El Corán permite combatir sólo a aquellos kuffar que combatían y atacaban a los musulmanes.. Ver aleyas 2: 190-191.

Así pues, los kuffar habían sido divididos en dos categorías harbi y no-harbi kuffar (los que combaten a los musulmanes y los que no). Uno puede establecer pactos con no-harbi kuffar. Todos las aleyas coránicas acerca de combatir o matar kuffar no son aplicables a todos los kuffar sino a aquellos que rompieron los tratados de amistad o atacaron a los musulmanes. El Corán no permite ni siquiera insusltar a otros dioses para que ellos no insulten a Al-lâh (6:109) cuando menos matar a aquellos que creen en otros dioses.

Cuando se llama a alguien kafir hay varios motivos en danza, incluyendo desacuerdo, ego personal o incluso intereses creados

Si uno no lee las aleyas concernientes a los kuffar por separado, sino en conjunción con todas las otras aleyas, entonces puede entender la propuesta coránica en su totalidad. La palabra kafir ha sido usada muy vagamente en la historia del Islam sin mantener el significado coránico. Hay muchas razones para ese mal uso de la palabra. Por suspuesto, esto no ocurre solo y particularmente en la historia del Islam, sino, como he señalado antes, ocurrió con todos los movimientos ideológicos y religiosos.

Cualquier desacuerdo en las doctrínas teológicas también tiene como resultado el motejar al otro como kafir. Así, una secta de musulmanes denuncia a otra secta como kafir debido a la intolerancia más que a un error teológico. Incluso individuos que perdieron la gracia de poderosos ulema (sabios) fueron denunciados como kuffar. Personas como Sir Syed Ahmad Khan, que abogaba por una educación secular, fue descrito como kafir y se dictaron fatwas contra él. Una fatwa fue dictada por los ulema de Medina a tal efecto.

Cuando se llama a alguien kafir hay varios motivos en danza, incluyendo desacuerdo, ego personal o incluso intereses creados. Así que, un verdadero musulmán, que sigue el espíritu del Corán, se refrenaría del uso de semejantes términos. Le dejaría a Al-lâh la decisión. Un ser humano debería expresar sólo su desacuerdo. El Corán exorta a los creyentes a aceptar el desacuerdo y dejar el resto a Al-lâh y competir unos con otros en buenas acciones. Ver aleyas como 5:48, 2:148)

Kafir es quien niega toda moralidad y verdad moral y niega la libertad de conciencia y la dignidad humana

Alguna gente, por ignorancia, describe a los hindues como kuffar. Ni conocen el Corán apropiadamente, ni la religión hindú. Muchos santos sufis, que conocieron la religión hindú. incluso les aceptan como “gente del libro”, como he señalado antes. El Corán también exhorta a los musulmanes a no denunciar a los demás vagamente, sino a argumentar con ellos de la mejor manera posible, asi como a persuadirles mejor que enajenarles (Ver aleyas 16:125 y 3:63). Es una gran mentira perpetrada por alguna gente ignorante u hostil que el Corán ordena a los musulmanes el convertir a la gente a punta de espada. No hay ni una sola aleya en el Corán a este efecto. El Corán rechaza con énfasis la coerción y promueve la persuasión. Se excluye al otro, no en el terreno teológico, sino sólo en el terreno moral. El terreno moral incluye todo.

Kafir es quien niega toda moralidad y verdad moral y niega la libertad de conciencia y la dignidad humana y cree en la explotación de otros, es indulgente con  las malas acciones y la injusticia, miente para conseguir su interés y persigue a otros para alcanzar sus fines, se muestra arrogante de su riqueza y poder y niega la existencia de un poder superior. Quien es humilde, justo, confiable, compasivo y benevolente con los demás no puede ser llamado kafir cualquiera que sea su creencia teológica. El Corán es universal en el abordaje y énfasis que pone en “competid uno con otro en acciones virtuosas”


Dar al-Islam y Dar al-harb

El concepto de Dar al-Islam (hogar del Islam o país islámico) y Dar al-harb (hogar de la guerra o país no islámico) no se encuentra en el Corán ya que el Islam no se había expandido a otros países cuando el Corán estaba siendo revelado. El Islam se expandió a otras áreas después de la muerte del Profeta (PBSE). Este concepto fue, asi pués, desarrollado por juristas tardíos que fueron confrontados con la realidad de los musulmanes viviendo en minoría en algunos países.

Donde los musulmanes estaban en dominante mayoría fue descrito por los juristas como Dar al- Islam y donde los musulmanes vivían como minorías perseguidas fue llamado Dar al-harb o casa de la guerra. Pero también había países donde los musulmanes vivían en minoría, pero eran libres de profesar su religión en paz; como India. Los juristas distinguieron estas áreas como Dar al-aman ( casa de la paz)

Cualquier país donde los musulmanes puedan vivir en paz y profesar su religión libremente, debería ser descrita como casa de la paz. De hecho, en los tiempos modernos, la libertad de conciencia (que el Corán propuso hace catorce siglos), es universalmente reconocida en el mundo contemporáneo, al menos teóricamente y, por eso, ninguna parte del mundo es Dar al-harb hoy en día. Todavía mucha gente hostil al Islam o totalmente ignorantes acerca del desarrollo de tales conceptos, continúan repitiendo ese concepto para difamar al Islam. Ningún jurista o erudito serio describe India como Dar al-harb.

Debe de ser claramente entendido que esos conceptos fueron desarrollados por los juristas en consonancia con realidades pasadas y no tienen nada que ver con ninguna doctrina coránica. India y la mayoría de los países donde los musulmanes viven en minoría hoy en día, aceptan el derecho a la libertad de religión y por eso no pueden ser llamados Dar al-harb. Podríamos llamar Dar al-harb a cualquier región pero sólo si los musulmanes no tienen permitido practicar su religión constitucionalmete o por ley. No existe tal país en el mundo contemporáneo. India es un país democrático y secular y todos son libres de profesar, practicar y propagar su religión. ¿Cómo puede ser llamado Dar al-harb? Quien invoca esa doctrina lo hace por ignorancia o deliberada malicia.

Yihad

Mucho se ha escrito sobre esto desde los eventos del 11 de Septiembre. Yihad es el sumo esfuerzo en la realización de algo utilizando, para ello, el mayor esfuerzo (Ver Raghib Asfahani op.cit. 199-200). Puede incluir el combate armado como último recurso, pero también combatir contra uno mismo y los propios deseos, que un hadiz describe como jihad-l-akbar ( yihad mayor). Si uno va al significado literal de la palabra, no significa guerra sino sumo esfuerzo. Su otro derivado, yuhud, significa: de acuerdo a la capacidad de cada uno.

Muchos musulmanes, por ignorancia, lo utilizan sólo en el sentido de guerra, lo que no es correcto. El Corán utiliza otras palabras como harb y qital para la guerra y utiliza yihad para el esfuerzo moral. Es el deber de cada musulmán continuar esforzándose por la excelencia moral, por su bien y también por el de la sociedad en la que vive. Combatir la corrupción, la contaminación medioambiental, combatir por los derechos humanos, por la justicia para los sectores más débiles dela sociedad y causas nobles como estas es parte del yihad. Lo que trae cura al sufrimiento de la sociedad es parte del yihad en el camino de Al-lâh.

El Profeta (PBSE) se dedicó, basicamente, a combatir por la justicia para los sectores más débiles de la sociedad en Meca; el Corán repite, enfáticamente, acerca de ayudar alos huérfanos viudas, pobres, mujeres y esclavos. El Profeta (PBSE) declaró el yihad contra toda clase de injusticia en la sociedad mecana y fue combatido en su esfuerzo por poderosos intereses creados, como señalaba antes. Es esta pasión por la justicia social lo que ha de ser emulado, hoy en día, por los musulmanes; que han de ser precursores de justicia social. Hay demasiada injusticia en el mundo y los intereses creados son más poderosos hoy día que en tiempos del Profeta. Ese ha de ser el verdadero yihad. Hay demasiada pobreza y explotación en el mundo.

Sacrificio de animales

En ninguna parte el Corán hace obligatorio para los musulmanes el sacrificio de animales. Es totalmente errónea la noción de que los musulmanes han de sacrificar un animal, particularmente en Eid al-adha (día del sacrificio). No existe en absoluto tal mandato en el Corán . Babar escribió en su testamento a Humayun, que no permitieran el sacrificio de animales para, de este modo, ganarse el corazón y la mente de los hindúes. Algunos Nawabs de Bengala solían condenar a muerte por el sacrificio de animales. Recientemente, Nawabs Deoband, la primera autoridad del Islam en Asia, aconseja a los musulmanes no sacrificar animales en Eid al-Adha para evitar problemas con la comunidad. Respetar otros sentimientos religiosos, forma parte de una moralidad elevada. El Islam enseña a respetar otros sentimientos religiosos y vivir en paz y armonía.

Traducido por Shaie Brisam
Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/34011-sobre_kufr_yihad_sacrificio_de_animales_y_dar_al_harb.html