webislam

Sabado 7 Diciembre 2019 | As-Sabat 09 Rabi al-Zani 1441
660 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=10472

Zawia alawia de Melilla

Encuentro multitudinario dedicado al dikr (la remembranza de Al-lâh)

12/07/2008 - Autor: Abdelkáder Muhámmad Ali - Fuente: Melilla Hoy
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Cientos de personas llegan y llegarán de la península, de Marruecos, desde algunos países de Europa, con el fin de recordar e invocar a Al-lâh
Cientos de personas llegan y llegarán de la península, de Marruecos, desde algunos países de Europa, con el fin de recordar e invocar a Al-lâh

Desde el jueves 10 de julio, como todos los años por estas mismas fechas, la zawia alawia de Melilla, ubicada en la colina cercana al puesto fronterizo de Farhana, está experimentando una afluencia de fuqaras que llegan de todas partes para entregarse durante tres días a la "Ciencia del Corazón" al dikr, (remembranza de Dios), el recogimiento y la convivencia en hermandad. Cientos de personas llegan y llegarán de la península, de Marruecos, desde algunos países de Europa, con el fin de recordar e invocar a Al-lâh, y al mismo tiempo celebrar la conmemoración del fundador de esta zawia en Melilla, Sîdî Muhammadi Belhach Tahar, fallecido en 1946 y enterrado en esta zawia melillense. Sîdî Muhammadi, quien fuera discípulo directo de Chayj Sîdî Ahmad al-Alawî y después muqaddam (delegado) de la tariqa alawiya en nuestra ciudad.

Sîdî Muhammadi Belhach Tahar fue un hombre destacado, de especial proyección espiritual. En sus tiempos, atraído por la popularidad del Chayj Sîdî Ahmad al-Alawî se marchó a Argelia donde permaneció desde 1909 a 1920 consagrado al tasawuf (sufismo) y a las enseñanzas del Chayj Al-Alawi siendo uno de los primeros a los que sometió a una jalwa, es decir a un retiro absoluto en un espacio reducido para la intensificación de los efectos del dikr. Esta práctica de aislamiento total, novedosa e instituida por el Chayj Al-Alawi la repetiría posteriormente Sîdî Muhammadi como muqaddam con algunos distinguidos discípulos en Melilla para hacerles alcanzar el estado más elevado posible de experiencia espiritual. Sîdî Muhammadi ejerció como guía espiritual durante años, llegando a tener un número considerable de seguidores. Pero eran tiempos difíciles, la presencia de España en Marruecos con motivo del Protectorado lo condicionaba y dificultaba todo, también en Melilla. La más mínima sospecha acarreaba serias consecuencias. De ahí que Sîdî Muhammadi fuera encarcelado durante siete años, inclusive algunas crónicas y allegados de aquella época cuentan que se cursaron órdenes de ser fusilado, orden suspendida en el último momento. El colonialismo francés en Argelia igualmente le complicaría la vida al Chayj Al-Alawi de quien se sospechaba que tenía relaciones con el líder rifeño Abdelkarim.

A pesar del encarcelamiento de Sîdî Muhammadi el número de discípulos siguió creciendo entre los musulmanes melillenses de su época, proporcionándoles, aparte del las orientaciones espirituales, la manera de resistir a las agresiones culturales del colonialismo hasta su muerte.

Hach Mimún, primogénito de Sîdî Muhammadi, es actualmente el encargado del mantenimiento de la zâwiya, habiendo conseguido ampliarla y remodelarla hasta alcanzar la exuberancia que ahora tiene y la amplitud necesaria para reunir a cerca de dos millares de fuqará cada año en el mes de julio para conmemorar la muerte de su padre. Durante tres días la hermosura de la salmodia del Corán, el dikr, para el que se emplean los poemas del Chaij al-Alawî, amenizaran la velada hasta altas horas de la madrugada. Prácticamente y es de lamentar, es la única actividad, que al día de hoy, hace esta zawia, que evidencia claramente su infrautilización a lo largo del resto del año. Bien es verdad que la edad avanzada de Hach Mimún y su precario estado de salud inciden directamente en la ralentización de la zawia de Melilla. Aunque también es probable que tenga que ver con la inercia de cierta relajación que van imponiendo los nuevos tiempos, más propensos al consumo y deleite mundanal, incidiendo directamente en los comportamientos en quienes debieran ser la renovación generacional. Habría que recuperar más activamente ese dicho famoso del primer precursor del sufismo, Hasan al-Basri, que decía "Quien conoce a Dios, Le ama, y quien conoce el mundo se aparta de el". La conjunción de ambos, desde una perspectiva espiritual, probablemente a la larga, sea incompatible, al menos desde un sentimiento místico, o mejor dicho sufí, que como explica acertadamente René Guénon va mucho más allá de la filosofía pasiva de la mística.

En cualquier caso, salvo excepciones, la Tariqa Alawiyah es una de las más activas allá donde existan muridín (discípulos) activos y consecuentes. Sus zawias se diseminan por todo el norte de África, en países de Oriente Medio, en gran parte de Europa, en algunos países de America Latina, etc. La Tariqa Alawiyah posee una cadena de transmisión espiritual que, comenzando por el Profeta Muhammad, -la paz y bendiciones de Alla sean con él-, continúa por Sayyidna Ali y llega hasta nuestros tiempos, pasando por el Chayj Chadili, el Chayj Darqawi y el Chayj al-Alawi, que Allah esté satisfecho de ellos. El Chayj al-Alawi, muerto en 1.934, es el que da nombre a esta Tariqa, puesto que es el renovador (en el sentido de actualizador) de la rama Darqawi a la cual pertenecía y de la que se independizó.

Bienvenidos a todos aquellos que llegados desde la lejanía, superando dificultades diversas, acuden prestos con el fin principal de alabar a Al-lâh con el mejor fervor posible, asimismo como renovar el juramento de fidelidad a la tariqa, y dejar la estela para esas generaciones que algún día seguirán la senda del tasawuf. Son y serán los afortunados, los agraciados, porque sin duda los sufíes han sido, son y serán, inchAllah, el néctar (lub) del Islam. Que Al-lâh -Subhanahu wa taala (exaltado y enaltecido sea)- les ilumine en su devenir, y a toda persona de buena voluntad.

Anuncios
Relacionados

El enigma de Fez

Artículos - 20/08/2008

Shayj al-Alawî: vistas desde dentro

Artículos - 09/12/2001

El sufismo en la Turquía republicana (1923‑1993)

Artículos - 02/02/2002



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/33956-zawia_alawia_de_melilla.html