webislam

Miercoles 19 Febrero 2020 | Al-Arbia 24 Jumada al-Zani 1441
569 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=10415

Será un paso más, como el que permitió el voto a las mujeres

Su historia es un ejemplo de integración, de convivencia. Y no es un caso aislado

07/07/2008 - Autor: J. P. P. - Fuente: La Verdad de Murcia
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Salah Eddine se arregla el pelo en una peluquería del barrio de San Andrés (Murcia). / J. LEAL
Salah Eddine se arregla el pelo en una peluquería del barrio de San Andrés (Murcia). / J. LEAL

Salah Eddine cruzó el Estrecho hace ya 17 años. Primero se instaló en Granada. Encontró en el enjambre de sus calles un aire familiar, mediterráneo. Olores y sabores no eran tan distintos a los de su infancia en Marruecos. No le costó demasiado adaptarse. Al fin y al cabo, eran otros tiempos. «Había todavía pocos inmigrantes», recuerda. Nadie les veía como una amenaza. De Andalucía saltó a Murcia, y aquí ha echado raíces. Casado con una española, tiene dos hijas (una de 5 años y otra que acaba de cumplir el año). Su historia es un ejemplo de integración, de convivencia. Y no es un caso aislado. Muchos de los marroquíes que llegaron a España en los años 80 siguieron un camino similar, y de la unión entre las dos orillas del Mediterráneo han nacido ya decenas de niños murcianos que comparten una educación multicultural y laica, alejada de extremismos.

Salah es trabajador social, y atiende a menores con problemas -tanto inmigrantes como españoles- en una ONG de Yecla. Murcia es ya su casa, pero no pierde sus raíces. Por eso acude todavía a cortarse el pelo a una peluquería marroquí de la calle Arrixaca, en el barrio de San Andrés, y allí disfruta hablando en su lengua materna con el peluquero mientras a través de la cristalera ve pasar a peatones de todas las razas y colores. Caminan por la acera estrecha ensimismados en sus pensamientos. Cada uno tiene su vida, sus orígenes, su historia. Todos disfrutan de los derechos sociales que les garantiza la democracia española, pero hay algo que les diferencia. Unos, los españoles y los ciudadanos de la Unión Europea, pueden votar. El resto, no. «Vivo aquí desde hace dos décadas; ésta es mi casa y conozco perfectamente la política local. ¿Por qué no puedo participar?», se pregunta Salah Eddine. A él le afecta, como a cualquier otro vecino, si su calle está o no limpia, si las farolas funcionan o si suben los impuestos.

Para evitar guetos

«Es importante que los inmigrantes puedan participar en esta sociedad. Si no, se forman guetos, hay división, y eso es malo para todos, para los españoles y para los extranjeros». Por eso, aplaude la propuesta que el PSOE ha llevado este fin de semana a su congreso federal. «Ahora hay polémica, pero en el futuro esto se verá con naturalidad. Es lo mismo que pasó con el voto de las mujeres».

Los que se oponen a esta medida aducen que es la nacionalidad española la que determina el derecho de sufragio. Sin embargo, sus partidarios subrayan que en las elecciones municipales debe ser la residencia la que marca ese derecho. Por eso, los extranjeros de países miembros de la Unión Europea pueden no sólo votar, sino presentarse a los comicios locales desde hace tiempo. En la última cita electoral, en el 2007, rumanos y búlgaros acudieron por primera vez a las urnas en España. El objetivo ahora es ampliar esa participación a todas aquellas personas que viven al menos desde hace cinco años en el país. «Es un derecho fundamental, básico», subraya Eddine. Ve con esperanza pasos como éste, pero eso no le impide percibir nubarrones en el horizonte. «El rechazo al inmigrante está aumentado, sobre todo desde que la situación económica ha cambiado». Sueña, pese a todo, con que sus vecinos le consideren uno más. Alguien que trabaja, vota y contribuye como el resto al engranaje social. Dos décadas después de su llegada, todavía hay quien por la calle le mira y en un instante construye una frontera.

Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/33915-sera_un_paso_mas_como_el_que_permitio_el_voto_a_las_mujeres.html