webislam

Domingo 5 Abril 2020 | Al-Ajad 11 Shaban 1441
762 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=10266

Hanah Montana. La niña de nuestros ojos

La decepción de una democracia ansiada

27/06/2008 - Autor: Anwar Astilleros - Fuente: Webislam
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Hannah Montana es un aleccionamiento muy americano del destino de la mujer: la soledad
Hannah Montana es un aleccionamiento muy americano del destino de la mujer: la soledad

¿Qué tienen que ver Hanah Montana y la ansiada democracia?Es Hanah hija de algún presidente avezado, de la modernidad de nuestro progresismo? A veces enciendo el televisor y observo los anuncios con interés sociológico y antropológico. Entre los muchos aparecidos en corto espacio de tiempo me llamaron la atención dos: el increíble Hulk que consistía en una máscara y unos puños del famoso héroe verde llamado en España "La masa" y especialmente Hanah Montana que consiste en un cojín-almohada tipo película "Grease", en el que las adolescentes se zurraban en las famosas fiestas de pijamas americanas, con la particularidad de que se puede abrir y en cuyo interior se hallan unas hojas que se pueden lavar (sí, lavar con agua).

También en sus mullidas tripas se halla un reproductor musical. He aquí los valores conceptuales de nuestra democracia, de nuestra modernidad. Suena un poco disparatado pero analicémoslo. Hulk es el héroe que sufre las transformación del ciudadano moderno, un ser civilizado, educado, agradable, tímido, un producto de la radiación que vuelve a propósito de Irán y la nueva amenaza nuclear. A los niños ya se los educa, como a nosotros, desde la más estrepitosa dualidad hombre-monstruo cuando en verdad somos hombres monstruos,así ,sin guión. Niños a los que preparan para una guerra nuclear con la esperanza de convertirse en la increíble "masa" dispuesta a ajusticiar el mundo.

Esta dualidad enfermiza horada mis sienes pues en realidad somos una misma cosa. En una ocasión escuché oír que cuando hacemos salat el diablo que llevamos dentro se inclina con nosotros. Respecto a Hannah Montana es un aleccionamiento muy americano del destino de la mujer: la soledad. ¿Extraña asociación esta verdad? El hecho de que un cojín contenga páginas interiores, a modo de diario, y que se pueden lavar resulta estremecedor. Nada es permanente en la ansiedad consumista. Los sentimientos de la adolescente se escriben en estas páginas que son pasados y arrasados por la lavadora cuando a la niña le parezca.

Un cojín-almohada que te habla al oído, a tí en persona, en exclusiva. Estos dos juguetes son el signo de los tiempos. Fiestas pijamas y el monstruo nuclear que renacen. Hanah Montana llegó con la modernidad y el progresismo barato de escuelas simétricas y funcionales, de desorientación y desarraigo, de tecnopaletismo. No tengo nada que objetar a nuestros mayores, demasiado han sufrido. En absoluto debemos de pedirles un esfuerzo mayor del que ya realizaron aunque se vieron arrastrados entre la tecnología masiva y grasienta de los nuevos tiempos y las zapatillas de esparto de campo, estéticas y genuinas pero poco cómodas.

Despúes de Hanah Montana vino Halloween haciéndonos partícipes de semejante festival hasta en los pueblos más obscuros de la España taurina. Aquí, en mi pueblo, todavía el pregonero conduciendo un destartalado Land Rover anuncia la noche de Halloween que es una prolongación de las ensoñaciones frustradas de nuestra querida Hannah Montana y su almohada. Casi siempre pregunto por qué si algunos están orgullosos de ser españoles desdeñan lo que es genuinamente nuestro, como Al Andalus. Sumidos en nuestra desorientación la raza política traduce al lenguaje neohispano los fenómenos de la modernidad y tratan de subir a España al tren de las potencias industriales, avanzadas y modernas.

¿A costa de qué? De la NATO y por supuesto de Hanah Montana, todo un fenómeno ideológico de la que nadie, ni siquiera nuestra ministra de igualdad está exenta. Detrás de cada detalle podemos notar la irradiación de la ideología .Y es que nuestros tiempos ultraliberales son como un enorme hueco en el devenir de los tiempos, unos tiempos en los que claridad y trasparencia se asocia a honestidad y democracia. El zorro siempre seguirá siendo zorro aunque se vista de oveja. Pudiera ocurrir al revés también. Qué absurdo. Me encanta aquella frase que en el Gatopardo pronuncia Lancaster:Que todo cambie para que todo siga igual.

Anuncios
Relacionados

La otra cara de la democracia occidental

Artículos - 08/09/2008

El Islam árabe y la democracia

Artículos - 08/09/2010

El genio de la democracia recorre las tierras del Islam

Artículos - 24/01/2011



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/33837-hanah_montana_la_nina_de_nuestros_ojos.html