webislam

Lunes 14 Octubre 2019 | Al-Iznain 14 Safar 1441
1371 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Artículos

?idt=10245

Fitna e Islam: respuesta a Geert Wilders

25/06/2008 - Autor: El Libertario y Buenaprensa - Fuente: El Libertario. Blog
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

como si la única interpretación válida del Corán fuera aquella efectuada por los integristas islámicos
como si la única interpretación válida del Corán fuera aquella efectuada por los integristas islámicos

En las últimas semanas, la aparición del corto titulado “Fitna” ha vuelto a poner sobre la mesa la polémica sobre el fanatismo la religión islámica. En el cortometraje de tan sólo 15 minutos se presenta al islam intransigente, fanático y violento como si fuese el único Islam posible, como si la única interpretación válida del Corán fuera aquella efectuada por los integristas islámicos. Esto constituye un error importante a la hora de efectuar la justificada crítica al Islamismo.

La gente sensata, ya sea laica o religiosa, sea de izquierda o derecha, no debe caer en ese error. Conviene diferenciar el Islam como religión y como forma de vivir la vida y las corrientes islamistas, que defienden una visión fundamentalista, intransigente y guerrera de los textos de la tradición islámica.

Quizás ese simplismo al referirse al Islam se deba a que, en el último siglo y medio, en el mundo árabe – islámico, las corrientes que han llevado la voz cantante son las que defienden una lectura literal y fundamentalista del Quran, de la Sunna o de otros textos de la tradición islámica. Tenemos los ejemplos del Wahabismo saudí o de los primeros pensadores del Salafismo, que defendían una vuelta a la tradición islámica y a la práctica del Islam más literalista para acabar con la “herejía” (hijra) y solucionar así los problemas del mundo árabe de ese momento y recuperar su antiguo esplendor. Esos teóricos paradójicamente llamados reformistas también se oponían a las corrientes aperturistas y de modernización del Islam que defendía el movimiento de Al-Nahda, partidario de combinar las ideas de la ilustración europea con las de la tradición islámica.

Integrismo. La parte por el todo.

Esas ideas integristas llevadas al extremo dieron como resultado el nacimiento del Islamismo (un movimiento político que se justifica en clave religiosa y pretende la creación de un Califato Islámico en las tierras del Dar Al-Islam que debe regirse según su interpretación rigorista y fundamentalista de los textos de la tradición Islámica). El punto de partida quizás lo encontremos en Egipto, en El Cairo, donde en los años treinta, tras la descomposición del Imperio Otómano, surgen los Hermanos Musulmanes de Hassan Al-Banna o de Sayyid Qutb. Posteriormente, este movimiento político, el Islamismo, se ha ido extendiendo por todo el mundo árabe – islámico y también ha sufrido muchas escisiones y reinterpretaciones. Están desde los que aspiran a islamizar la sociedad respetando el juego democrático hasta las corrientes más Yihadistas como Al-Qaeda, sin olvidar corrientes como Hamas que combinan su teoría Islamista con toques nacionalistas palestinos.

Pero no sólo existe un islamismo de corte sunní. Desde el triunfo de la revolución islámica de Jomeini en Irán (1979) también ha tenido un fuerte auge el movimiento islamista de corte Shi´i en países como Irak o Líbano, donde la organización terrorista Hezbollah (partido de Dios en árabe) es el brazo armado de los intereses de Teherán en la región.

Pero hemos de tener en cuenta que esas corrientes que acabamos de señalar y que pertenecen al movimiento político fundamentalista llamado islamismo es sólo una cara del Islam. Existen muchas corrientes del Islam con un claro carácter no – violento, como por ejemplo el Sufismo, y también muchos colectivos de musulmanes observantes pacifistas y críticos con las corrientes más fundamentalistas y con el Islamismo político. Por eso no debemos generalizar, al igual que no existe sólo una manera de vivir el judaísmo o el Cristianismo ni de interpretar sus textos, pues igual ocurre con el Islam.

En resumen, es necesario no generalizar. Respetar al Islam como religión y a sus símbolos y criticar a las fundamentalistas, retrógradas y violentas corrientes islamistas. A ver si los Geerts Wilders del futuro toman nota.

Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/articulos/33818-fitna_e_islam_respuesta_a_geert_wilders.html